22.1 C
Caracas
viernes, 27 mayo, 2022

Damnificados en Trujillo solicitan las casas prometidas por el gobierno de Maduro

Hace tres años, Adriana Angarita, salió de su casa, calificada de alto riesgo, y se internó en el refugio de la Villa Deportiva del Velodromo Vicente Laguna, donde convive con otras 30 familias de damnificados. Todos esperan una vivienda propia, como se los prometió el gobierno de Nicolás Maduro

-

Valera.- Unas 30 familias de damnificados, que habitan en el refugio del Velódromo Vicente Laguna, ubicado en el municipio Valera del estado Trujillo, todavía esperan las viviendas prometidas por el gobierno de Nicolás Maduro.

Adriana Angarita, una de las refugiadas, desde hace tres años alberga la esperanza de mudarse a su propia casa. Protección Civil la desalojó de su propiedad en la Urbanización Santa Cruz, pues la estructura está al borde de un barranco y es considerada de alto riesgo.

LEE TAMBIÉN

Damnificados de Trujillo todavía esperan las casas prometidas por el Gobierno

Recordó cómo gritó para llamar la atención de Maduro en su visita a Valera, durante la última campaña electoral, y las promesas hechas «al pueblo soberano» (que se hicieron llamar los más allegados del presidente) si votaba en las elecciones. Ella hizo todo lo que le pidieron, incluso envió una carta a Miraflores, pero sigue sin un techo para sus dos hijos. “Yo lo que solicitó es una vivienda digna, nada más. Yo quiero un vivir viviendo, como decía Chávez”, dijo Angarita en la mañana de este sábado, 1° de agosto.

Otros de los damnificados tienen de uno a cinco años en la misma incertidumbre. El Gobierno regional estuvo pendiente de ellos, pero desde el inicio de la cuarentena, contaron los declarantes, los olvidaron.

Reubicados en casa ajena

Además de este problema, dos familias denunciaron haber sido reubicadas en la comuna del municipio Pampanito, uno de los complejos construidos por la Misión Vivienda, pero tuvieron que abandonarlos porque sus antiguos dueños regresaron. Se trataba de casas adjudicadas en años anteriores y cuyos ocupantes habían decidido emigrar del país.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a