25 C
Caracas
lunes, 22 julio, 2024

En Táchira lavan ropa a medianoche por los constantes apagones

Quienes pasan todo el día sin electricidad han dejado de dormir y descansar para dedicarse a lavar o limpiar en las pocas horas con luz durante la madrugada

-

Táchira.– Tan solo dos o máximo seis horas al día tienen electricidad los ciudadanos del estado Táchita. En muchas oportunidades el tiempo con el suministro de energía es en la madrugada, razón por la que la dinámica de las familias ha cambiado para lavar ropa o cocinar con hornillas eléctricas, ante la falta de gas.

Mariela Sánchez, tachirense y madre de dos hijos de ocho y 11 años, contó a El Pitazo que cuando tiene electricidad aprovecha de lavar la ropa de sus dos niños, su esposo y la de ella, pues aunque cumplen cuarentena, el cambio de vestimenta es obligatorio en su hogar. “Hemos leído tanto de las rutinas para preservar la paz mental que nosotros nos paramos, si hay agua nos bañamos o sino nos cambiamos de una vez. Quitarse la ropa de dormir es la primera norma que establecimos en casa y eso hace que tengamos mucha ropa sucia, entonces me toca pararme a la hora que sea a lavar”, explicó.

Su esposo se dedica a la venta de jabón genérico así que no es una limitante para ellos, pero sí lo es el no tener electricidad, pues en tres oportunidades ha debido usar la lavadora en horas de la madrugada. “La primera vez fue a las 12 de la noche, luego a las cuatro de la mañana y ayer a la 1:30 de la mañana. No es fácil, uno se para con sueño y pereza, pero muchas veces si ponen la luz en el día no hay agua, por ejemplo, entonces no siempre se puede a horas decentes y lavar a mano es lo mismo si no hay agua, me toca trasnocharme”, explicó.

LEE TAMBIÉN

Apagones en Táchira duran hasta 24 horas

Otro caso similar es el de Andrea Romero, quien ha debido lavar su ropa en horas de la madrugada por los constantes apagones. “Lo odio. De verdad detesto lavar ropa en la madrugada porque estoy durmiendo mal por la cuarentena y de paso con los cortes de electricidad es peor, hay que pararse si se quiere usar la lavadora a la una o a las cuatro de la mañana. Y con miedo de que no se vaya a quemar o dañar porque mientras hay electricidad también los bajones son a cada rato. Es estresante”, indicó Romero.

La cotidianidad cambió por completo. No hay un cronograma establecido de las horas en que habrá apagón o por cuánto tiempo, así que las pocas horas con luz son aprovechadas en hacer cualquier labor del hogar que requiera electricidad, como lavar o cocinar, pues la escasez de gas obliga a las familias a preparar alimentos en hornillas eléctricas.

Para Nancy Salas la prioridad es hacer comidas que pueda consumir durante el día, debido a que desde julio de 2019 no les despachan gas doméstico. “Yo me paro en la madrugada o si la ponen en las tardes y preparo arroz en la arrocera, cocino papa, zanahoria y hago caraotas o lentejas. Mi esposo y yo las comemos hasta por dos días. La cocina eléctrica nos salva, pero en Barrio Sucre (donde vive) quitan la luz 20 horas en un día ¿quién puede comer así?”, preguntó Salas.

Los apagones en el estado Táchira van desde las 18 hasta las 24 horas a diario.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a