Estaciones de servicio permanecen cerradas en Mérida por falta de combustible

Desde hace varios días, las colas en las estaciones de servicio han incrementado por falta de combustible. Los consumidores no han podido recargar los tanques de sus vehículos y los trabajadores de las estaciones aseguran que las gándolas de gasolina no han llegado a la ciudad

407
Los merideños esperan que la situación se normalice en el estado. Foto: Violeta Santiago

Mérida.- En un recorrido realizado por El Pitazo en algunas estaciones de servicio de la ciudad este lunes, 13 de mayo, se constató que los usuarios permanecen a las afueras de las bombas sin poder surtir sus tanques porque no hay combustible, según afirman los trabajadores de las estaciones.

En conversación sostenida con los consumidores, afirmaron que han hecho colas de hasta 48 horas para poder surtir los tanques de sus vehículos, mientras que otros decidieron guardarlos para ahorrar la reserva de sus tanques y poder recargar cuando se “normalice” la situación de la escasez de gasolina; sin embargo, hay quienes tendrán que comprar gasolina revendida para continuar trabajando.

El Pitazo quiso conversar con los dueños de dos estaciones de servicio, pero no fue posible ya que aseguraron no estar autorizados para dar declaraciones.

Durante este lunes los merideños protestaron trancando con sus vehículos las avenidas de algunos sectores porque aseguran que lo dicho por los trabajadores de las estaciones es falso. “Ellos tienen gasolina, pero quieren revenderla. Yo conozco el caso de una amiga que pagó 200 dólares y a ella le llenaron el tanque”, dijo una de las protestantes.

No es la primera vez que los ciudadanos protestan por la escasez de gasolina. Durante el fin de semana, hubo varias protestas debido a la escasez de combustible. Un caso bastante comentado entre los consumidores fue el de la estación de servicio Lago América, ubicada en la avenida Las Américas. Allí, de viernes para sábado los trabajadores contabilizaron gasolina para 300 carros, sin embargo, el sábado en la mañana les manifestaron a los conductores que no trabajarían porque no tenían suficiente gasolina. Por este motivo, quienes estaban en la cola trancaron la avenida. Minutos más tarde llegaron funcionarios de la policía, quienes conversaron con los despachadores y estos accedieron a recargar 40 litros solo a 100 carros.

Las autoridades regionales no tienen información del motivo por el cual esta situación ha empeorado cada vez más en el estado Mérida. No obstante, los merideños esperan que la situación se “normalice”.

DÉJANOS TU COMENTARIO