27.2 C
Caracas
miércoles, 12 agosto, 2020

Damnificados de Trujillo todavía esperan las casas prometidas por el Gobierno

En 2019 una tormenta dejó afecciones en más de 12 viviendas y otras seis requerían construcción total. Los perjudicados denunciaron que las autoridades no han cumplido con todos sus compromisos

-

Valera.- Los damnificados por las lluvias en la comunidad de El Turagual, ubicada en el municipio San Rafael de Carvajal del estado Trujillo, aún esperan por las viviendas prometidas por la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv) en octubre de 2019.

En la noche del sexto día de ese mes, una tormenta desprendió el techo de unas 12 viviendas y ocasionó el daño en la estructura de unas seis casas, las cuales fueron calificadas como pérdida total, en el sector San Antonio. Estas últimas requerían ser demolidas y construidas desde cero.

Las autoridades nacionales se comprometieron en llevar materiales para la remodelación y la construcción de las casas a los damnificados, quienes fueron reubicados temporalmente en un refugio del sector.

Nueve meses después, esos compromisos no han sido cumplidos en su totalidad. Wendy Gil, una de las afectadas, denunció en la mañana de este viernes, 10 de julio, que la Gmvv les llevó las láminas de zinc el 5 de diciembre, pero se olvidó del cemento, los bloques y de construir las casas asignadas.

LEE TAMBIÉN

DAMNIFICADOS EN REFUGIOS DE CARACAS SE LAS ARREGLAN COMO PUEDEN EN CUARENTENA

Temen incluso a la llovizna

- Advertisement -

Gil perdió el techo de su casa completamente y la estructura tuvo severos daños, que requerían una reconstrucción total. “Salí beneficiada con una vivienda y solo me hicieron la entrega del techo cuando era pérdida total. Me lo colocaron, pero quedaron las aberturas en las paredes. Faltó tapar con los bloques y el cemento”, dijo Gil, vía telefónica a El Pitazo.

La ama de casa y madre de dos niños, de 7 y 8 años, contó que incluso una leve lluvia los asusta. Las paredes están visiblemente deterioradas por la humedad y han comenzado a padecer alergias.

La dama expresó que si tuviera el dinero suficiente para reconstruir su casa, no pediría ayuda. “No he conseguido trabajo. En casa vendo lo que puedo para sacar a mis hijos adelante. Si tuviera cómo, lo haría pero con lo que gano tengo apenas para comer», agregó Gil, quien solicitó la atención urgente a los encargados de la Gmvv y de Barrio Nuevo Tricolor en Trujillo.

Unas seis familias quedaron a la espera de la construcción de casas por parte del Ministerio de Hábitat y Vivienda, pero solo tienen el terreno vacío | Foto: cortesía Wendy Gil

Todavía en el refugio

La mayoría de los damnificados ha vuelto a sus hogares, remendados con las latas de zinc, pero según Wendy Gil, la familia de la señora Alexis González no ha dejado el refugio.

A diferencia de los demás, la señora González tenía un rancho, que el viento se llevó. El ministro de vivienda y hábitat, Idelmaro Villaroel, le entregó algunos materiales, pero el equipo encargado de la obra nunca comenzó la construcción. El terreno sigue en blanco y los pocos insumos llevados están en la intemperie. Olvidados como los habitantes de esa comunidad.

Gil agregó que, durante la cuarentena social para prevenir el COVID-19, han padecido por la escasez de agua potable y falta de alumbrado público. Este último también producto de la lluvia del año pasado.

¿Qué tan útil fue esta publicación?