Pocas unidades de transporte público reanudaron su labor en Trujillo

Las líneas de transporte urbano y suburbano, del estado Trujillo, reanudaron el servicio bajo la nueva modalidad de flexibilización de la cuarentena. Sin embargo, pocas unidades salieron a trabajar, debido a inconformidades en la tarifa del pasaje

60
El Terminal de Pasajeros permanece cerrado, pese a que a partir de este jueves, 4 de junio, algunos transportistas comenzaron a circular en la región, de acuerdo a la flexibilización de la cuarentena. Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- El transporte público, del estado Trujillo, reanudó su labor bajo la nueva modalidad de flexibilización de la cuarentena, este jueves, 3 de junio. De acuerdo con la información ofrecida por el Bloque de Transporte, luego de tres meses de paro involuntario, las autoridades permitieron la circulación de las rutas urbanas y suburbanas en el territorio regional.

No obstante, elterminal de pasajeros, del municipio Valera, donde se plantean hacer jornadas de desinfección a las unidades, permanece cerrado y pocos vehículos comenzaron a prestar el servicio. Esto debido a la inconformidad, de algunos conductores, con la tarifa actual del pasaje.

Según Douglas Vielma, presidente del Bloque Regional del Transporte, por ahora no habrá aumento. Los usuarios pagarán lo mismo que antes del periodo de aislamiento social, decretado a partir del 17 de marzo.

“No es fácil empezar a trabajar solo por recibir gasolina. En este momento, un litro de aceite para los vehículos, puede costar hasta novecientos bolívares” declaró Vielma, quien aseguró, pese a estas circunstancias, van a salir a la calle y cumplirán con las normas de prevención contra el virus.

LEE TAMBIÉN

Usuarios aseguran que gasolineros aplican redondeo al pago en dólares

Dos buses de cinco

Conductores de la Línea Cristóbal Mendoza, que cubre el trayecto entre los municipios Valera y Trujillo, explicaron que, de las cinco unidades autorizadas para circular, este jueves, solamente había dos disponibles. Una situación que atribuyeron a la decisión personal de sus compañeros.

“El terminal aún no está abierto. Nos dijeron que para el 15 (de junio) y apenas quedan dos días para trabajar. Por eso decidieron volver cuando pasen los diez días. También esperan que se apruebe un aumento del pasaje» comentó José Valecillos, quien, como sus colegas, espera un reajuste de las tarifas.

En esta ruta el pasaje está en 15.000 bolívares y si solo van a dejar montar a la mitad de los pasajeros, el dinero no les alcanzará para cubrir sus necesidades.
Además, bajo ese esquema de rotación de vehículos y el horario de cinco días de trabajo, por 10 días de confinamiento, cada conductor trabajará una vez cada 20 días.

No notaron la diferencia

En el municipio Valera, donde se esperaba la circulación de unas 20 unidades, los usuarios no notaron la diferencia con la cuarentena. A excepción del Bus Trujillo, que traslada solo al personal de salud, no había unidades y las personas caminaron para llegar a sus destinos. Igual ocurrió en el el municipio Pampán, donde los ciudadanos aseguraron, deben caminar o pedir cola a camiones.

«En Flor de Patria las personas, que viven para el sectores de El Valle, La Vera y Pajones, continúan haciendo su recorrido de largas horas y con el radiante sol, a pie, igualmente con el olvido de tapaboca,a pesar que eel municipio fue anunciado por un caso de COVID-19″ dijo una habitante de Pampán.

En el municipio Boconó, donde se detectaron también nuevos casos del virus, el transporte público no se activó por medidas preventivas.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO