Directivos expulsan a la comisión que aboga por la reactivación del Ivss en Valera

180
La comisión, encabezada por Fray Díaz, pidió la destitución de la directiva del hospital valerano. Fotos: María Gabriela Danieri

Valera- En la mañana de este martes, 22 de enero, la comisión técnica,integrada por la comunidad y trabajadores del Instituto Venezolano Seguros Sociales (Ivss), denunciaron que fueron expulsados del Hospital Dr. Juan Montezuma Ginnari, del municipio Valera, en el estado Trujillo, donde sostenían asambleas semanales.

Los ciudadanos abogan por la reactivación de este centro de salud, paralizado en 70%, desde mediados del 2018.

Lea también:

Frente Amplio de Mérida informó sobre la agenda para el 23 de enero

La decisión, tomada por la directiva, se amparó en una carta, en la que explicaban que las instalaciones solamente podían ser usadas para actividades institucionales o educativas. Ante esto, aseguraron que único objetivo es el rescate del hospital, el segundo en importancia de la región, y buscar soluciones a corto y mediano plazo.

Ana Mendoza, enfermera activa, detalló que se habilitó una entrada y una salida para los trabajadores y usuarios. Ambas vigiladas por funcionarios de la Guardia Nacional.

La profesional denunció también las violaciones a los derechos laborales de sus compañeros, quienes pese a tener permisos médicos, son sometidos a expedientes administrativos, aunque tengan 72 horas
para entregar justificativos.

Prohibición de contraloría

Fray Díaz, ingeniero y parte de la comisión, denunció que la directiva no ha ofrecido explicaciones sobres los hechos irregulares ocurridos recientemente. Uno de ellos es el intento de extracción de antibióticos y soluciones, el pasado 4 de enero; y la no reactivación de los servicios inactivos (Unidad de Cuidados Intensivos, Neonatología, Sala de Parto y Quirófano). Aunada a la prohibición de hacer contraloría, mientras el técnico revisaba la operatividad de la
planta eléctrica parada, pese a estar autorizados.

“El día de ayer (lunes) yo me trasladé al área de mantenimiento buscando al técnico de la planta que estaba aquí, pero el ciudadano subdirector, me pidió retirarme. No supe si se hizo la prueba de tacómetro, ni la prueba de revoluciones por minuto, porque creemos,suponemos, que es un saboteo, porque la planta prende, las luces y la parte eléctrica funcionan, pero no hace las revoluciones” relató Díaz.

Con base a estos acontecimientos, la comisión, acompañada de la presidenta del Colegio de Enfermeras del municipio, Sulbia Torrealba,y otros trabajadores; resolvieron exigir la renuncia de la directiva.Si esto no ocurre en 24 horas, se trasladará a Caracas y reforzará el informe de la inspección enviada de la administración nacional, hace 15 días.

“Solicitamos se abra el acceso al hospital, debido a que esta imposición va contra las normas de seguridad en un instituto público de salud. Exigimos un espacio para que el personal delibere los problemas internos y no estar sujeto a la clandestinidad.

Pedimos a nivel nacional, cuál es el presupuesto para el funcionamiento del hospital. Igualmente se debe nombrar una comisión de contraloría social para resolver los múltiples problemas con el personal en materia laboral, y funcionamiento de las unidades” comunicó Díaz.

DÉJANOS TU COMENTARIO