La relación cercana del capitán de corbeta y actual gerente general de registros del Instituto Nacional de Transporte Terrestre, Juan Carlos Duque Moncada, con el exgobernador de Guárico, Ramón Rodríguez Chacín, lo llevó a ocupar la presidencia del Instituto Autónomo Minero de Guárico, hoy Instituto Público Minero. Presuntamente, estaría vinculado en irregularidades relacionadas con una venta de autos que gestionó en su momento la exalcaldesa del municipio José Félix Ribas

.

ARMANDO ALTUVE | JOSÉ GUERRA

El 11 de marzo de 2019 a la autopista Francisco Fajardo, a la altura de San Agustín del Sur, en Caracas, llegó un hombre robusto, visiblemente identificado con el chavismo, con un objetivo puntual: convencer a un grupo de manifestantes de esa zona para que levantaran una protesta en la que exigían el restablecimiento del servicio de agua, que había quedado comprometido a raíz del apagón que afectó a todo el país el 7 de marzo. Se trataba de Juan Carlos Duque Moncada, quien se apareció en la zona acompañado por unos motorizados. Él le dijo a los residentes que dejaran los reclamos y asomó que el suministro del líquido se resolvería con camiones cisternas. Pero su esfuerzo resultó infructuoso: los vecinos rechazaron esta oferta. 

La gente no conocía a Duque pero por la chaqueta roja que tenía puesta ese día, sin miramientos, lo vincularon con un colectivo del chavismo. Luis Gonzalo Pérez, reportero y corresponsal del canal de televisión colombiano NTN24 en Venezuela, quien daba cobertura a la protesta, tampoco lo había visto nunca, ni siquiera en pautas anteriores. Supo de Duque Moncada cuando él se acercó a increparlo y a hostigarlo con preguntas que buscaban relacionarlo políticamente con Nicolás Maduro, 

–¿Quién es tu Presidente?–, preguntó Duque, insistentemente.

–Yo no tengo Presidente–, le respondió Gonzalo. 

–Nicolás Maduro Moros–, respondió Duque, al expresar su respaldo al gobernante, cuestionado por 54 países de la comunidad internacional y considerado como un “usurpador del poder” por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien asumió las competencias del Ejecutivo desde el 23 de enero. 

Duque estuvo bajo la sombra hasta ese momento que Luis Gonzalo grabó y que, posteriormente, se viralizó en las redes sociales. El único dato que asomó Duque frente a la cámara es que era capitán de corbeta. En efecto, él tiene una carrera militar: Duque es egresado de la Escuela Naval de la Armada y, en 2007, Chávez lo asciende a ese rango. Posteriormente, es designado como jefe del Comando Naval de Operaciones de la Armada. Actualmente es un militar retirado. 

La chaqueta roja de Duque lo identificaba como funcionario del Instituto Nacional de Transporte, adscrito al Ministerio de Transporte Terrestre, donde se desempeña como gerente nacional de Registro y Regiones de la institución desde el 16 de julio de 2018, cuando el actual titular del despacho de Transporte, Hipólito Abreu, lo designó en el cargo con un objetivo puntual: “Luchar de frente contra los corruptos”. Duque fue nombrado en calidad de encargado, según consta en la Gaceta Oficial N° 41.456, publicada el 8 de agosto de 2018. Abreu, quien es ministro de Transporte desde el 14 de junio de 2018, nombra al capitán de corbeta como parte de una serie de modificaciones que apuntaban a una “depuración profunda” del INTT.

Desde que ejerce su carrera militar, Duque le ha profesado lealtad a Hugo Chávez y a su proyecto socialista que actualmente impulsa Nicolás Maduro. En su cuenta en la red social de Twitter, al igual que otros funcionarios del oficialismo, se define como “antiimperialista, revolucionario y chavista”. Su apoyo ferviente a Chávez lo demuestra con una fotografía que tiene de perfil en su red social, en la que aparece Chávez revisando la vista de Duque a través un oftalmómetro. 

