Comerciantes de Mérida reportan pocas ventas en temporada navideña

Ante la baja demanda de los merideños en los mercados populares, los vendedores aseguran que tendrán pérdidas si la situación no mejora en los próximos días

130
Los vendedores de la ciudad merideña vislumbran que la temporada decembrina 2019 no será tan productiva como la de los años anteriores. Foto Virginia Bernal.
Los vendedores de la ciudad merideña vislumbran que la temporada decembrina 2019 no será tan productiva como la de los años anteriores. | Foto : Claudia Colmenares

Mérida.- Los vendedores de la ciudad de Mérida vislumbran que la temporada comercial de diciembre no será tan productiva como la de los años anteriores. Se mostraron preocupados, ya que observan poca afluencia de clientes en sus locales.

En un recorrido realizado por El Pitazo en alianza con la Asociación Civil Nuevos Despertares este viernes 6 de diciembre, se conoció la opinión de comerciantes y usuarios ante la llegada del último mes del año. Además se constató que los merideños que se encontraban comprando adquirían la comida que consumirían en los próximos días.   

«No hay nadie comprando; todo está desolado. Las ventas han estado muy flojas, en especial la de los ingredientes de las hallacas«, fueron las opiniones de algunos vendedores del mercado Jacinto Plaza, mejor conocido como el Soto Rosa, quienes aseguraron que en comparación con este, en años anteriores para estas fechas las compras para hacer las hallacas eran abundantes.  

Roberto Marcano, dueño de un conocido mini market ubicado en la avenida Las Américas, comentó que han tenido que reducir poco a poco el local. «Usted puede observar y recordar cómo era esto antes; de seis pasillos ahora tenemos dos», lamentó. Además, dijo que no hay muchas personas dispuestas a trabajar por un pago en bolívares. «Lo que vendemos ahora en comparación a lo que vendíamos antes es abismal, pero ahora la gente solo lleva lo estrictamente necesario» aseguró.

Diferentes realidades para los merideños  

El Pitazo consultó a Epifanía Colmenares, quien comentó que se encontraba comprando comida para la cena del fin de semana. «Lo de las hallacas está en veremos en mi casa. Estamos pensando en comprarlas hechas y hacer quizá una ensalada y ya, sin derecho a repetir». Enfatizó que los platos navideños se convirtieron en un lujo para los venezolanos.

LEE TAMBIÉN

CLAVES PARA ENTENDER LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA ECONOMÍA EN VENEZUELA

Por el contrario, Fabiola Quintero, merideña jubilada del Ministerio de Educación con tres hijos en diferentes países, narró que se encuentra esperando a que ellos le envíen dinero para comprar los ingredientes de las hallacas.

«Haré hallacas porque ahora solo somos mi esposo y yo. Si tuviéramos más responsabilidades no haríamos nada», dijo. Quintero explicó que a pesar de que sus hijos se encuentran fuera del país, entendía que ellos tenían sus propios gastos, por lo que pensar en hacer hallacas la hacía sentir culpable.

Hasta julio, la canasta alimentaria de los venezolanos se registraba en Bs. 3 millones 247 mil. Actualmente el sueldo mínimo integral es de Bs. 300.000, lo que evidencia el poco poder adquisitivo de los trabajadores que devengan ese sueldo. Quienes logren realizar compras serán aquellos quienes reciban divisas de sus familiares del extranjero.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 2.7 / 5. Votos: 3

DÉJANOS TU COMENTARIO