19.5 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Aguas servidas contaminan suelo en Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA

-

Mérida.- El bote de aguas residuales ubicado entre el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes y la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA se ha convertido en un problema que preocupa a los ulandinos que hacen vida en la dependencia universitaria; sin embargo, no han recibido ayuda ni respuestas por parte de los organismos competentes.

Representantes del Movimiento Estudiantil ulandino comentaron a El Pitazo, la mañana de este viernes 12 de julio, que a pesar de las constantes denuncias que se han hecho respecto a la grave situación que se presenta en la facultad debido al bote de aguas servidas, ningún organismo se ha presentado en el lugar para proponer soluciones.

«Hoy denunciamos nuevamente el bote de aguas servidas que tenemos en las adyacencias de la facultad. Esto afecta directamente el edificio de microbiología», dijeron los dirigentes estudiantiles, quienes reiteraron que esta problemática tiene más de dos años.


LEE TAMBIÉN: 
ULANDINOS DENUNCIAN BOTE DE AGUAS SERVIDAS EN LA FACULTAD DE FARMACIA Y BIONÁLISIS EN MÉRIDA



Los estudiantes manifestaron que cada vez que llueve el agua sube de tal manera que se desborda hasta el edificio de microbiología, recinto donde se realizan investigaciones científicas, además de ser utilizado por estudiantes de pre y post grado. «El personal obrero hace todo lo posible por mantener las áreas limpias, pero no se dan abasto», puntualizaron.

El lugar donde se encuentra la cloaca es una incubadora de organismos patógenos que ponen en peligro la salud de las personas que transitan por el lugar | Foto: Violeta Santiago

El suelo de la facultad está contaminado

«Ahí se está generando una afectación del área a través de las aguas residuales que se han ido acumulando. Eso es una bomba de tiempo», aseveró María Alejandra Blanco, jefe de la cátedra de parasitología.

Blanco explicó que el lugar donde se encuentra la cloaca es una incubadora de organismos patógenos que ponen en peligro la salud de las personas que transitan por el lugar. Asimismo, explicó que quienes recorren el lugar, tanto humanos como animales, son vehículos de bacterias, transportándolos en los zapatos, y en el caso de los animales, en las patas.

- Advertisement -

Blanco señaló que los estudiantes han optado por quedarse en la facultad en horas del mediodía debido a la escasez de gasolina y transporte y buscan como opción descansar en el suelo de la facultad.

«Muchos de los estudiantes usan el suelo para sentarse, comer y estudiar ahí; además ponen los cuadernos, las batas, los platos, de manera que se está generando una contaminación de los objetos», expuso. Aseguró que en la facultad circula una cantidad de patógenos en el área, lo cual genera un problema sanitario en la dependencia.

María Blanco comentó que los profesores sostendrán una reunión para acudir y hacer visible la situación ante los entes responsables, ya que no han resuelto la problemática a pesar de todas las denuncias que se han hecho a través de los medios de comunicación. «Necesitamos que vengan con un camión y una guaya a destapar la cañería y es de lo más sencillo«, aseveró Blanco.

La Facultad de Farmacia y Bioánalis de la Universidad de Los Andes, al igual que otras dependencias ulandinas, se ha visto afectada por diferentes problemáticas que afectan el desenvolvimiento de las actividades cotidianas de los universitarios, ya sea por el escaso presupuesto que le es asignado o por la falla de los servicios, que afecta a todos los ciudadanos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado