Merideños cuentan con dos o tres horas continuas de electricidad durante el día

15

Mérida.- Los constantes y prolongados cortes eléctricos continúan en la ciudad de Mérida, impidiendo que los habitantes realicen sus actividades diarias con éxito, ya que en la mayoría de los casos, el servicio falla más de seis veces al día.

Al fallar el flujo eléctrico, también lo hace el servicio de agua, y para los sectores que no tienen gas doméstico cocinar se hace difícil, sumándose a la lista de inconvenientes de no contar con electricidad.

Los merideños esperaban un plan de racionamiento que les permitiera al menos organizarse ante el problema de electricidad, «sabemos que hay un problema gravísimo en las plantas eléctricas, al menos contábamos con que los que gobiernan hoy pudieran haber tenido un plan que ayudara a los venezolanos», dijo Juan Carlos Rodríguez, dueño de una zapatería ubicada en el centro de la ciudad.

Por su parte, Johana García, residenciada en la avenida Las Américas, comentó que en el caso de su residencia, cuando el servicio eléctrico falla debe subir ocho pisos y hacer más de cinco viajes para poder organizar los oficios de su casa. «Esto no es vida, nos han sometido a la miseria y a la zozobra, tan mal estamos que los que deberían colaborar para que esto mejore, no saben lo que tienen que hacer», comentó García, quien esperaba con sus vecinos poder llenar los baldes de agua.

Asimismo, los vecinos que no cuentan con gas doméstico, denunciaron tener más gastos los días que no han tenido corriente. «Compramos una cocinita para medio solucionar el tema de no tener gas doméstico, y ahora fíjate, tenemos cocinita eléctrica, pero no tenemos luz, nos ponen a elegir entre aguantar hambre o gastar un dinero que no tenemos», dijo un vecino que aseguró que solo comía cuando había corriente. Su sector ha estado hasta 12 horas sin electricidad.

Sin energía eléctrica no se produce

Ana Martínez, quien es comerciante independiente, comentó para El Pitazo que desde que empezaron los cortes eléctricos han disminuido sus ingresos económicos. «Yo hago queso porque eso me ayuda mucho, se los vendo a mis vecinos durante la semana, pero no tener luz me ha impedido trabajar porque si guardo los quesos en la nevera se dañan por falta de refrigeración», puntualizó Martínez .

El Pitazo también conversó con la dueña de un abasto ubicado en el centro de la ciudad, quien explicó que aunque tuvieron energía eléctrica toda la mañana, el punto de venta no funcionó, representando pérdidas para su negocio porque muy pocos clientes tienen suficiente efectivo para pagar los productos de su tienda.

Aunque los apagones cumplieron un mes el pasado siete de marzo, aún no se ha presentado un horario que permita a la comunidad organizarse con sus actividades, por lo que los merideños exhortan a las autoridades competentes de velar por los servicios de los ciudadanos, presentar una pronto solución que ayude a mejorar el día a día de los venezolanos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.