20.4 C
Caracas
martes, 27 octubre, 2020

PERFIL | Adrián Rodríguez: el expran del retén de Cabimas en fuga

Su modus operandi, cuando estaba tras las rejas, se basaba en llamar a personas, que elegía a través de terceros, para amenazarlas con asesinarlas o herir a alguien cercano si no pagaban un monto que él determinaba

-

Desde 2016 está evadido de las autoridades y tiene orden de captura por el asesinato de una mujer en el Zulia, que fue grabado y publicado en las redes

.

Su nombre es Adrián José Rodríguez Gudiño y tiene 34 años. Las autoridades lo buscan por liderar una banda relacionada con el robo de vehículos, extorsiones y homicidios que se cometen en la Costa Oriental del Lago, Zulia.

Nació el 12 de noviembre de 1985 en Tía Juana, municipio Simón Bolívar. Según el registro policial entró al sistema penal a los 27 años por el delito de secuestro; en 2016 lideró la fuga del retén de Cabimas y, hasta ahora, sigue libre.

Durante su reclusión en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de la Costa Oriental del Lago, situado en zona residencial de La Misión, era pran del pabellón B. Aunque sus actividades delictivas lo han llevado a moverse por varios municipios zulianos para evadir a la justicia.

De secuestrador a asesino

“Adriancito”, como es conocido en el mundo criminal, es el diminutivo con el que se hizo popular en el retén de Cabimas.

Su historial delictivo es amplio. Desde 2012 fue un integrante de la banda de “el Chipi”, liderada por José Jesús Mosquera, hasta que el 11 de julio de 2013 participó en el secuestro de un conductor de transporte público en Campo Lara, Ciudad Ojeda.


«La banda tenía más de 15 sujetos en sus dominios»

Aseguró el comisario Jesús Vargas
- Advertisement -

.

Después de seis días encontraron a la víctima atada a un árbol, aún con vida. El 18 de julio ingresó al recinto por los delitos de secuestro y asociación para delinquir. Entraba a lo que se convertiría en su centro de operaciones: el retén de Cabimas.

El comisario Jesús Vargas, en ese momento director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en la Región Occidental, aseguró que la banda tenía más de 15 sujetos en sus dominios, cinco de ellos de nacionalidad colombiana, además los relacionaban con extorsiones y secuestros cometidos en Caja Seca, municipio Sucre.

Líder del retén de Cabimas

En menos de tres años, desde su ingreso al retén, se convirtió en el pran del pabellón B, donde están los privados de libertad de mediana peligrosidad, explican autoridades.

Un inspector agregado del Cicpc, bajo la condición de anonimato, explicó que su liderazgo comenzó después del asesinato del “Tita”, Odelvis Leal, en diciembre de 2014 dentro del recinto. Antes de ser el pran ejercía la función de “carro” (segundo al mando) del anexo penitenciario.

En el retén su popularidad creció. Adriancito, Sleitter José Leal y Alexander Raga Barrientos se convirtieron en los líderes de uno de los anexos del centro de arrestos desde donde se ordenan, casi a diario, la mayoría de las extorsiones contra comerciantes y ganaderos que se ejecutan en los municipios de la Costa Oriental del Lago, explicó el funcionario.

Según el registro policial, Sleitter José Leal Gutiérrez tiene 25 años y fue el segundo al mando del recinto, ingresó el 9 de julio de 2015 por el delito de homicidio calificado en grado de frustración y tenía solicitud por coautoría en otro asesinato. Mientras que Alexander Antonio Raga Barrientos tiene 31 años y es solicitado por homicidio intencional; entró al retén el 4 de noviembre de 2013.

El 14 de abril de 2016 regresaron a la calle, prófugos de la justicia. Adriancito, con Leal, Raga y otros 15 reclusos, se evadieron del retén de Cabimas: después de herir a los custodios de guardia salieron por la puerta del frente. Aunque se activó un contingente policial, solo lograron recapturar a nueve de ellos. Los otros siguen libres.


«Él (Adrián) no está aquí, pero sus soldados siguen trabajando»

Supervisor agregado de la Policía del Zulia

..

Un supervisor agregado de la Policía del Zulia, quien estuvo adscrito a la custodia en el recinto, explicó que aunque no está tras las rejas, su banda sigue imponiendo terror entre los habitantes de los municipios Cabimas y Simón Bolívar, donde mantiene su centro de operaciones.

Él (Adrián) no está aquí, pero sus soldados siguen trabajando. En la estación policial llegan denuncias de gente que recibe llamadas en su nombre, para cobrar vacuna y amenazar de muerte”, dijo.

Su modus operandi, cuando estaba tras las rejas, se basaba en llamar a personas, las cuales elegía a través de terceros, para amenazarlas con asesinarlas o herir a alguien cercano si no pagaban un monto que él determinaba, dependiendo de las posibilidades económicas.

Según la experiencia del oficial, la mayoría de las extorsiones provienen de alguna persona cercana a la víctima, alguien cercano al núcleo familiar tiene un contacto y da toda la información con la que amenazan.

“En algunos casos, las entregas las hacían en las cercanías del retén. Alguno de sus familiares o soldados de su banda, que estaban libres, recogían el paquete con el pago. Se ampara en el temor de las personas que no denuncian; es despiadado”, aseguró el oficial.

Ajusticiamiento grabado

Desde el 6 de abril de 2018 buscan a “Adriancito” por la muerte de Rosa del Carmen Castillo Peña, un ama de casa de 35 años que asesinaron frente a su mamá y su hija por denunciar un robo dentro de su residencia en la carretera E, Tía Juana.

Douglas Rico, director del Cicpc, responsabilizó a “Adriancito” y a la banda de  Johanderson Molleda, conocido como “el Mino”, otro de los evadidos del retén en 2016, quienes grabaron en un video el ajusticiamiento de la mujer para vengar la muerte de un miembro de la banda y lo difundieron en las redes sociales.

El comisario indicó que también estaban tras la pista de Juvenal Acosta, Gregory Castillo, José Sánchez y otros miembros del grupo delictivo. Aseguró que el video que se viralizó en las redes sociales permitió la identificación de los asesinos mediante el cruce de registros fotográficos policiales.

En ese momento, Rico dijo que realizaron operativos en el Zulia para localizar a los miembros del grupo criminal, además de que ofreció apoyo psicológico y social a sus familiares, quienes presenciaron el crimen.

El  5 de noviembre falleció “el Mino” en un procedimiento policial con el Comando Antiextorsión y Secuestro (Conas). Hasta ahora, aún tienen orden de captura contra Adrián Rodríguez, quien, según la información que manejan las autoridades policiales, está fuera del país.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado