24 C
Caracas
lunes, 25 enero, 2021

Crisis universitaria fue expuesta ante la Cidh

Jóvenes asistieron a Cúcuta para el encuentro con la Cidh y mostraron informes sobre la situación de las universidades, además realizaron peticiones para que se exija el cese de la vulneración al derecho a la educación

-

Representantes de cuatro universidades de Venezuela asistieron a las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la frontera de Venezuela con Colombia, donde hubo comités de recepción de denuncias en todos los aspectos que se consideran violatorios a las garantías humanas, entre ellos, la educación.

Zuleika Meneses, presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (Unet), entregó un informe en el que explicaba que desde el 2007 las universidades públicas tienen el mismo presupuesto, detalles sobre la deserción estudiantil que alcanza el 50% y sobre el sueldo de los profesionales, el cual no superan los ocho dólares mensuales.

También desde el estado Carabobo viajaron Marlon Díaz, presidente de la FCU de la Universidad de Carabobo, y Luis Yaguarate, del consejero universitario de la misma casa de estudios, relataron la injerencia del gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, en los comicios universitarios donde pretendieron desconocer los resultados, así como también afectos al mandatario generaron escenarios violentos durante la jornada electoral.

De igual manera, Alirio Moncada, representante de las universidades privadas de Venezuela, estuvo en Cúcuta respaldando a sus compañeros. Desde el estado Zulia viajó Yeissel Perez, presidente de la FCU Universidad del Zulia, para hablar sobre el panorama en su estado.

La solicitud principal que hicieron, a través de un documento firmado por los líderes estudiantiles, fue la petición de que se emitan medidas cautelares en protección a las universidades autónomas y privadas, ante la posibilidad de intervención por parte del ministerio de educación superior o Nicolás Maduro, así como también la exigencia de que se mejore el presupuesto, los salarios del personal que labora en las universidades y que se mejoren las condiciones en que actualmente están las academias.

LEE TAMBIÉN

Organizaciones del Táchira expusieron violaciones de derechos humanos a la Cidh

Jubilados sin garantías

Desde otra perspectiva, Ángel Galindo, profesor universitario jubilado, tuvo un derecho de palabra en el que relató que la finalización de las carreras como docentes en Venezuela, no sugiere ningún tipo de mejora en la vida ni de descanso como es en todo el mundo.

- Advertisement -

“Trabajamos por más de 30 años para que finalmente nos den una jubilación que no alcanza para absolutamente nada. Nos vamos de las universidades con tristeza de ver en lo que las han convertido, pues los jóvenes no están aprendiendo como debería ser debido a que llegan con hambre, con fatiga por caminar ante la ausencia de transporte público y que además, el atraso tecnológico y en materia de investigación por la falta de inversión” dijo.

Otro de los puntos que expuso Galindo a la Cidh fue la corrupción dentro de las universidades, en especial de aquellas que fueron creadas con fines políticos. “Es innegable la corrupción de profesores sin escrúpulos debido a la crisis económica. Se han vuelto objeto de venta y los alumnos se aprovechan de ello por los bajos sueldos. Les pagan para pasar materias y ese ciclo vicioso hace mediocre la educación universitaria”, relató.

Durante dos días la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estuvo escuchando a venezolanos que llegaron a Cúcuta para exponer la situación que se vive en el país.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado