Déficit de personal representa principal crisis del Hospital Universitario de Los Andes

Médicos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes de Mérida denunciaron que la precariedad salarial es la principal causa de la renuncia masiva de personal, sobre todo de las áreas de enfermería, servicios generales, ingeniería y mantenimiento. Una sola enfermera atiende en ocasiones hasta 15 pacientes

193
Cerca del 52% del personal de enfermería ha renunciado al Iahula en los últimos años | Foto: María Fernanda Rodríguez

Mérida.- Más del 50% del personal de enfermería del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), principal centro asistencial de Mérida, ha renunciado en los últimos años. El déficit de personal de mantenimiento, ingeniería y servicios generales también aumenta debido, principalmente, a los bajos salarios que reciben. Así lo manifestaron médicos de este hospital en rueda de prensa ofrecida este martes, 2 de febrero.

«Me atrevería a decir que un 52%, con respecto al área de enfermería, tiene una deficiencia en el hospital. Obviamente esto trae sus consecuencias de limitación y el cierre de ciertas áreas para darle mayor cobertura a las que son más álgidas, que son las de la emergencia. Esto está condicionado fundamentalmente por dos razones. La primera es el sueldo; prácticamente estamos pagando para venir a trabajar. Segundo, porque cada vez se nos reduce más el cupo de gasolina para el hospital centinela. En el último surtido, que fue el sábado 30 de enero, fueron reducidos a 100 cupos», dijo a El Pitazo Estrella Uzcátegui, jefa del Servicio de Cirugía General del Iahula y miembro del Comité creado en este hospital para la atención del COVID-19.

Sobre el mismo asunto se refirió Jueida Askoul, miembro del Comité COVID-19, quien indicó que debido al déficit de personal de enfermería, ha ocurrido que una misma enfermera deba atender a 15 pacientes a la vez.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Científicos analizan casos de pacientes reinfectados con COVID-19

«El problema no es solamente el personal de enfermería, sino también del área de ingeniería y mantenimiento, donde no contamos con personal que pueda asistir los daños que tenemos en relación a la infraestructura del hospital. Tampoco hay suficiente personal en el área de servicios generales, que son los que se encargan de la vigilancia, el orden y el buen funcionamiento de las áreas de limpieza del hospital. A veces no tenemos ni siquiera una camarera en áreas críticas como lo es un quirófano o sala de parto», señaló Askoul.

La médica agregó que existen deficiencias en equipos y suministros de bioseguridad para cubrir las necesidades de todo el personal que trata con pacientes contagiados de coronavirus.

Robos por falta de vigilancia

Uzcátegui también informó que fueron retirados del hospital los milicianos que cumplían funciones de vigilancia en el área de estacionamiento. Esto ocurrió tras la denuncia del robo del quemador del incinerador de desechos biológicos, ocurrido el pasado 24 de enero, hecho a partir del cual los médicos exigieron a las autoridades competentes poder contar con mayor seguridad.

«No entendemos cómo la poca seguridad que tenía el hospital, que eran los milicianos a nivel del estacionamiento, desapareció a los pocos días (del robo del quemador). Esto creó el caos. No hay control de las personas que se estacionan en el hospital, con los consecuentes robos de baterías que han ocurrido a partir de ese momento», denunció.

Tratamiento y pruebas para COVID-19 fallan

Por su parte, Geraldine González, directora de Atención Médica del Iahula, señaló que hay constantes fallas en la existencia de medicamentos indispensables para el tratamiento del COVID-19 en este hospital centinela, así como de pruebas rápidas de detección de coronavirus y los suministros para tomar muestras para pruebas PCR.

«Hace más de tres semanas existían fallas en cuanto a la dotación de medicamentos retrovirales, debido a que había que cumplir ciertos procesos administrativos que generaban que se llenaran unas fichas que se enviaban a nivel central. Cuando ya llegaban esos medicamentos, muchas de las fases de cumplimiento de estos habían culminado y eso estaba empeorando la evolución de los pacientes», dijo González.

Si bien la existencia de retrovirales para combatir el COVID-19 ha mejorado en el Iahula, la médica recordó que estos no son los únicos medicamentos que suministran a pacientes con coronavirus. Esteroides, hidrataciones y otros presentan déficit debido a la alta demanda de pacientes que ingresan con esta enfermedad desde diciembre pasado, lo que obliga a los pacientes a tener que adquirirlos por su cuenta.

Piso 3 continúa en habilitación para COVID-19

González también se refirió a la cantidad de pacientes con COVID-19 que actualmente están en el hospital y al estado actual del piso 3 de este centro asistencial, que el gobernador del estado, Ramón Guevara, anunció el pasado 4 de enero que habilitarían para pacientes con síntomas moderados o en fase de recuperación.

«Actualmente en la emergencia se están atendiendo, hospitalizados, entre 50 y 60 pacientes, solo con patología COVID-19. Recordemos que el Iahula recibe pacientes con muchas patologías que tienen que ser atendidas también», expresó González.

En cuanto al piso 3, indicó que aún se encuentra en proceso de habilitación para adecuarlo a lo que debe tener un área para pacientes con COVID-19, principalmente suficientes tomas de oxígeno.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.