30.1 C
Caracas
sábado, 15 agosto, 2020

Adriana Paradas: Sólo quiero justicia para mi hijo

-

Caracas.- Adriana Paradas, madre de Rufo Antonio Chacón Paradas, exigió justicia para su hijo, quien quedó ciego de forma irreversible tras ser herido con perdigones por un funcionario policial este lunes 1 de julio.

La señora contó este martes 2 de julio que tenían tres meses sin gas y por eso acudieron a la vía a esperar la llegada del camión de reparto.

«Llegamos allá porque el señor Víctor (encargado del reparto) dijo que llegaría el lunes o el martes. Todo fue en calma, en orden, las personas mayores y niños haciendo cola, sin irrespetar. Se le dio paso a los enfermos», relató la señora.


LEE TAMBIÉN: 
CORPOSALUD TÁCHIRA CONFIRMA QUE RUFO CHACÓN PERDIÓ AMBOS OJOS

Sin embargo, no se cumplió lo prometido. El distribuidor les dijo que tenía prohibido llevarles gas y que iba a resolver. Se fue del sitio y volvió al rato, para decirles que «no se mandaba solo y que no iba a llevarles gas, pero que iba a resolver». En su tercer regreso, refiere Paradas, el encargado de llevarles el gas comenzó a burlarse de los que estaban en la cola.

«Entonces le dijimos que nuestra situación es grave, que tenemos tres meses sin gas, que a veces nos acostamos sin comer porque no tenemos cómo cocinar, que hay niños afectados y ancianos», indicó Paradas.

El señor se marchó y les dijo de nuevo «que iba a solucionar».

- Advertisement -

«En eso vinieron los policías corriendo y nosotros recogimos nuestras bombonas, porque no estábamos haciendo nada. No teníamos palos ni nada. Estaba con mis dos hijos ayudándome con las bombonas cuando los policías arremetieron contra nosotros, nos golpearon y empujaron, y aparte de eso, cuando el niño viene a agarrar la bombona de gas la policía me le disparó en la cara», apuntó la madre de Rufo Chacón, quien quedó ciego.


LEE TAMBIÉN: 
MINISTERIO PÚBLICO INVESTIGARÁ ATAQUE DE PERDIGÓN CONTRA RUFO CHACÓN PARADAS

Ante los hechos, la señora Adriana Paradas clamó por justicia.

«Basta de esto. Así como le pasó a mi hijo le ha pasado a más de uno. Lo triste es que la policía me le fregó la vida a mi hijo, que se graduaba ahorita de bachiller», indicó.

Agregó que «sabe muy bien que quienes lo hicieron no lo van a pagar», pero igual reiteró su clamor por justicia para su muchacho, «y que esto vaya hasta lo último».

«No es que los vayan a meter presos tres meses en una cárcel de la policías y luego los dejan libres, no señor. Porque por ser policías tienen demasiados privilegios. Pues, no. No por portar un uniforme ellos van a venir a arremeter contra la gente de esa manera cada vez que les de la gana y menos contra personas que no están haciendo nada. Ahí no había guarimbero, ahí no había nada, solo pueblo exigiendo el gas», clamó.

¿Qué tan útil fue esta publicación?