Mérida | 120 niños no han vuelto a clases por daños en su preescolar

El techo del jardín de infancia Niño Simón, de Mérida, tiene más de 16 años con graves filtraciones. La humedad en las aulas impide ver clases allí, donde estudian 120 niños de preescolar

57
Las autoridades regionales no han comenzado a realizar las reparaciones en el jardín de infancia | Foto: María Fernanda Rodríguez

Mérida.- Por graves filtraciones en el techo, que datan de hace más de 16 años, 120 niños estudiantes de preescolar no han podido reiniciar clases presenciales en el jardín de infancia Niño Simón, ubicado en la ciudad de Mérida. Representantes y docentes expusieron a la prensa esta situación hoy lunes, 8 de noviembre.

Miguel Dávila, padre y representante de una niña estudiante del primer nivel en la referida institución, dijo que sus dos hijas han presentado alergias por ver clases en las aulas de esa escuela, contaminadas por la humedad que causan las filtraciones. «Mi hija mayor ya pasó para primer grado, pero también estudió preescolar aquí. A las dos les ha dado alergia por la humedad», aseguró.

Dávila, quien es ingeniero civil, estimó que en un mes podría cambiarse el manto asfáltico de todo el techo, para el que se necesitarían entre 60 y 65 rollos, cada uno con un precio estimados de 25 dólares. Dijo que los representantes se han ofrecido a colaborar económicamente y con materiales, pero las autoridades de la institución no permiten la ayuda.

Promesas incumplidas

En noviembre de 2020 El Pitazo estuvo en este preescolar, cuando los docentes expusieron públicamente la situación. Días después la escuela recibió materiales por parte de autoridades regionales, pero luego de eso no hubo más acciones para arreglar el problema.

Magdaly Herrera, docente en este jardín de infancia, explicó que las reparaciones a la infraestructura de este recinto son competencia de la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (Fede). Aunque han recibido algunos materiales por parte de este organismo, así como del actual candidato a la Gobernación del estado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), las reparaciones no han comenzado.

120 niños estudiantes de preescolar no han podido reiniciar clases presenciales en el jardín de infancia Niño Simón, ubicado en la ciudad de Mérida, por graves filtraciones en el techo | Foto: María Fernanda Rodríguez

«Vinieron dos hombres, un arquitecto y un funcionario que dijo que habían sido enviados por Jehyson Guzmán. Se subieron al techo, revisaron todos los daños e hicieron un avalúo. Dijeron que se necesitaban 2 camiones de arena y 50 pacas de cemento, porque lo demás nosotros ya lo tenemos desde 2018, cuando fue entregado por la Fede», dijo Herrera a El Pitazo hace un año, en noviembre de 2020.

Herrera agregó en aquel momento que les prometieron que al terminar unas reparaciones que estaban haciendo en el ambulatorio El Llano irían a reparar en la institución, pero todavía los miembros del jardín de infancia están a la espera.

Pese a que el gobierno de Nicolás Maduro llamó a reiniciar las clases presenciales en todos los niveles educativos desde el pasado 26 de octubre, son muchos los maestros que han denunciado que la mayoría de los planteles educativos públicos del país no están en condiciones para ello.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.