Alcaldía discute cobrar impuestos en petros a los comerciantes en Trujillo

El Concejo Municipal de Sucre, en el estado Trujillo, abrió una consulta pública para modificar una ordenanza que regula el comercio. Plantean pasar de la Unidad Tributaria al petro. Los comerciantes discuten la posibilidad, pero lo consideran una dolarización

206
Esta localidad es el epicentro del comercio en el Eje Panamericano de Trujillo | Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- La alcaldía del municipio Sucre, en el estado Trujillo, planteó cobrar los impuestos en petros a los comerciantes de sus cuatro parroquias. El regidor psuvista, Omar Pérez, pasó la propuesta a la Cámara Municipal para modificar la ordenanza de comercio e industria. Pidió, desde principios de agosto, pasar de la Unidad Tributaria a este valor de cambio fluctuante, con el objetivo de invertir en los servicios públicos y las comunidades.

Los comerciantes, no obstante, se mostraron renuentes. Quienes hacen vida comercial en la capital, Sabana de Mendoza, epicentro del comercio en el Eje Panamericano, comenzaron a participar en reuniones con la comisión designada, debido a que lo consideran un aumento sujeto a cambios inesperados

Alrededor de unos 50 propietarios, en representación del gremio, han tenido dos encuentros, en los cuales han planteado sus inquietudes, entre ellas el temor de que esta medida sea una dolarización oculta, una manera de sacar recursos de los impuestos.


LEE TAMBIÉN: 

SUDEBAN REITERA ORDEN DE REVISAR CONTRATOS CON PROVEEDORES DE PUNTOS DE VENTA

“De aprobarse esa manera de pago, se habla del dólar, porque eso es lo que está detrás del petro”, comentó María Salcedo, encargada de una panadería de Sabana de Mendoza, quien dijo desconocer sobre la medida en discusión. Aquellos que participan en la consulta esperan llegar a un acuerdo definitivo este lunes 19 de agosto, antes de la sesión de la Cámara de este martes, 3 de septiembre, cuando se dará un fallo negativo o positivo.

Los más afectados

Las opiniones, su mayoría en contra, tienen que ver con los montos que se cancelarían. No se niegan a pagar los impuestos, pero sí a someterlos a la tasa del petro, cuyo precio está actualmente en 80.000 bolívares, pero podría cambiar, pues cuando se creó estaba fijado al barril de petróleo (52,32 dólares).

Según los comerciantes consultados, los más afectados serían los propietarios de licorerías, quienes pagarían hasta 1.900.000 bolívares anuales. No obstante, en general, los pequeños comercios también se verían asfixiados por los aranceles.

En consecuencia, discuten con la municipalidad una tarifa estándar para otros comercios, como bodegas, cuyos ingresos no son tan altos y el impuesto significaría un sacrificio más. Recordaron que el sector lidia con la inflación y las deficiencias de servicios públicos (caídas de señal en puntos de venta, fallas de electricidad, escasez de agua y gas).

“Sería un atraso, porque uno no maneja petros, sino bolívares. No podemos cobrarles así a los usuarios. Yo no he ido a las reuniones, pero espero que no lo aprueben porque es un aumento que nos afecta”, expresó Diego Bastidas, copropietario de un minimercado.

DÉJANOS TU COMENTARIO