Obispo de Trujillo invita a seguir el ejemplo de José Gregorio Hernández

Durante la misa de conmemoración por los 101 años de la muerte de José Gregorio Hernández, celebrada en el Santuario de Isnotú, Monseñor Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo, invitó a los fieles a que sigan el ejemplo del beato en todos los aspectos de su vida. Expresó que se debe dar una unión en torno a la veneración del médico, sin importar las disidencias políticas

39
El Obispo de Trujillo, durante la conmemoración de la muerte del Dr. José Gregorio Hernández, pidió a los venezolanos unirse en torno a la veneración del beato. Fotos: María Gabriela Danieri

Valera.- En el Santuario Niño Jesús, ubicado en la población de Isnotú, en el estado Trujillo, la diócesis regional conmemoró, con una eucaristía especial, los 101 años de la muerte del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, este lunes, 29 de junio. 

En la misa, que inició a las 12:30 p.m., Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo, invitó a los trujillanos a seguir el ejemplo del beato. La autoridad eclesiástica expresó que se debe dar una unión en torno a la veneración del Dr. José Gregorio Hernández, sin importar la disidencia política.

“En este momento histórico en el que la crisis de la pandemia y la sociopolítica, la que nos acompaña desde hace unos años, la que todos indistintamente padecemos, nos está pidiendo José Gregorio que asumamos su ejemplaridad diáfana y limpia del médico de los pobres y el médico de todos sin discriminación. Esta de nuevo con nosotros para tendernos una mano y sanar las profundas heridas de una sociedad que clama por un rencuentro» predicó Azuaje en la homilía.

LEE TAMBIÉN

Baltazar Porras nombra a José Gregorio Hernández para bendecir a periodistas venezolanos

Igualmente, abogó por las obras que requiere el pueblo natal del médico, para recibir, en el futuro, a los peregrinos.  «Que este pueblo de Isnotú, que lo vio nacer y crecer en su infancia, también se convierta en un modelo de convivencia y progreso. Hoy lo necesita más que nunca para poder abrir sus brazos a todos los peregrinos, que últimamente han disminuido, pero que espera ver crecer en número, cuando vengan a conocer y respirar el aire que el próximo beato respiró» dijo monseñor frente a los presentes, entre ellos el gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva. 

Medidas de seguridad 

El templo y las calles del pueblo estuvieron custodiadas por efectivos de la  Guardia Nacional y la Policía Regional, quienes mantuvieron limitado el acceso al casco central.  Solo unos pocos fieles se acercaron, principalmente residentes de la zona. El resto de los presentes eran miembros de la iglesia, funcionarios públicos, militares y personalidades civiles. 

La celebración estuvo limitada a miembros de la iglesia y algunas personalidades civiles y gubernamentales foto: María Gabriela Danieri 

El protocolo parroquial realizó desinfección en la entrada del santuario y exigió el uso permanente del tapabocas, para prevenir el contagio y la propagación del virus.  A propósito de esto, el padre Magdaleno Álvarez, rector del Santuario dedicado al beato venezolano, pidió a los trujillanos a estar unidos en oración desde casa. “Hoy es un día muy especial para los trujillanos, este 29 de junio, siéntanse representados  en el pequeño grupo que está aquí, con su obispo y sus sacerdotes.

Con el favor de Dios, y la intervención del Dr. José Gregorio Hernández, cuando pase toda esta pandemia nos vamos a encontrar” declaró Álvarez. Al finalizar la celebración, a las 3:00 p.m. sonaron las campanas y se anunció que para octubre se tiene prevista otra programación especial para la celebración del natalicio del médico santo de Isnotú. 

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO