28.5 C
Caracas
domingo, 22 mayo, 2022

Mérida | Conductores duermen en colas de gasolina subsidiada para poder abastecerse

Habitantes de Santa Cruz de Mora, Chiguará, Lagunillas y los Pueblos del Sur deben ir hasta la ciudad de Mérida para poder surtir gasolina subsidiada. Pernoctan en sus vehículos para tratar de abastecerse al día siguiente

-

Por: Mariolla Delgado

Mérida.- Las colas en las bombas de gasolina subsidiada en Mérida son cada vez más largas. Los merideños padecen entre 12 y 16 horas para poder abastecer con este combustible sus vehículos.

La única posibilidad que tienen es hacer cola desde la noche anterior, previendo que el terminal del número de su placa corresponda con los del cronograma establecido por Pdvsa.

Este miércoles de Semana Santa, solo dos estaciones de servicio vendieron gasolina subsidiada en el municipio Libertador, donde se encuentra la capital del estado. Eran la estación de servicio Aeropuerto, ubicada en la avenida Urdaneta, y la estación de servicio Diba, localizada en la avenida Andrés Bello, sector Zumba.

Habitantes de otros municipios deben viajar a Mérida para tratar de surtir sus vehículos con gasolina subsidiada, ya que a sus localidades pasan incluso meses sin que llegue este combustible. Los agricultores son quienes resultan más afectados.

Testimonios

José Gregorio, un conductor proveniente de los Pueblos del Sur, que se encontraba en la bomba del Aeropuerto, dijo a El Pitazo que debe venir a Mérida para poder surtir su camioneta con 120 litros, porque en la estación de servicio más cercana, ubicada en El Anís, solo puede poner 40 o 50 litros.

“Es un viaje riesgoso. Llegué a las seis de la tarde del día de ayer. Ya son las 9:30 am y la bomba aún no la abren. Debo esperar que surtan de combustible a los funcionarios públicos. Con suerte la cola empieza a correr a las dos de la tarde y lograré poner gasolina”, dijo quien viajó por más de cuatro horas desde su lugar de residencia.

Nuevamente, como ocurría desde 2018, las colas para poner gasolina subsidiada en Mérida se forman desde la noche anterior. Foto: Mariolla Delgado

Oliver, por su parte, llegó a las 4:30 pm para hacer la cola de la gasolina. Comentó a El Pitazo que los 50 dólares que puede gastar en una bomba dolarizada, prefiere utilizarlos para comprar comida. “Con ese dinero puedo estar medianamente tranquilo unos 15 días. Por eso, me desvelo en las bombas subsidiadas, porque ahorro el dinero que me cuesta hacer”, aseguró.

Juan Carlos viajó desde Santa Cruz de Mora, municipio Antonio Pinto Salinas. Regresar sin haber puesto gasolina a su vehículo no es una opción para él. “Tengo que quedarme en la cola. Llegué ayer por la noche y no tengo cómo pagar la gasolina dolarizada. A juro debo poner gasolina, porque necesito regresar a Santa Cruz de Mora a trabajar”, expresó.

Preferencia para funcionarios

Otros usuarios que se encontraban en la cola de la estación de servicio Diba dijeron a El Pitazo que pese a que duermen haciendo cola, eso no es garantía de que vayan a poder abastacerse, ya que la bomba atiende primero a funcionarios o quienes pertenecen a los llamados sectores priorizados.

«Aún no sabemos si lograremos surtir. La gandola llegó hace poco. Empezarán con los funcionarios públicos y, según lo que nos dicen los encargados, nos quedaremos para las tres de la tarde. Es una incertidumbre muy grande”, dijo quien prefirió el anonimato.

Dudas sobre el sistema de pago

Aún muchos usuarios tienen dudas sobre cómo pueden pagar la gasolina subsidiada. Andrea, otra usuaria consultada por El Pitazo, dijo que ella tenía dinero para pagar con su tarjeta de débito, pero también llevó efectivo porque no sabía si podía hacer pago electrónico. 

“Sé que es por la huella, pero como quitaron el sistema de pago con tarjeta o efectivo, no sé cómo disponer del dinero a través del sistema Patria”, confesó.

Según el blog del Sistema Patria, el pago se simplificó con el fin de agilizar el servicio. Este nuevo método empezó a implementarse el pasado 2 de abril. Sin embargo, muchos usuarios no tienen claro cómo pueden pagar y otros manifiestan tener dificultades para lograr la recarga de litros que mensualmente pueden disponer para la gasolina subsidiada.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a