En la frontera del Táchira protestaron contra los apagones

En San Antonio del Táchira salieron la mañana de este 15 de mayo y marcharon hasta las instalaciones de Corpoelec a reclamar por los cortes de electricidad

62
En la frontera rompieron la cuarentena para protestar por las fallas eléctricas | Foto: cortesía

Residentes de San Antonio del Táchira, en el municipio Bolívar, frontera de Venezuela con Colombia, salieron a protestar este viernes, 15 de mayo, pues a diario tienen de cuatro a seis horas de electricidad únicamente, además que hay familias que no tienen gas doméstico, por lo que no pueden preparar alimentos en las hornillas eléctricas.

Desde distintos puntos salieron de manera espontánea las personas y marcharon hasta las instalaciones de Corpoelec, en el lugar aguardaban ya funcionarios de la Guardia Nacional para impedir el ingreso hasta el sitio. Sin embargo, los ciudadanos no se retiraron del sitio pese a la presencia de los uniformados, sino que mantuvieron allí la manifestación, gritando que querían hablar con la persona encargada, que exigían una explicación y que estaban cansados de no tener luz.

“Estamos protestando porque estamos cansados de esto. La frontera pasa 22 horas sin electricidad y eso no es justo. La cuarentena es imposible de cumplir porque uno encerrado en la casa sin comer, sin gas, sin bañarse, sin agua, sin poder ver televisión porque ni hay luz, y de paso, cuando quitan la electricidad también nos quedamos sin señal de Movistar, Digitel y Movilnet, entonces no hay nada que podamos hacer todo ese tiempo”, explicó un ciudadano que pidió se reservara su identidad.

LEE TAMBIÉN

Alcalde de San Cristóbal exige una solución a frecuentes cortes de luz

Según estimó esta persona, aproximadamente 100 militares bordeaban la instalación de Corpoelec desde que empezó la marcha. “Nosotros no íbamos a causar algún daño o a cometer actos de vandalismo, solo queríamos una respuesta a todo lo que estamos viviendo porque ya no aguantamos. Menos mal que se dieron cuenta que no teníamos malas intenciones sino que queríamos hablar y dejaron entrar a las mujeres”, dijo.

Nueve mujeres ingresaron a hablar con la persona responsable de la empresa eléctrica en la localidad, expusieron sus inquietudes, las circunstancias en que viven por no poder cocinar, por no tener gas ni electricidad a la vez, y lo difícil de mantener no solo la cuarentena, sino el toque de queda que se estableció en el municipio Bolívar por ser zona de frontera. Según les explicaron, la razón de los apagones obedece a la sequía que no permite que la represa de Uribante genere la electricidad que requiere el Táchira.

Con tapabocas y cacerolas hicieron esta protesta que, pese haber cuarentena, estado de excepción y toque de queda, se llevó a cabo, pues los vecinos del sitio pasan de 12 a 24 horas sin electricidad a diario.

Militares esperaban a los manifestantes en las inmediaciones dé Corpoelec | Foto: cortesía Rosalinda Hernández

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO