17.7 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

AUDIO Y FOTOS | Colapsó la movilización de usuarios en el trolebús en Mérida

-

Las pocas unidades del transporte público, además del alto costo de los pasajes, hacen que los merideños opten por utilizar el Trolebús | Foto: Jorge Luis Sulbarán

Mérida.- Desde que se desató el conflicto con los transportistas públicos en Mérida, el Trolebús se ha visto sobresaturado en su capacidad de movilización de usuarios. Desde el mes de diciembre se observa que ha disminuido la fluidez del servicio público por una serie de razones que el propio sindicato del transporte en la entidad ha hecho conocer, entre ellas la falta de repuestos, baterías y lubricantes para las unidades, además de la falta de pago del subsidio estudiantil y el beneficio para adultos mayores.

Lee también: Crisis de transporte se agudiza en Mérida

El equipo de El Pitazo realizó un recorrido por las principales estaciones terminales del sistema para conocer las impresiones de los usuarios sobre el colapso del Sistema de Transporte Masivo conocido como TROLMERIDA.

A las 4:15 pm del martes 23 de enero se ingresó en la cola de personas que esperaban en la estación terminal del Trolebús-Mérida llamada Domingo Peña. Allí se conversó con varios de los usuarios que bajo un sol inclemente esperaron para abordar una de las unidades que los llevaran hasta su destino.
Eliana José Ravelo, una trabajadora de 45 años que vive en San juan de Lagunillas, municipio Sucre del estado Mérida, comentó que debe esperar todos los días durante cuatro o hasta cinco horas para poder llegar a su residencia, primero porque debe esperar hasta dos horas en esta estación para abordar una unidad para luego hacer el trasbordo en la Terminal del Trole en Ejido para ir a San Juan.

Eliana José Ravelo vive en San Juan de Lagunillas y debe invertir cinco horas para poder llegar a su hogar | Foto: Jorge Luis Sulbarán

Manifestó igualmente que el sistema no trabaja de manera adecuada, pues son pocas las unidades al servicio del público; eso hace que colapse. «Son muchas las personas que utilizan el trolebús por el alto costo de los pasajes en el servicio público», dijo. Ravelo solo gana sueldo mínimo y eso no le alcanza para pagar 8.000 bolívares diarios de Mérida a Ejido y viceversa, más el pasaje de San Juan, que también está elevado. Sugirió a Tromerca, la empresa encargada de administrar el sistema de transporte masivo, que saque coloque más unidades a transitar y que los lapsos de salida de las terminales no sean tan prolongados.
John Rayan es un joven de 23 años, trabajador, que vive en San Jacinto, parroquia Domingo Peña del municipio Libertador. Utiliza el sistema de Trolcable y Trolebús, y dice que a veces en el trolebús debe esperar hasta una hora y media para poder abordar una unidad, sin contar el tiempo que pasa en la terminal del trolcable en San Jacinto, en donde debe esperar hasta más de dos horas para poder subir en sistema de cabinas en horas pico. Considera que el trolebús trabaja de manera deficiente por la pocas unidades que sacan para prestar el servicio. Dijo que no utiliza el transporte público: primero por la falta de dinero efectivo con el que pagar el pasaje, y segundo, porque el sueldo no le alcanza para pagar el alto costo del pasaje urbano, que llega a 2.000 bolívares.
Víctor Peña, un sexagenario jubilado, vive en el sector Aguas Calientes del municipio Campo Elías, y al igual que los demás, se quejó del tiempo que debe esperar para poder abordar un trole que lo lleve hasta Ejido. Indicó que no utiliza el transporte público por el costo tan elevado del pasaje, además de la falta de dinero en efectivo para poder pagar; el dinero de la pensión que recibe no le alcanza para tantos gastos de pasaje.
Víctor Peña, de 62 años, debe lidiar todos los días con el dilema de las colas para el transporte, ya que la plata no le alcanza | Foto: Jorge Luis Sulbarán

La historia se repite entre los usuarios del trolebús; los entrevistados coinciden todos en lo mismo. Muchos, por temor ante la cámara, no se atreven a expresar sus ideas; lo cierto es que todos los días deben lidiar no solo con las colas, sino con el mal estado de muchas unidades del trole, en los que ya ni los aires acondicionados sirven. Son contadas las unidades que a diario hacen en recorrido de Ejido; empujones, largas esperas, personas desmayadas, en muchos casos por el sofocamiento dentro de las unidades, gritos y peleas entre usuarios, hacen el día a día de un pasajero de lo que fuera en principio un sistema de calidad.
En la estación Domingo Peña, en pleno centro de la ciudad de Mérida, todos los días los usuarios se prestan para poder abordar una unidad del Trolebús que los lleve a sus hogares | Foto: Jorge Luis Sulbarán

Dentro de las unidades el sofocamiento por la falta de aire acondicionado y las pocas ventanillas hacen más pesado el viaje | Foto: Jorge Luis Sulbarán

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a