24.4 C
Caracas
jueves, 24 septiembre, 2020

Mérida | Investigadores hallan ejemplares de dos ranas endémicas en peligro de extinción

Miembros del centro de conservación Rescate de Especies Venezolanas de Anfibios amenazados ubicado en Mérida, encontraron ejemplares de las especies de anfibios conocidas comúnmente como rana de Jahn y ranita de La Culata, ambas endémicas y en peligro de extinción

-

Mérida.- Ejemplares de las especies conocidas con los nombres comunes de rana de Jahn (Hyloscirtus jahni) y ranita de La Culata (Aromobates duranti), anfibios endémicos de Mérida, fueron hallados por investigadores científicos del centro de conservación ex situ Rescate de Especies Venezolanas de Anfibios amenazados (Reva), único en su tipo en el país. Los hallazgos ocurrieron durante la cuarentena que se mantiene por el COVID-19.

Ambas especies estaban prácticamente desaparecidas desde la década de 1980. “En la década de los 80, la rana de Jahn era muy abundante, sobre todo en el bosque nublado de Monte Zerpa, ubicado en La Hechicera, en la zona norte de la ciudad de Mérida. En el año 2010 se localizaron dos ejemplares, pero desde entonces no se había visto ningún otro. Hace poco conseguimos aproximadamente 30 ejemplares, correspondientes exclusivamente a renacuajos”, explicó a El Pitazo Enrique La Marca, biólogo y profesor jubilado de la Universidad de Los Andes (ULA), director y fundador del Reva.

En cuanto a la ranita de La Culata, La Marca cuenta que el año pasado él y su equipo habían redescubierto una población de esta especie, de la cual capturaron seis ejemplares con el objeto de intentar reproducirlos en cautiverio, aunque aún no han tenido éxito en ello.

«Durante la pandemia por COVID-19 hemos localizado dos poblaciones adicionales. No hemos capturado ejemplares de esta especie, simplemente hemos registrado los animales en el campo. Sabemos que están bien y los dejamos tranquilos. Solamente estamos trabajando con los que capturamos el año pasado para ver si se pueden reproducir, lo cual todavía no hemos logrado, entonces no quisimos atrapar más animales hasta tanto no logremos la reproducción en cautiverio y sepamos cuáles son sus requerimientos específicos”, detalló el también doctor en Ecología Tropical.

LEE TAMBIÉN

Ecocidio en Maturín: caobas en la lista de especies en extinción

Alianzas y apoyos para buscar otras especies

- Advertisement -

En los últimos cinco meses el Reva ha obtenido tres becas de investigación para buscar tres especies de ranas diferentes que están desaparecidas. Una, conocida como la ranita amarilla o ranita arlequín de Mérida, vive en la Sierra de La Culata.

Otra es una rana endémica del páramo de Mucubají que llaman coloquialmente rana mapurite de Mucubají, debido a que tiene un olor muy fuerte. Por último, una ranita arlequín que habita en el Parque Nacional Guaramacal, ubicado entre los estados Portuguesa y Trujillo.

El Reva ha logrado establecer alianzas con otras organizaciones conservacionistas y ecologistas para la búsqueda de los anfibios desaparecidos, como el grupo de ecoturismo Selva y Niebla, ubicado en el municipio Cardenal Quintero de Mérida, donde está Mucubají, y con el Proyecto Oso Andino Guaramacal, cuyas labores se desarrollan en el referido parque nacional.

«El Proyecto Oso Andino Guaramacal, que está estudiando la presencia del oso frontino en ese Parque Nacional, tiene registro con cámaras trampa de que el oso frontino vive allí. Lo bonito es que en los lugares donde vive el oso frontino son también ocupados por una especie de rana arlequín, amarillo y rojo, que está desaparecida y que la estamos buscando”, explicó La Marca.

En el caso de la organización ecoturística Selva y Niebla, el equipo del Reva logró una alianza para que sus miembros y la comunidad a la que pertenecen colaboren con la búsqueda de la rana mapurite de Mucubají, ya que por la lejanía de este sector con la ciudad de Mérida, el trabajo de campo no puede hacerse tan seguido.

Trabajo arduo que rinde frutos

El Reva se fundó el 11 de mayo de 2018. En su corto tiempo de existencia ha tenido éxitos relevantes en reproducción de especies de ranas en cautiverio y en reintroducción en sus hábitats naturales de ejemplares reproducidos.

Organizaciones internacionales de amplio reconocimiento, como Joh’s Frogs, Global Wildlife Conservation, Mohamed bin Zayed Conservation Fund y Amphibian Ark, entre otras, han otorgado becas y financiamiento a este centro de conservación ex situ para sus investigaciones.

“A pesar de que estamos trabajando bajo condiciones muy difíciles, por la situación del país y la pandemia, nuestro trabajo está dando buenos resultados. Uno puede decir que el trabajo con tesón y con pasión rinde sus frutos”, afirmó La Marca, quien ha descrito 43 especies de anfibios en su larga y fructífera carrera como herpetólogo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado