22.1 C
Caracas
lunes, 23 mayo, 2022

Hasta seis horas diarias sin electricidad pasan habitantes de Trujillo

-

Valera.- Los habitantes de los 20 municipios del estado Trujillo no pueden tomar previsiones ante los racionamientos diarios de Corpoelec. Esto se debe a que la empresa no ha informado los cronogramas. A mediados de abril fue la última vez que difundieron un horario a través de su cuenta de Twitter y medios gubernamentales.

Los trujillanos en la actualidad solo pueden adivinar los horarios de los cortes, que se producen hasta dos veces al día con una duración de dos a tres horas cada uno. En consecuencia, pasan hasta seis horas diarias sin energía.

Día y noche

«Yo vivo en Santa Inés, que queda en el Eje Vial Valera-Trujillo. Paso hasta seis horas sin luz. Se va en el día y en la noche. Además están los fuertes bajones, que me han quemado una computadora y un televisor», comentó María Lozada, habitante de esa comunidad del municipio San Rafael de Carvajal.

Esto también se repite en el municipio Rafael Rangel. «Vivo en Sara Linda, vía Isnotú, y allá la luz se va dos veces al día, en la tarde y en la madrugada. Lo peor no es eso, sino los bajones que queman bombillos. Yo por lo menos perdí una licuadora», expresó Alirio Calles.


LEE TAMBIÉN: 
FAMILIAS TIENEN UN MES SIN ELECTRICIDAD EN LA ZONA RURAL DE GUARICO EN LARA

De cada tres electrodomésticos que van a servicio técnico, dos son por fallas de luz | Foto: María Gabriela Danieri

En este particular, los comercios que ofrecen servicio técnico dicen atender en promedio de 10 a 15 clientes diarios afectados por los cortes no programados. José Segovia, técnico de electrodomésticos con 23 años de servicio, explicó que los objetos más sensibles son los microondas, las neveras, licuadoras y televisores.

«De cada tres equipos de microondas que me traen, dos son por las subidas de voltaje. Antes preferían comprar uno nuevo, pero ahora eso cuesta hasta cuatro veces el precio de la reparación», comentó Segovia.

Otros objetos que se dañan con frecuencia son las planchas, las secadoras y las cocinas eléctricas. «Esto es negativo para todos, pero obviamente nos ha traído más clientela. Ya pocos compran equipos nuevos y, con mucho esfuerzo, reparan los que tienen salvación», comentó José Rivas, encargado de un servicio técnico del centro de Valera.

Los trujillanos tienen hasta dos racionamientos diarios y padecen variaciones de voltaje que dañan sus electrodomésticos | Foto: María Gabriela Danieri

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a