25.8 C
Caracas
miércoles, 21 octubre, 2020

Mérida | Sacerdote sufre agresiones físicas por funcionaria de la Guardia Nacional

Carlos Méndez recibe respaldo y gran apoyo por parte de sus feligresía, luego de difundirse algunos rumores de una supuesta detención judicial en su contra al ser agredido por la funcionaria

-

Mérida.- En horas de la tarde del miércoles 30 de septiembre, habitantes del municipio Tulio Febres Cordero, ubicado al sur del estado Mérida, se concentraron en las inmediaciones del templo católico de Nueva Bolivia, capital de este municipio, para brindar apoyo al prebístero Carlos Méndez, párroco de dicho templo, luego de ser agredido por una funcionaría de la Guardia Nacional (GN) en una estación de servicio.

A través de las diferentes redes sociales se pudo conocer que existía una presunta denuncia judicial en contra del sacerdote, quien el día anterior había sido agredido físicamente por una funcionaria de la Guardia Nacional (GN), en la estación de servicio denominada «El Latino», mientras exigía que se le suministrara combustible a los vehículos de los pacientes oncológicos, petición que fue negada por las autoridades presentes en el lugar.

Según testigo, el sacerdote Carlos Méndez, cruzó palabras con la funcionaría, para buscar una explicación y posible solución. Sin embargo, ella respondió con insultos, golpes y agresiones contra el sacerdote.

LEE TAMBIÉN

#VOTANDOREALES | CONRADO PÉREZ HACE CAMPAÑA EN TRUJILLO ENTREGANDO BOLSAS DE COMIDA

Pasados unos minutos los comentarios en las redes no se hicieron esperar y el apoyo que recibió el religioso fue contundente por parte de vecinos y feligreses de la parroquia. A través de una emisora radial de la localidad, compañeros sacerdotales indicaron que el presbítero se encontraba en perfectas  condiciones de salud y exhortaba a los lugareños a la paz y tranquilidad.

Quienes estaban en las inmediaciones de la casa parroquial insistían en quedarse para acompañar al sacerdote, pero el mismo prebístero les pidió que fueran a sus casas, debido al contexto de pandemia que se está viviendo en el país. «Estoy tranquilo, vayan a sus casas; no hay ninguna denuncia en mi contra. El amor y la paz deben prevalecer entre nosotros«, manifestó Carlos Méndez.

Por otra parte, el sacerdote señaló que no conoce a la funcionaria de la Guardia Nacional que lo agredió. «No conozco a esa señora, siempre he estado luchando por todos». Por ahora, se espera tener noticias de la presunta denuncia en su contra.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado