Muere segunda víctima venezolana de explosión de bombona de gas en Perú

Yusleimy Salazar, una maestra de 40 años oriunda de Turén, estado Portuguesa, había resultado herida luego de un accidente doméstico ocurrido en Trujillo el pasado 31 de mayo. Su madre falleció y su hijo de 12 años permanece bajo estrictos cuidados médicos

2800
Yusleimy Salazar , maestra de 40 años, era oriunda de Turen estado Portuguesa ( foto cortesía de la familia)

Trujillo.- Yusleimy Salazar, una de los tres venezolanos quemados en la explosión de un cilindro de gas doméstico en la población de Trujillo, Perú, se convirtió este sábado 15 en la segunda víctima fatal de esta tragedia, registrada la mañana del viernes 31 de mayo.

LEE TAMBIÉN: 


Pacientes de un hospital en Trujillo consiguen difícilmente consultas con especialistas

La mujer, una maestra de 40 años de edad, presentó quemaduras en más del 90 por ciento del cuerpo y desde el fin de semana del accidente estuvo en la Unidad Cuidados Intensivos en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza de la capital peruana, donde recibía atención médica, pero su estado de salud siempre fue delicado.

El fuego le consumió toda su piel, por lo que las curas tardaban de 5 a 6 horas. El humo inhalado durante la explosión también afectó considerablemente sus pulmones, por lo que estaba intubada. La noticia se supo a través de familiares de las víctimas.

Hace tres días, el martes 12, falleció en el Hospital Villa El Salvador, en Lima, Perú, Hilda Torrealba, madre de Yusleimy y también maestra, y quien al igual que su hija, le sobrevino un paro cardíaco.

Un sobreviviente

El único que sobrevive es el niño Alfredo, de 12 años de edad, hijo de Yusleimy. Está siendo atendido en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borjas.

Salazar había emigrado a Perú hace un año, donde se ganaba la vida vendiendo hamburguesas. Su madre y su hijo, todos oriundos de Turén, municipio agrícola del estado Portuguesa, viajaron en marzo al país inca para iniciar una nueva vida, en busca de mejores oportunidades económicas.

Desde que se conoció del accidente, en Villa Bruzual, capital de Turén, familiares y allegados a la familia estuvieron recaudando insumos médicos y dinero para ayudar con los gastos y la recuperación de los tres venezolanos heridos.

DÉJANOS TU COMENTARIO