Motorizados no escapan de cobro en pesos para echar gasolina en Táchira

Al problema de la corrupción de funcionarios policiales y militares se suma el de la luz. Los cortes de electricidad se registran a diario, en distintos horarios y por variadas extensiones. Las bombas destinadas a los motorizados no tienen planta eléctrica

375
Motorizados táchira
Los motorizados hacen largas colas para sutir entre 8 y 15 litros de gasolina. Foto: Lorena Bornacelly

San Cristóbal.- Las colas de gasolina afectan a los dueños de carros, autobuses y motos. En el caso de los vehículos de dos ruedas, hay dos estaciones de servicio dispuestas para ellos. Sin embargo, las colas que deben hacer no se diferencian de las de los carros, pues también deben pasar horas esperando.

La corrupción es una de las principales denuncias de los conductores de motos debido a que aseguran que funcionarios policiales y militares permiten el paso preferencial de quienes pagan en pesos colombianos

“Los coleados nos hacen la vida imposible. La cola de nosotros es larga, pero se hace más larga porque los de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) o la Guardia Nacional dejan pasar primero a quienes llegan a ofrecer 10.000 o 20.000 pesos. Y quienes madrugamos o dormimos en la cola nos vemos afectados. Perdemos más 10 horas por culpa de la corrupción”, denunció Luis Santiago, motorizado en cola.


LEE TAMBIÉN: 

INTERVENIDO FUERTE ESKAMOTO POR PRESUNTO  ALZAMIENTO MILITAR

Además de ello, también se suma a los problemas los cortes de luz que se registran a diario, en distintos horarios y por variadas extensiones. Las bombas destinadas para motorizados no tienen planta eléctrica, por lo que deben esperar que sea restablecido el servicio o irse a sus hogares sin combustible.

“Cada apagón es de seis horas y como no hay cronograma hay días que uno cree que se va a ir en la tarde y la quitan es en la mañana y ya perdemos el día”, explicó Óscar Suárez.

En el caso de Omar Borrero, los factores que retrasan el poder surtir de gasolina afectan su trabajo de mototaxista. “Yo pierdo un día en tratar de echar gasolina. No tengo 10.000 pesos para pagar y colearme. El sacrificio que se hace es fuerte porque la cola es solo por 10 litros de gasolina que alcanzan solo para dos días de trabajo, y es insuficiente para uno tratar de ganarse lo necesario para comer y vivir. Hay que trabajar demasiado, por lo menos para tener dos comidas al día”, dijo.

Las colas de motorizados esperando por gasolina, al igual que la de los carros, se extienden por horas e incluso días ante la falta de gandolas con el combustible para abastecer a quienes esperan.

DÉJANOS TU COMENTARIO