Escasez de gasolina genera colas y fallas en transporte público de Valera

Los conductores del transporte público deben madrugar para abastecerse de gasolina. Recorren hasta cinco estaciones de servicio y pierden el día de trabajo. Como consecuencia, los usuarios padecen para poder llegar a sus casas

670
Largas filas se forman desde la madrugada en las estaciones de servicio de Valera, donde van a llegar las gandolas de Pdvsa | Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- Los conductores del transporte público del municipio Valera, estado Trujillo, deben madrugar para poder abastecerse de gasolina. Recorren varias estaciones de servicio y se quedan donde les dicen que va a llegar la gandola de Pdvsa. Como consecuencia, pierden un día de trabajo y dejan a los usuarios con pocas opciones para movilizarse.

En la estación de servicio del sector Cobrapsa, los transportistas llegan de los municipios Escuque, Rafael Rangel, Motatán, San Rafael de Carvajal e incluso de Timotes (Mérida), debido a que en sus localidades la distribución de combustible es irregular.

Rafael García, de la ruta suburbana Valera-Escuque, expresó haber recorrido todas las gasolineras de la ciudad antes de llegar a la de la avenida Bolívar, con calle 13 y 14, a eso de las 4:30 am de este 8 de mayo.


LEE TAMBIÉN: 

CON PARO DE TRANSPORTE AMANECIÓ EL PARAÍSO ESTE #8MAY

“Recorrí las bombas desde la Floresta, el sector La Esperanza, el Mercado municipal, pero en esta dijeron que iba a llegar la gandola ahorita. En Escuque hay una sola bomba y no abre desde el viernes pasado”, comentó García, quien si logra abastecer se irá a su casa a dormir para salir al día siguiente a trabajar.

Eleazar Rivas, también conductor de Valera-Escuque, expresó que él, si salía antes de las 5 pm, iba a retomar el trabajo porque la ruta quedaba con pocas unidades.

“Lamentablemente, no nos dan prioridad en las estaciones de servicio, solamente en la de Escuque, y allá tenemos más de ocho días sin gasolina. Dicen que no hay gandolas, que les faltan cauchos”, relató Rivas.

Los más afectados con la escasez de gasolina son los transportistas, y por ende, los usuarios en horas pico | Foto: María Gabriela Danieri

Revendedores

Los conductores explicaron que es improbable saber cuándo venderán gasolina en las estaciones, a las cuales les distribuyen con un día de por medio. Esto, al parecer, se debe a fallas en la flota de gandolas y las protestas en la vía Zulia-Trujillo.

“Estamos esperando que llegue la gandola a la una de la tarde. Hay retrasos porque, supuestamente, les están lanzando piedras de Mene Grande para acá. Otra cosa que nos afecta a nosotros es la electricidad. Por lo menos, si llega la gandola ahorita, hay que esperar tres horas para que llegue la luz”, dijo Jesús Aguilar, conductor de la línea urbana 48.

DÉJANOS TU COMENTARIO