Dos semanas han transcurrido y la conversación obligada en medio de la cuarentena social es qué pasó la madrugada del domingo 3 de mayo. Los residentes de la parroquia varguense siguen recogiendo detalles y aportando visiones desde su entorno inmediato para tener más claro lo que verdaderamente ocurrió en la costa macuteña

De la llamada Operación Gedeón, el capítulo que tuvo como epicentro la costa de Macuto, en el estado Vargas, aún está lleno de inexactitudes. Un desembarque que quedó marcado por interrogantes y por la muerte de ocho personas.

Una batalla de hipótesis sigue en proceso. Por un lado, están las versiones oficiales que hablan de una acción contra el gobierno de Nicolás Maduro, impulsada por la administración de Donald Trump y que fue oportunamente enfrentada por la Fuerza Armada Nacional. En contraparte están quienes visualizan lo que sucedió en Macuto como una operación para resolver cabos sueltos y sentar las bases de una nueva épica oficialista.

Pero mientras en las redes sociales, lejos de esta costa, se siguen tejiendo versiones para darle veracidad y certidumbre a lo ocurrido, en Macuto, quienes vivieron desde sus ventanas o balcones los hechos manejan sus propias ideas.

En Macuto, el mercado o la farmacia son buenos para hacerse preguntas de la madrugada del 3 de mayo, pero en un tono que casi llega al murmullo.

Tras dos semanas, así recuerdan algunos macuteños los hechos.

Sábado 2 de mayo – 9:00 pm

Equipos de la Guardia Nacional (GN) y de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (Faes) llegaron a la zona de las calles San Bartolomé y El Medio, en el casco central de Macuto. Su presencia era inusual para muchos, pero lo relacionaron con algún operativo para garantizar el cumplimiento de la cuarentena social. La avenida Intercomunal de Macuto también estaba custodiada.

Domingo 3 de mayo – 12:30 am

Reportan movimiento inusual en el casco central de Macuto. Una comisión de la policía regional se apuesta en la Plaza Las Palomas. En las calles Cajigal y El Regenerador se ven pasar grupos de militares, lo que hace suponer que desarrollan un ejercicio. A quienes se asomaban a las ventanas les ordenan entrar a sus viviendas y guarecerse. Vecinos comienzan a comunicarse por los grupos de WhatsApp. Concluyen que hay una reyerta en el Retén de Macuto y por ello la presencia policial y militar.

La llegada de la lancha rápida donde se transportaban los supuestos mercenarios que promovían la invasión de Macuto se realizó en la zona posterior del Instituto de Vivienda de Vargas. Allí se habría escenificado el tiroteo. La versión oficial habla de nueve fallecidos y vecinos aseguran haber contabilizado solo dos bolsas de traslado de cadáveres | Cortesía MPPPRIJP – N. Noriega

Domingo 3 de mayo – 2:00 am

Desde la avenida La Playa reportan un primer tiroteo. Estiman que no se extendió más de cinco minutos. Vecinos de la residencia Cantaura cuentan que las puertas principales del edificio, ubicado frente a la sede del Instituto de Vivienda de Vargas (Ivivar), fueron violentadas. Militares con armas largas ingresan a la edificación y toman la azotea. El edificio Cantaura es el más alto de la zona, con 12 pisos.

Domingo 3 de mayo – 3:00 am

Vecinos de por lo menos siete sectores de Macuto coinciden en que el mayor tiroteo se reportó a esa hora de la madrugada. La balacera es escuchada hasta en la zona alta de La Veguita. Quienes residen en la avenida La Playa intentan ubicar de dónde vienen los tiros.

El tiroteo y el horario son también confirmados por residentes del casco central de las calles El Medio, La Iglesia, El Generador y San Bartolomé. Reportan la presencia de un helicóptero en la zona.


EN MACUTO, SON BUENOS PARA HACERSE PREGUNTAS SOBRE LA MADRUGADA DEL 3 DE MAYO, PERO EN UNA TESITURA QUE CASI LLEGA AL MURMULLO


Quienes pudieron divisar algo en medio de la oscuridad confirman la presencia de una lancha blanca. Certifican un intercambio de disparos, desde la azotea del edificio y desde las instalaciones del Instituto de Vivienda de Vargas (Ivivar), ente adscrito a la Gobernación de Vargas. Desde la lancha blanca habrían respondido los disparos.

