22.5 C
Caracas
lunes, 10 agosto, 2020

Pacientes renales en Táchira no tienen gasolina para ir a dializarse

El anuncio de cuarentena y posterior suspensión del suministro de gasolina afecta a quienes de manera obligatoria deben cumplir con tratamientos médicos

-

Quienes deben acudir a tratamientos de hemodiálisis a diario tienen asignada una estación de servicio para cargar los vehículos en que se trasladan con combustible, sin embargo, los encargados en la distribución de gasolina en la entidad, suspendieron el abastecimiento, sin excepción.

La noticia tomó por sorpresa a quienes acudieron a la estación de servicio para surtir de gasolina y posteriormente ir a los centros de diálisis. «Esto es increíble de creer, yo llevo seis años consecutivos sin faltar a diálisis y hoy no pude ir porque no me echaron gasolina, yo vivo solo con mi esposa que es una persona mayor también, solo tenemos un carro y dependemos de él para mi tratamiento», dijo Marlon Parada, paciente renal.

El hombre de 69 años tiene además cirrosis hepática y por interrumpir su tratamiento por primera vez sintió las consecuencias físicas. «Vengo del fin de semana, estoy lleno de líquidos, estoy cansado, fatigado y con el cuerpo pesado. Me cuesta caminar porque no me han sacado ese líquido que es lo más urgente. Yo temo por mi vida, pareciera que lo que quieren es que nos vayamos a casa a morirnos», indicó.

LEE TAMBIÉN

Pacientes renales en Carabobo requieren de $500 mensuales para medicamentos

También Belinda Pérez, paciente oncológica, estuvo en la misma situación, pues fue a la estación de servicio a procurar comprar el combustible para asistir a sus sesiones de quimioterapias en el Hospital Oncológico. «Yo vivo en Palmira, debo atravesar prácticamente dos municipios para llegar a mi tratamiento así que sin gasolina no puedo hacer nada», reclamó.

Esta decisión de no abastecer de combustible para acatar la cuarentena fue tomada por el gabinete de combustible, que lo gestiona la diputada del Consejo Legislativo Nellyver Lugo. Posterior al anuncio, fue estipulado que tres bombas echarán combustible los días que las gandolas lleguen al Táchira.

«Yo hago responsable a la mesa de combustible de lo que me pase a mi y a todos los pacientes crónicos del estado, no es justo que haya tanto desorden y tanta desconsideración. Estamos hablando de gasolina para garantizar nuestra vida, no para revender», puntualizó Pérez.

- Advertisement -

La estación de servicio asignada para pacientes crónicos no recibió gandola que permitiera a cada uno abastecer su vehículo.

¿Qué tan útil fue esta publicación?