29.4 C
Caracas
lunes, 28 septiembre, 2020

Pocos estudiantes y docentes en protesta marcaron el inicio del año escolar en los Andes

-

Por María Fernanda Rodríguez, Mariana Duque y María Danieri

Mérida, San Cristóbal y Valera.- Este lunes 16 de septiembre inició el año escolar 2019-2020 en Venezuela. En los tres estados andinos del país, Mérida, Táchira y Trujillo, se registró baja asistencia de estudiantes en las principales escuelas, mientras que muchos docentes se sumaron a las protestas regionales convocadas por la Federación Venezolana de Maestros (FVM).

En Mérida, la Zona Educativa registró un promedio de 45 % de asistencia de alumnos en las 892 escuelas que abrieron sus aulas este lunes en los 23 municipios del estado. La información la dio a conocer el jefe de la Zona Educativa en la entidad, Nelson Ruiz, quien precisó que un total de 109.259 estudiantes están inscritos en los niveles de educación inicial y primaria. Ruiz también indicó que 92 % del personal docente, administrativo y obrero acudió este lunes a las escuelas.

Sin embargo, el presidente del Sindicato de los Trabajadores de la Educación en el Estado Mérida (Sinditem), Máximo Briceño, desmintió las cifras dadas por la Zona Educativa del estado. “La realidad es que no hubo actividad hoy, pero mientras sigan operadores políticos en los cargos directivos de las escuelas mintiendo, no tendremos datos con franqueza y sinceridad”, afirmó Briceño.

En un recorrido hecho por El Pitazo por algunos de los principales planteles educativos de la capital del estado se observó baja asistencia de estudiantes y hermetismo por parte del personal docente asistente para dar declaraciones.

“Salarios miserables” y deserción escolar

En Mérida, los principales planteles educativos lucieron casi vacíos en este regreso a clases | Foto: María Fernanda Rodríguez

Aunque los docentes de Mérida no se sumaron a la protesta de calle convocada por la Federación Venezolana de Maestros, Máximo Briceño indicó a El Pitazo los principales problemas y las quejas del sector en la entidad. A su juicio, no se deberían haber abierto las escuelas hasta tanto no mejore al menos la situación salarial de los docentes.

- Advertisement -

“Realmente los salarios son miserables. Una quincena no cubre ni siquiera los gastos de alimentación del docente y su grupo familiar. Mucho menos puede comprar zapatos, cubrir sus servicios básicos ni pagar el pasaje para llegar a su lugar de trabajo”, expresó Briceño. Agregó que los docentes tampoco cuentan con seguridad social, situación que han manifestado al gobernador del estado en reiteradas reuniones.

El docente y principal representante del Sinditem también se refirió a la deserción escolar y a las dificultades de padres y representantes para comprar útiles y uniformes a sus hijos, lo que ha incidido en la baja de la matrícula escolar. “No es nada fácil el inicio de este año escolar. Estamos a las puertas de una paralización”, sentenció.


LEE TAMBIÉN: 
MAESTROS DE SUCRE INICIARON EL AÑO ESCOLAR LLAMANDO A UNA JORNADA DE PROTESTA



Déficit de cargos directivos fijos

Briceño también se refirió a la necesidad de que la gobernación anuncie el llamado a concursos de oposición para cargos de directores y subdirectores de las escuelas estadales, la mayoría de los cuales son ocupados actualmente por personal encargado.

“La principal necesidad que tenemos en estos momentos es la dirección de las instituciones educativas. El gobierno nacional ha puesto a dedo operadores políticos en las direcciones y subdirecciones de los planteles educativos. La pregunta que le hacemos al gobernador es si él va a mantener esa política de encargaduría o si va a aplicar el reglamento y que sea por vía de concurso de oposición que se asignen esos cargos”, puntualizó Briceño.

Al respecto, la Gobernación del estado informó este lunes sobre el llamado a concursos para 1.411 cargos fijos en el sector docente, los cuales iniciarían el próximo 23 de septiembre. El Sinditem exige al gobernador informar sobre cuáles serían las reglas y condiciones de esos concursos, qué tipo de cargos serían, dónde estarían ubicados y cuál es el presupuesto para los mismos que tiene la gobernación.

“El gobernador ha dicho que tiene serios inconvenientes para pagar a los docentes que ya están en nómina, entonces ¿cómo va a pagarles a quienes ocupen esos nuevos cargos?”, cuestiona Briceño.

Asistencia del 15 % en Táchira

En San Cristóbal, un grupo de docentes protestó frente a la Zona Educativa de la entidad | Foto: Mariana Duque

En San Cristóbal, apenas 15 % de los alumnos inscritos asistió a las aulas este lunes, mientras que 70 % de los docentes acudió a sus puestos de trabajo en las escuelas de San Cristóbal.

Sin embargo, mientras unos maestros llegaron a esperar a los niños, otros atendieron el llamado de la Federación de Maestros de salir a protestar frente a la sede de la Zona Educativa Táchira para exigir mejores salarios, mejoras contractuales, arreglo de la infraestructura de las instituciones y rechazar a quienes fueron ingresados como docentes exprés en el plan Chamba Juvenil.

Durante un recorrido realizado por El Pitazo en escuelas de San Cristóbal, se pudo observar poca presencia de estudiantes, quienes aunque portaban el uniforme escolar, se trataba de insumos que quedaron en buen estado del año escolar anterior, pues según sus padres es muy difícil que lleven todo nuevo.

María Sánchez estaba en una escuela de la Unidad Vecinal, junto a su hija que iniciaría el cuarto grado. Afirmó que no tuvo que comprarle zapatos ni uniformes, porque todavía le quedaban y estaban en buen estado, mientras que de cuadernos sólo le compró cinco de 10 libretas, porque no le alcanzaba.


LEE TAMBIÉN: 
AULAS VACÍAS Y ACCIONES DE PROTESTA MARCARON EL INICIO DE CLASES EN OCCIDENTE



Más docentes que alumnos

Joel Viña es docente de la Escuela Nacional La Concordia, donde aproximadamente un 80 % de los maestros acudieron, mientras que la asistencia de alumnos fue de apenas un 50 %, de 500 niños que hay en la matrícula.

Viña decidió salir a protestar este lunes exigiendo mejoras salariales. “No comparto que hayan asistido a dar clases, porque así como estoy yo que no me alcanza el sueldo, a ellos no les alcanza el sueldo. Todos los docentes tenemos que estar en pie de lucha, porque además no aceptamos a los docentes exprés, nosotros estudiamos cinco años, tenemos maestrías, postgrados y no va a venir alguien con un mes de formación a darle clase a los niños», dijo.

Yoneida Villarreal, quien da clases en la Escuela Nacional Graciliano Colmenares, indicó que de 26 docentes solo faltaron seis, quienes participaban en la protesta frente a la Zona Educativa, mientras que de una matrícula de más de 100 niños, llegaron unos 30.

Precisó además que los estudiantes están sin uniformes, que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) no funciona, aparte de que a la institución educativa le han robado implementos importantes para la formación. “Por eso protestamos y pedimos a los representantes que nos apoyen, lo que exigimos también es para sus hijos”, expresó.

Bella Osorio es directora de la Escuela Ramón Buenahora. Indicó que asistió el 99,5 % del personal docente y que quienes no llegaron están de reposo médico, pero de los niños sólo 12 % llegó a las aulas. Espera que para la próxima semana cambie el panorama. También informó que hay 230 niños inscritos, cuando en años escolares anteriores la matrícula era de 600 y 800 alumnos.

El subdirector de la Escuela Bolivariana J.A. Román Valecillos, Ender Robles, manifestó que de 273 alumnos en matrícula asistieron 104, mientras que de los docentes llegó el 100 %. Esta fue una de las pocas instituciones en donde sirvieron desayuno: deditos de harina de maíz. Para este martes esperaban contar con el almuerzo.

Según la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, el 70 % de las escuelas estadales estuvieron operativas con docentes y alumnos. En el 30 % de inasistencia destacó la deserción escolar, porque los niños no tienen uniformes, útiles y alimentos a pesar de que no es obligatorio llevarlo, así como también a los docentes que se han ido del país, que no tienen cómo trasladarse a sus lugares de trabajo.

Gómez se reunirá los días miércoles y jueves próximos con los docentes para buscar la manera de garantizarles la movilización a sus lugares de trabajo.

Baja asistencia de alumnos en Trujillo

En las principales escuelas de Valera reinó la ausencia de estudiantes | Foto: María Gabriela Danieri

El nuevo año escolar comenzó con baja asistencia en el estado Trujillo. En un recorrido por los planteles con mayor matrícula del municipio Valera, los directores explicaron que recibieron menos del 50 % del alumnado. La principal causa, comentaron, es la costumbre de los representantes de esperar hasta la segunda semana para incorporar a sus hijos a la escuela.

La directora de la Escuela Pascual Ignacio Villasmil, Yurwit Cardozo, detalló que de una masa de 423 estudiantes solamente acudió el 40 %. “Estamos a la espera de su reincorporación. Esta semana habrá actividades recreativas y deportivas. Es normal, porque aún están en proceso de prosecución”, indicó.

Igualmente, la falta del PAE no incentiva a los padres a llevar a los niños a clases. Las instituciones esperan recibir los alimentos a finales de esta semana. “El horario es de 7:00 a 11:00 de la mañana, durante esta primera semana y hasta que comience el comedor. Se espera que pronto se surtan”, dijo Cardozo.

En la Escuela Bolivariana Eloísa Fonseca, donde atienden a niños desde la etapa inicial, solamente se presentaron 108 estudiantes de una matrícula de 648. La directora del plantel, Ana Viloria, detalló que se debía al proceso de revisión de documentos, el cual se extendió durante esta semana.

En cuanto a la asistencia del personal, Viloria explicó que no hubo faltas, solamente casos específicos de reposos médicos y permisos especiales. “El personal asistió. Docentes, obreros, personal administrativo y madres cocineras. Estamos atendiendo a los niños hasta las 12, mientras inicia el comedor, y el personal hasta las 3.30 de la tarde”, precisó.

En la Escuela Ciudad de Valera, ubicada en el barrio El Milagro, la asistencia fue más alta. Según el director del colegio, Héctor Álvarez, se debió a la jornada de salud del Ipasme y a las actividades recreativas. “El personal está presente, en su mayoría. Algunos tienen permisos. Los alumnos, de 585, acudieron en un 80 %. A esta hora (10:30 am) se han ido, porque la atención es hasta las 11”, expresó el profesor.

No obstante, se notó la presencia de niños acompañados de sus representantes y sin uniformes. Solamente unos pocos portaban la vestimenta reglamentaria, quienes estaban en los salones y recibían charlas de personal de instituciones públicas.

Precisamente la falta de uniformes, zapatos y útiles fueron mencionadas por los maestros de aula como una de las causas de la inasistencia de los niños indicadas por los representantes. Algunos incluso dijeron estar a la espera del programa gubernamental de alimentación, a través de los Clap, para poder alimentar a sus hijos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado