Entre barro y río crecido pasaron los venezolanos a Colombia

Las trochas volvieron a ser las vías de comunicación entre Venezuela y Colombia por el cierre de frontera. El barro y el río Táchira con sus aguas crecidas no fue una limitante

670
Yonder Uzcategui llegó lleno de barro después de cruzar la trocha a buscar medicinas para quimioterapia. Mariana Duque

San Cristóbal.- Después del cierre de frontera anunciado por el presidente de Colombia, Iván Duque, como medida de prevención del coronavirus,  los venezolanos que necesitaban cruzar al Departamento Norte de Santander a adquirir alimentos y medicinas recurrieron a las trochas. 

Entre barro y con el agua del río Táchira sobre las rodillas se atrevieron a pasar quienes habían viajado de otros estados del país y se encontraron con la noticia del cierre, así como también quienes requieren la compra de tratamientos para enfermedades crónicas, que no se consiguen en Venezuela. 

La avenida Venezuela de San Antonio, municipio Bolívar, tenía poca afluencia de ciudadanos y pocos negocios abiertos, pero en las calles alternas que conducen a las trochas se observaban personas con maletas, bolsos, costales y bolsas, con las piernas llenas de barro y algunos de ellos caminando descalzas. A lo largo de la avenida y de esas calles, hombres pasan diciéndole a los transeúntes que los llevan a Colombia, el costo es de 15 mil y 20 mil pesos, aunque en la mitad del camino puede que aparezcan quienes cobren unos 5 mil pesos más.

A comprar medicinas

Yonder Uzcategui llegó a San Antonio a las 6 de la mañana a buscar un medicamento para quimioterapia. Recurrió al cruce de trocha para cumplir su objetivo, y al regresar a Venezuela estaba lleno de barro. “Andaba buscando una medicina de quimioterapia para un familiar que tengo con cáncer y no tenía otra opción sino pasar, de paso la policía de Colombia tiene trancado desde la urbanización Tamarindo y tiene uno que saltar talanqueras”, dijo.

LEE TAMBIÉN

DELCY RODRÍGUEZ CALIFICA DE IRRESPONSABILIDAD CIERRE DE FRONTERA POR PARTE DE COLOMBIA

Inicialmente le cobraron 5000 pesos, pero en el camino se consiguió al menos 10 alcabalas más que piden colaboración en donde tuvo que dar entre 1000 y 2000 pesos.En la misma situación se encontraba Homero Cruces , de 60 años de edad, quien cruzó por trocha para comprar un medicamento. Aunque vive en San Cristóbal se enteró del cierre de frontera al llegar a San Antonio del Táchira. Llorando, le pidió al presidente Iván Duque volver a abrir las fronteras, necesarias para la compra de alimentos y medicinas para los venezolanos.

Néstor Cruces le pidió llorando al presidente Iván Duque la apertura de la frontera 

Considera que debieron avisar con más tiempo la medida de cierre. “Tardé una hora para pasar la trocha, había un puente, una arrocera, gente embarrada saltando una pared de tres metros, unas escaleras. Me dio miedo, es muy bravo pasar por ahí, va mucho anciano cayéndose”, agregó. Le da temor que el país se quede sin comida por este cierre fronterizo. “La gente vive de ir y venir, todos necesitamos de la frontera”, acotó. 

Viajeros

Karola Ibarriento salió de Valencia a las 4 de la tarde del viernes, al llegar a las 7 de la mañana a San Antonio del Táchira se encontró con el cierre de frontera. Necesita viajar a Bogotá, porque allá trabaja como mesonera, pero le da temor cruzar por trocha, por lo que pensó en regresarse.“No podemos sellar porque todo está cerrado, me da miedo pasar por la trocha, nunca he pasado por ahí… voy a esperar un rato a ver si puedo pasar, sino espero a que pase la cuarentena y me regreso”, agregó.

LEE TAMBIÉN

MILITARES DE COLOMBIA DEVUELVEN A QUIENES INTENTAN CRUZAR LAS TROCHAS

En igual condición está Claudia, quien tiene 10 semanas de embarazo, y requiere regresar a su lugar de trabajo. “Cada una de nosotras viene de destinos diferentes, ella viene de Calabozo, yo vengo de San Fernando de Apure y ella es de Valencia. Ella trabaja en Bogotá, yo voy a Bucaramanga, ella también tiene destino a Bucaramanga. Dicen que es un peligro pasar por las trochas, da mucho miedo”, acotó.

Tres mujeres de distintos destinos de Venezuela requerían viajar a Colombia y temían cruzar las trochas 

Descalzas, llenos de barros y con costales en hombros pasan maleteros por las trochas

Cerca del mediodía de este sábado las autoridades colombianas habilitaron un corredor humanitario para el retorno de venezolanos que quedaron represados en Cúcuta, no permitieron ningún ingreso a su país. 

La avenida Venezuela de San Antonio del Táchira tuvo poca afluencia de gente 

4.43/5 (7)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO