Conductores de Trujillo pernoctan en las colas para gasolina

Debido a la falta de gasolina, en el estado Trujillo, los usuarios de las estaciones de servicio pernoctan en las colas. Explican que saber dónde pueden abastecer sus vehículos es una lotería. Ninguna autoridad ofrece información

65
Los trujillanos pernoctan nuevamente en las estaciones de servicio para poder abastecerse de combustible. | Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- La escasez de gasolina, en el estado Trujillo, ha obligado a los usuarios a pernoctar cerca de las estaciones de servicio, desde la segunda semana de enero. Hacen largas filas, especialmente en el municipio Valera, donde diariamente llega la distribución de Pdvsa.

Los ciudadanos pueden esperar de ocho a más de 12 horas para abastecerse, por el simple hecho de obtener un puesto privilegiado y poder desocuparse temprano.

“Vine a hacer la cola desde las seis de la mañana, porque si vengo más tarde no consigo puesto. A esa hora ya había tres carros en la cola, otras veces hay cincuenta. Hago esto porque necesito trasladarme de mi casa al trabajo”, contó Juan Machado, quien a las 10:00 a.m. de este martes, 14 de enero, se encontraba en la estación de servicio La Plata.

Bloqueada Tarjeta de Administración de Gasolina a 245 vehículos en Táchira

Otros usuarios han normalizado esta práctica por la irregularidad con la cual llega el combustible a sus municipios de origen. Aseguran puede pasar una semana sin recibir los camiones de la empresa nacional.

“Soy de Jajó, tengo que venir a Valera porque allá es muy difícil para conseguir gasolina. Llega más aquí y pues tengo que quedarme. Allá está la bomba de Convoco pero la gasolina llega cada tres días y las colas son de varios días”, contó José Araujo, conductor proveniente del municipio Urdaneta, quien pasó la noche en la estación de servicio de Cobrapsa.

Sin un horario conocido

En las estaciones privilegiadas por la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Trujillo, específicamente de Valera, la distribución es diaria o interdiaria. Sin embargo, no hay un horario establecido y el hecho de hacer una cola, durante la madrugada, se convierte en una lotería.

“Ni los guardias, ni los encargados de las bombas saben cuándo van a traer los camiones. Eso nos pone a escoger al azar una cola, sin saber si van a echar gasolina” agregó Juan Machado.

LEE TAMBIÉN

Autoridades suspenden pico y placa para abastecer gasolina en Táchira

De acuerdo a un encargado de una gasolinera de la ciudad, quien prefirió no identificarse, las autoridades dejaron de proveer información a los dueños de los establecimientos a mediados de 2019. Incluso, tampoco saben cuántos litros recibirán, hasta que llega la gandola.

Por lo general reciben un mínimo de 13000 litros y un máximo de 36.000, que es el equivalente a un compartimiento completo del vehículo de carga.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO