20.9 C
Caracas
viernes, 20 mayo, 2022

Entre 3 y 20 horas dura cada apagón en los Andes

Hasta 20 horas sin servicio eléctrico en el lapso de un día pasan habitantes de Táchira; mientras, en Mérida varios sectores han estado 15 horas sin luz en 24 horas, y en Trujillo, el racionamiento pasó de 3 a 9 horas diarias. Los prolongados apagones se suman a las deficiencias de otros servicios básicos

-

Mérida, San Cristóbal y Valera.- El racionamiento eléctrico aplicado en los estados andinos del país es cada vez mayor. Habitantes de Mérida, Táchira y Trujillo reportan cortes de entre 3 y 9 horas continuas y hasta un total de 20 horas sin luz en el lapso de un día. La situación crítica ha llegado a tal punto de gravedad que un joven fue asesinado en Mérida ayer, lunes 4 de mayo, mientras protestaba junto a varios vecinos durante el segundo apagón del día registrado en su sector.

Aunque Corpoelec Mérida publicó un Plan de Administración de Cargas (PAC) el pasado 21 de abril, el cual contemplaba cortes de 6 horas continuas, El Pitazo ha constatado que el referido plan no se cumple. Sectores de distintos municipios pasan hasta 15 horas sin electricidad en el lapso de un día y no todos los cortes son de 6 horas; unos duran más y otros menos. Las fluctuaciones de voltaje son otro agravante en el funcionamiento del servicio.

El gerente de Corpoelec Mérida, Ricardo Cadenas, indicó este martes, 5 de mayo, en alocución radial transmitida por varias emisoras locales, que la suspensión del servicio en la entidad será de 12 horas diarias en cada uno de los 43 circuitos no priorizados, divididas en dos bloques de 6 horas de corte. Sin embargo, varios usuarios reportaron a El Pitazo que los cortes que han tenido hoy no han sido de 6 horas exactas.

Táchira, el más afectado

Los cortes y bajones eléctricos en San Cristóbal y demás municipios del estado Táchira se intensificaron desde el pasado fin de semana, cuando se registraron racionamientos de hasta 20 horas en un mismo día. En algunos sectores fueron consecutivas y en otros, divididas por bloques.

A las 12:30 am (madrugada) de ayer se registró un apagón general en la capital tachirense que tuvo una duración de hora y media. Posteriormente, la luz se volvió a ir a las 3:00 am y llegó a las 9:00 am en algunos sectores; en otros regresó a las 3:00 pm. Este martes, 5 de mayo, hubo otro apagón general hacia las 3:40 pm, que afectó también a otros estados del país.

Selena Valderrama, habitante de la avenida Rotaria, denunció a El Pitazo que ayer tuvo tan solo tres horas de energía eléctrica, lo que le impidió trabajar y realizar actividades del hogar. Sol Jiménez, por su parte, vive en Palo Gordo, municipio Cárdenas, e indicó que este martes el servicio eléctrico no ha permanecido ni una hora. “Ya no hay ni un poquito de control en los famosos horarios que ellos habían dado. Hoy se ha ido la electricidad ya cinco veces en Palo Gordo. No dura ni una hora completa”, dijo.

LEE TAMBIÉN

Sistema eléctrico de Venezuela sigue vulnerable ante un nuevo apagón nacional

Por su parte, María Chacón, habitante de Las Lomas, manifestó que en ese sector y en Santa Teresa los racionamientos son de 15 horas diarias, a lo que se suma que la mayoría de los habitantes no reciben gas doméstico desde hace casi un año, por lo que se ven obligados a cocinar con leña. Orlando Contreras, habitante de La Grita, municipio Jáuregui, en el norte del estado, indicó que allí también pasan diariamente 15 horas sin luz y que además padecen los racionamientos de agua y la falta de gas y gasolina.

Cortes eléctricos aumentaron de tres a más de nueve horas en Trujillo

A mediados de marzo, cuando inició el período de cuarentena nacional por el COVID-19, los racionamientos eléctricos en el estado Trujillo eran de 2 y tres horas diarias. Un mes y medio después la ciudadanía padece cortes de 9 horas al día y, en ocasiones, hasta de 12 horas. 

Corpoelec Trujillo renovó el cronograma de racionamientos ayer, con vigencia hasta el 11 de mayo. Esta es la cuarta vez en el año que la empresa extiende el horario; según este, la población puede pasar un máximo de 12 horas diarias sin luz. La duración de estas interrupciones programadas, según informó Corpoelec en marzo, varían según la situación del Sistema Eléctrico Nacional.

Durante el mes de abril varios usuarios reportaron a El Pitazo que pasan hasta 6 horas diarias sin luz. Sin embargo, este no ha sido el tope. Desde que comenzó mayo, Corpoelec ha suspendido la energía hasta 9 horas diarias, en dos bloques de 6 y 3 horas. Incluso, en casos puntuales, algunas comunidades manifestaron pasar 12 horas sin luz luego de la ejecución de 2 bloques de 6 horas cada uno. 

En poblaciones con climas calurosos, como Motatán y los municipios del Eje Panamericano, la suspensión de servicio en la noche y parte de la madrugada hace imposible conciliar el sueño. “Aquí en el sector Giraluna el racionamiento ha afectado muchísimo. No hay control sobre el racionamiento. La cortan cuatro horas en el día y otra vez en la madrugada. Nos afecta la manera de dormir, ya que el calor y los zancudos no se aguantan. Es desesperante», manifestó Luismary, habitante de Motatán.

En Valera, Carvajal y Trujillo, la electricidad también es fundamental para cocinar. “Vamos a entender que, supuestamente, existe un grave problema eléctrico, pero qué les cuesta cumplir un horario para poder tomar medidas. ¿Cómo hacemos las familias que dependemos de cocinas eléctricas por la falta de gas?”, expresó a El Pitazo un ama de casa del sector El Country, en Valera.

El Pitazo contabilizó 71 apagones en el estado Táchira durante el mes de abril, mientras que en Mérida, la asociación civil Promoción, Educación, Defensa en Derechos Humanos (Promedehum) indicó que algunos sectores del estado pasaron hasta 223 horas sin servicio eléctrico el mes pasado. «Durante abril, en la ciudad de Mérida, en promedio, los cortes de electricidad aumentaron 190% con relación al mes de marzo», indicó Promedehum en nota de prensa.

Con información de María Fernanda Rodríguez, Mariana Duque y María Gabriela Danieri.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a