El milagro que esperan los trujillanos es la paz de Venezuela

Los habitantes del estado Trujillo acudieron al Santuario Niño Jesús de Isnotú, en el municipio Rafael Rangel, para celebrar natalicio número 155 de José Gregorio Hernández. Pese a la escasez de transporte, los trujillanos no pasaron la fecha por alto

379

Valera.- Centenas de personas acudieron al Santuario Niño Jesús de Isnotú, en el municipio Rafael Rangel, para celebrar el natalicio de José Gregorio Hernández, este sábado, 26 de octubre. 

Parte de los devotos caminaron desde el sector La Floresta, del municipio Valera, hasta el templo, desde las seis de la mañana. Todos con la promesa de pagar los milagros de El Venerable y para abogar por la paz en el país.
«Yo lo único que le pido a José Gregorio Hernández es la paz del país, eso es lo que queremos todos. No aguantamos ya. Pedimos que nos ayude», dijo Pedro González, quien se encontraba en la celebración eclesiástica, oficiada por el Obispo de la Diócesis de Trujillo, monseñor Oswaldo Azuaje. 

LEE TAMBIÉN

BAJADA DE LA CHINITA SE CELEBRA ESTE #26OCT

Nelson Salas comentó que su mayor deseo es la beatificación del Médico de los Pobres. «Queremos que lo hagan Santo para tener uno entre nosotros. Ya es hora, tiene todos los méritos. A título personal le pido la paz para Venezuela y que las cosas sean de otro modo», expresó el creyente.

Testimonios de milagros

No faltaron quienes fueron en familia para agradecer por los favores concedidos. «Yo vive desde Escuque, nos vinimos caminando desde las seis de la mañana para pagar una promesa. Hoy, hace un año exactamente, que ingresó mi hija al hospital para ser operada de un tumor de casi seis kilos. Eso en el cuerpo de una niña de 15 años. Para la gloria de Dios y a toda la fe a José Gregorio, todo salió bien» relató María Eugenia Villarreal.

En el templo, los asistentes celebraron con cánticos y oración los 155 años del nacimiento, sin que faltara el cumpleaños y la torta. En el lugar estuvieron presentes las autoridades de Protección Civil, Policía de Trujillo, Cuerpo de Bomberos y Guardia Nacional.

Falta de transporte

El transporte público estuvo escaso, pues a diferencia de 2018, Bus Trujillo no activó ruta de contingencia para trasladar a los feligreses. No obstante, esa no fue la única razón: la falla en el suministro de gasolina en la región propició la falta de unidades de las líneas suburbanas y vehículos particulares. 

 El Transporte público fue escaso y los feligreses se trasladaron en vehículos piratas | Foto: María Gabriela Danieri
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.