Ciudadanos denuncian dificultades para hacerse pruebas rápidas de COVID-19 en Trujillo

Una comerciante que solicitó hacerse una prueba rápida de diagnóstico de COVID-19 en un Centro de Diagnóstico Integral de Trujillo, requisito para poder movilizarse entre los municipios del estado, denunció dificultades en el proceso. Le negaron el estudio en dos oportunidades, incluso en el Hospital de Valera, por escasez de los dispositivos

180
En el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo le dieron una orden para realizarse la prueba de COVID-19 en un CDI de Valera, por no tener suficientes en la institución | Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- Una comerciante, de 42 años de edad, denunció, este viernes,  3 de julio, las dificultades que tuvo para realizarse una prueba de diagnóstico rápido, para detectar COVID-19, en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI), ubicado en el sector Plata I, del municipio Valera en el estado Trujillo. 

Recorrió varias instituciones desde la mañana del 29 de junio hasta la tarde del 30 de junio. Incluso acudió al Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, pero le negaron el procedimiento, por no tener pruebas disponibles

Solamente tenían, según contó la denunciante, un número reducido para la llegada de pacientes con síntomas, algo que califican como una emergencia. 

La mujer explicó a los médicos que necesitaba este estudio como un requisito para poder mostrar en las alcabalas y distribuir mercancía a la población de Boconó, donde, desde el mes de marzo, se han confirmado 12 casos

La cifra más alta registrada en el estado, en comparación al resto de los municipios.
Esta justificación sirvió para que los galenos del hospital centinela le dieran una orden para avalar la prueba en el CDI.

LEE TAMBIÉN

Se elevan a cinco los fallecidos por COVID-19 en Trujillo

La vendedora comentó que no ha permanecido en cuarentena estricta y mantiene contacto con sus clientes, por lo cual considera necesario este estudio, no disponible en clínicas. 
Tanto ella como sus trabajadores deben ser considerados parte del personal de riesgo, al que le recomiendan hacerse el estudio cada 15 días. 

Solo para instituciones 

La declarante, quien prefirió no identificarse por seguridad, contó que con la orden en mano, volvió al centro de diagnóstico en la tarde del 29 de junio, pero, para acceder a la prueba, tuvo que hacerse pasar por una trabajadora de Corpoelec.  “Cuando llegué, era como la una de la tarde, y le hacían las pruebas a una gente de Corpoelec. Me hicieron la prueba, porque pasé coleada. Al día siguiente, llevé a mis trabajadores y estaba cerrado. Nos dijeron que se habían acabado los test y estuviéramos pasando, porque estaban esperando una dotación” contó la ciudadana, vía telefónica a El Pitazo.

Les dieron una evaluación escrita, en la cual aseguraban a los empleados estar sanos, para que pudieran viajar. “Nos dijeron que podían valorarnos, pero y ¿si fuéramos un positivo asintomático?Deberían aplicar las pruebas a quien la requiera” cuestionó la comerciante valerana.

De acuerdo a la Fundación Trujillana de la Salud (Fundasalud) hasta principios de julio se han hecho 22.000 pruebas rápidas. Aunque la organización no explica explícitamente a quiénes se las han aplicado, estas se aplican en los centros de salud (Ambulatorios, CDI, jornadas casa a casa y hospitales), principalmente a pacientes con sintomatología y personal de instituciones públicas.

Un protocolo nuevo

En vista de este testimonio, se consultó con miembros del personal médico del Hospital de Valera, donde las autoridades regionales dispusieron un área especial para pacientes con patologías respiratorias y COVID-19.

De acuerdo a uno de los consultados, quien no facilitó su nombre por no estar autorizado por la directiva para declarar, en este centro de salud se aplica la prueba a todo aquel con síntomas de enfermedades respiratorias, sin importar el nexo epidemiológico. “Esto se estableció desde la primera transmisión local, llamada también transmisión comunitaria» dijo el médico de manera extraoficial, en la mañana de este viernes,  3 de julio.

No confirmó si hay escasez de estos dispositivos (Test- fast para CoV-19), pero comentó que ha habido un aumento de casos respiratorios, por lo cual, la atención ha sido mayor. 
“La atención ha sido mayor. La morbilidad ha aumentado. Con este cambio climático, existe un mayor número de pacientes alérgicos, asmáticos, con infecciones respiratorias que acuden a la consulta del triaje» explicó el médico, vía telefónica. 

Sobre los pacientes asintomáticos, el galeno detalló que son remitidos a los CDI, donde deben ser atendidos, pues el trabajo de despistaje se ha dividido entre todos los centros de salud públicos. En muchas ocasiones,  contó, han llegado personas con el deseo de hacerse la prueba solo por temor y no pueden complacerlos a todos sin justificación.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.