El perímetro del ente está completamente cercado y la parte de la playa cerrada con tubos y un malecón. Justo en esa costa llegó la lancha rápida.

Aunque autoridades no lo han especificado, vecinos aseguran que el enfrentamiento principal fue en ese malecón.

El tiroteo se extendió por tensos 10 minutos.

Domingo 3 de mayo – 5:00 am

Pescadores que pernoctaban en la Playa B, donde está su centro de acopio y guardan las lanchas, cuentan que fueron abordados por funcionarios de las Faes, quienes les indicaron que corrieran de la zona y comenzaron a dispararles. Los pescadores y algunas personas en situación de calle que viven en el bulevar corrieron hacia las calles El Medio y La Iglesia.

Vecinos y comerciantes que residen en la zona coinciden con la versión de los pescadores. Este tiroteo fue más corto que el registrado dos horas antes.


QUIENES PUDIERON DIVISAR ALGO EN MEDIO DE LA OSCURIDAD, CONFIRMAN LA PRESENCIA DE UNA LANCHA BLANCA Y CERTIFICAN UN INTERCAMBIO DE DISPAROS


Domingo 3 de mayo – 6:00 am

Los accesos a Macuto son completamente cerrados. Nadie sale, nadie entra. Policía de Vargas informa en Camurí Chico y en Punta de Mulatos que se desarrolla “un operativo especial”.

Domingo 3 de mayo – 9:00 am

Quienes viven en las cercanías de la avenida La Playa intentan transitar por la zona, pero los desvían a la calle superior donde está la Iglesia San Bartolomé. Se instala un mercado comunitario a solo dos cuadras de donde se registró el enfrentamiento.

Por grupos de WhatsApp comienzan a mostrarse fotos de camionetas negras, armamentos y municiones. El lugar donde son ubicadas es frente a la Estación de Bombeo de aguas residuales de Hidrocapital, paralela al río La Veguita.

Ningún vecino admite recordar movimiento de equipos en esa área de Macuto.

Domingo 3 de mayo 3:00 pm

Vecinos del edificio Cantaura indican que de Ivivar salió la unidad de la Morgue de La Guaira. Confirman la manipulación de dos bolsas blancas, donde presumen se transportaban los cadáveres de las víctimas del enfrentamiento.

A esa misma hora estaba el Mercado de Los Gochos en un terreno detrás de la iglesia de Macuto a dos cuadras de los acontecimientos.

Lunes 4 de mayo – 10:00 am

Macuto permanece militarizada. A diferencia de otras zonas, en Macuto no se registraron allanamientos posteriores.

Miércoles 6 de mayo – 3:00 pm

Se convoca a una reunión con voceros de los consejos comunales de Macuto. Se les invita a suministrar información sobre “presencia de elementos extraños en la comunidad y a cumplir con mayor contundencia la cuarentena”. Ante las preguntas de algunos voceros oficialistas sobre lo ocurrido no hubo mayor explicación, sino la necesidad de hacer un frente común contra los invasores.


LO QUE ASEGURAN HABER VISTO LOS LUGAREÑOS LA MADRUGADA DE ESE 3 DE MAYO NO SE CONVERSA CON EXTRAÑOS


Viernes 8 de mayo – 10:00 am

Las calles de Macuto permanecen solitarias por la cuarentena. Vecinos expresan preocupación por los propietarios del local donde fueron supuestamente estacionadas las camionetas con armas largas que usarían los supuestos mercenarios. En el espacio funciona un taller de reparación de artefactos eléctricos, pero estaba cerrado desde que se emitió el Decreto de estado de Alarma por el COVID-19. El espacio fue clausurado por los funcionarios y ha permanecido así los últimos días.

La calma retorna poco a poco a Macuto. Vecinos comentan que ahora es común ver a funcionarios, no saben si policías o militares, vestidos de civil y recorriendo la zona. En algún momento buscan conversación a quienes están fuera de sus casas o en la faena de reparar lanchas o redes para la pesca. Aunque no existe un acuerdo entre los lugareños, hay una postura tácita: lo que aseguran haber visto la madrugada de ese 3 de mayo no se conversa con extraños.

La certeza de lo que ocurrió en Macuto aún se mantiene esquiva.

4.39/5 (46)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO