Osa frontina preñada en zoológico de Mérida pierde sus oseznos

Un ecosonograma hecho a Kika, cuya concepción en cautiverio fue un logro del Programa de Reproducción del Oso Frontino, desarrollado por la Corporación Merideña de Turismo y el Ministerio de Ecosocialismo, mostró su útero vacío

476

Mérida.- El Parque Zoológico Chorros de Milla de Mérida informó, la tarde de este domingo 14 de noviembre, que la osa frontina Kika perdió a los oseznos que tenía en su vientre. La concepción de esta osa se dio a conocer el 17 de octubre de 2020, pero un ecosonograma hecho esta tarde, luego de hallar rastros de sangre y líquido en el lugar donde se encontraba la osa, mostró su útero vacío.

Cuando los cachorros nacen sin vida, la madre los ingiere para evitar el acercamiento de depredadores y para su recuperación metabólica. «En horas de la mañana se evidenció presencia de sangre en el exhibidor de la osa y sin presencia de rastros de placenta o feto, por lo que se realizó de una vez la inspección médico veterinaria del departamento de salud animal de nuestro zoológico. Se decide realizar ecografía en horas de la tarde, esperando no ser invasivos en el proceso (…) Se evidenció útero vacío, asimismo, la presencia de líquido en la cama de nuestra Kika al momento de realizar el eco de confirmación», dice la publicación en Instagram del zoológico.

Una osa frontina del zoológico de Mérida está embarazada

Desde el pasado mes de abril se esperaba que en cualquier momento la osa Kia decidiera parir a sus cachorros, pues el apareamiento con Baraki, su pareja, ocurrió en agosto del año pasado. El período de gestación de esta especie oscila entre 9 y 13 meses, siendo la madre osa capaz de escoger cuándo parir, dependiendo de las condiciones climáticas y alimenticias del ambiente donde se encuentre.

«Es una triste noticia para nuestro equipo que dio todo lo mejor para que se llevara a cabo con éxito. Queremos agradecer a toda la comunidad merideña por el apoyo, a los padrinos de Kika por su atención constante», agrega el escrito del zoológico. En marzo de este año se hizo, incluso, un baby shower allí para recaudar alimentos, vitaminas y otros productos necesarios tanto para la osa como para sus oseznos.

En Venezuela se han hecho 14 intentos de reproducción en cautiverio de osos frontinos, conocidos también como osos andinos, una especie clasificada como «en peligro», según el Libro Rojo de la Fauna Venezolana y el Decreto Presidencial Nº 1.486, de fecha 11 de septiembre de 1996.

Solo dos de esos intentos han sido exitosos. Pese a este intento fallido de reproducción, el zoológico asegura que la gestación de Kika permitió avanzar en la documentación científica de esta especie en el país. En este objetivo también trabaja el Proyecto Oso Andino Guaramacal, cuyos miembros trabajan en la investigación y conservación del oso frontino en su hábitat natural del eje sur de la Sierra de Trujillo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.