La imagen se remonta al 28 de agosto de 2005. Ese día, Duque Moncada coincidió con Chávez en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo, en Caracas, donde el entonces Presidente, quien falleció el 5 de marzo de 2013, hacía la transmisión de su programa dominical Aló Presidente N° 232. Allí Duque le había agradecido a Chávez y la Misión Milagro, creada en 2004 para apoyar a los pacientes con problemas oculares de bajos recursos, por un trasplante de córnea que se realizó tras ser diagnosticado con una queratitis herpética. 

Duque llega al Ministerio de Transporte Terrestre luego de no resultar electo para ocupar un escaño en la Asamblea Nacional Constituyente en julio de 2017. Antes de postularse en los comicios, el capitán de corbeta había ejercido cargos públicos en el estado Guárico. Su relación cercana al exgobernador de la entidad, Ramón Rodríguez Chacín, lo llevó a ser el presidente fundador del Instituto Autónomo de Minería de Guárico —hoy Instituto Público Minero de Guárico—, creado el 18 de diciembre de 2013, para velar por la adecuada administración y control de los recursos obtenidos de la minería no metálica. 


Duque le había agradecido a Chávez y la Misión Milagro por un trasplante de córnea


Sobre el órgano fundado el 18 de diciembre de 2013 pesan observaciones de la Contraloría General de estado Guárico, tras inspecciones realizadas en 2014,  por irregularidades relacionadas con “debilidades en el control interno e inobservancia de las disposiciones legales y sublegales que rigen los procesos de selección, contratación, ejecución y pago de compromisos realizados con personas naturales o jurídicas para el suministro de bienes”, se lee en la página 197 del informe de gestión de la Contraloría del estado Guárico.

Duque salió del Instituto Autónomo Minero de Guárico en 2014 y, tras ser sustituido por otro militar cercano a Rodríguez Chacín, Valentín Hazenstaub, se instaló en Tucupido, capital del municipio José Félix Ribas de Guárico, donde conoció a María Angélica Ruiz, quien se desempeñaba como alcaldesa de esa jurisdicción entre 2013 y 2017.

Duque se postuló como candidato a los comicios para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, pero no resultó electo | Foto: Cortesía

Fuentes aseguraron a El Pitazo que María Angélica y Juan Carlos trabaron amistad en reuniones de trabajo con el gobierno regional y, luego de esos encuentros, se unieron sentimentalmente. María Angélica, en pleno ejercicio de sus funciones como alcaldesa, designó a Duque como presidente de la Fundación para el Desarrollo José Félix Ribas (Fundaribas), donde estuvo hasta el año 2016. 

Pero la gerencia de Duque en Tucupido estuvo empañada por irregularidades en la que presuntamente estaría implicado. Los señalamientos apuntan a que el militar estaría involucrado en una venta de 30 automóviles que formaban parte de los activos de la Alcaldía de José Félix Ribas, y cuya comercialización se ejecutó en 2016, sin respetar los procesos de desafectación de bienes públicos. “La venta fue ilegal porque no contó con la aprobación de la Cámara Municipal e incumplieron pasos establecidos en las leyes municipales ni hubo ordenanza que informara sobre la desafectación. Además, los carros no tenían más de 20 años para ser considerados como chatarra”, señaló señaló el abogado Juan Vicente Cabezas. La venta de los autos, además seis implementos de construcción y 4 toneladas de residuos mecánicos, fue realizada a Multirepuestos Sicilia Guerra C.A, ubicada en Caracas, que pagó 10.500.000 bolívares.  


Su relación cercana al exgobernador, Ramón Rodríguez Chacín, lo llevó a ser el presidente del Instituto Autónomo de Minería de Guárico


Una vez culminado el proceso de venta, el contralor municipal de José Félix Ribas, José Luis Méndez Pérez, abrió una investigación que actualmente está en curso por las denuncias de irregularidades cometidas en el proceso. Méndez Pérez, en conversación con El Pitazo, comentó que actualmente se investiga la presunta relación de Duque Moncada con estas irregularidades por su relación cercana a la exalcaldesa de Tucupido. Al despacho de Duque, ubicado en la sede del Ministerio de Transporte Terrestre, se le envió una solicitud de entrevista que, hasta el momento de la publicación de esta nota, no ha sido respondida.

DÉJANOS TU COMENTARIO