Tras la renuncia de Rafael Dudamel al banquillo de la vinotinto, por diferencias con la directiva de la FVF, al menos cinco nombres de técnicos nacionales e internacionales sonaron para sustituirlo. En la decisión final pesó la opinión del ministro del Deporte, quien es también directivo de la federación de fútbol. Ahora el miembro del gobierno de Maduro puede atribuirse el despido de un entrenador y la contratación de otro

Un mes después de que Rafael Dudamel dejara el cargo como técnico de la Vinotinto, el Instituto Nacional de Deporte (IND) fue el primero en informar, a través de su cuenta de Twitter, que el portugués José Peseiro asumiría las riendas de la selección nacional. Algo inusual. El ente encargado de hacer esos anuncios es la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), que lo informaría un día después.

A pesar de que el IND no debería tener incidencia en las decisiones de la FVF, ambas instituciones tienen algo en común: Pedro Infante, ministro para la Juventud y el Deporte, quien también ocupa los cargos de presidente del IND y segundo vicepresidente de la federación. Este hecho viola los estatutos de la Fifa donde se deja claro que los cargos en sus federaciones miembros deben ser independiente de cualquier tipo de injerencia política y evitar el conflicto de intereses.

El IND es un organismo que está adscrito al Ministerio para la Juventud y Deporte y que, según su página web, es el encargado de gestionar, ejecutar y fiscalizar las políticas del sector deportivo en Venezuela.

El ministro se hizo de la segunda vicepresidencia de la federación en la misma plancha de Laureano González, mano derecha del expresidente de la FVF, Rafael Esquivel, luego de que éste fuese acusado por la Fifa de sobornos, fraudes y lavado de dinero en el año 2015. Esquivel fue extraditado en 2016 de Suiza a Nueva York, donde se declaró culpable de asociación para delinquir, transferencias bancarias ilegales y lavar dinero de soborno. Actualmente se encuentra en arresto domiciliario.

Con sus 38 años, Infante no es alguien ajeno a la actividad y organización deportiva. No cayó en ese cargo por casualidad. De acuerdo con el portal Poderopedia es licenciado en Educación Física y posee un máster en Gerencia de Ciencias Deportivas del Instituto Superior de Cultura Física Manuel Fajardo, en Cuba.

Según el portal, empezó a ocupar cargos relevantes desde 2008 con Hugo Chávez, siendo el director general del Plan de Masificación y Desarrollo Deportivo, programa que busca impulsar todo en materia de educación física y recreación como herramienta social a nivel nacional. En 2010 fue miembro principal de la junta directiva del Instituto Nacional del Poder Popular para la Juventud. Más adelante, en 2014, ocuparía el cargo de viceministro de Actividad Física.

Su figura terminó de tomar fuerza dentro del chavismo en 2015, formando parte del gabinete ejecutivo de Nicolás Maduro. Todo empieza cuando, en 2014, se fusionan el Ministerio para el Deporte y el Ministerio para la Juventud, dando como resultado el Ministerio para la Juventud y Deporte. Infante estuvo al frente de ese ministerio en dos ocasiones. La primera vez que asumió el cargo fue en 2015. Luego, en 2016, fue sustituido por Mervin Maldonado, quien se separó del cargo en junio de 2017 para ser candidato a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Desde ese momento, Infante vuelve a asumir las riendas del ministerio de la Juventud y el Deporte.

Dirigentes, abogados deportivos y periodistas coinciden en que los cargos en simultáneo de Pedro Infante terminan afectando las decisiones de la FVF, como en el despido de Kenneth Zseremeta, extécnico de la Vinotinto femenina sub17, por su denuncia de desnutrición en sus jugadoras y en la escogencia del próximo seleccionador nacional. Infante es juez y parte. Ocupa tres cargos en la dirección deportiva nacional: dos como funcionario gubernamental y uno como dirigente de fútbol.

Un técnico desconocido en Venezuela

Desde que renunció Rafael Dudamel como técnico de la vinotinto, se encendieron las alarmas de cara a las eliminatorias mundialistas. Los conocedores del fútbol nacional saben de las dificultades económicas para contratar a un técnico extranjero. Sin embargo, según las versiones periodísticas, al menos cinco nombres sonaron hasta el 2 de febrero como posibles técnicos: los venezolanos César Farías (seleccionador de Bolivia) y Daniel Farías (técnico del Deportivo La Guaira), José Pekerman (extécnico de Colombia), Jorge Sampaoli (entrenador del Santos de Brasil) y hasta el de la estrella mundial Diego Maradona (técnico de Gimnasia de Argentina).

En declaraciones previas al partido del 24 de enero entre Vélez y Gimnasia, Maradona admitió que Nicolás Maduro le ofreció la dirección técnica de la selección nacional. Sin embargo, la estrella argentina rechazó la oferta.

A la semana siguiente, el nombre de Jorge Sampaoli sonaba con mucha fuerza para tomar las riendas de la Vinotinto y todo iba encaminado a un acuerdo, hasta el punto de que ya se tenía un acuerdo económico y un posible viaje al país.

Sin embargo, el 3 de febrero, el IND anunció en twitter que ya era oficial la sorpresiva contratación del entrenador portugués José Peseiro, de quien se conocía poco. Minutos después el tuit fue borrado. Esa situación generó dudas en torno al próximo técnico nacional, ya que no había pronunciamiento oficial por parte de la federación.


EN LA CUENTA DE TWITTER DEL IND SE ANUNCIÓ LA CONTRATACIÓN DEL TÉCNICO PORTUGUÉS JOSÉ PEREIRO, A LOS POCOS MINUTOS EL TUIT FUE BORRADO


Al día siguiente, Peseiro era confirmado por la FVF como seleccionador nacional. El día de su presentación a la prensa, Laureano González admitiría que en las negociaciones participaron funcionarios gubernamentales como Pedro Infante y los patrocinadores del Estado.

Caso Szeremeta

Tras unas declaraciones polémicas, el técnico Kenneth Zseremeta, sería despedido de su cargo en 2017, luego de obtener medalla de bronce en los Juegos Bolivarianos.

“Nuestras jugadoras manifiestan un grado de desnutrición tremendo”, fue la declaración que hizo y generó mucho ruido dentro de las altas esferas del chavismo.

A la semana siguiente, Infante compareció frente a la prensa y le dijo a la agencia EFE que las declaraciones de Zseremeta eran falsas. “Tengo el informe médico de las muchachas, es totalmente falso”, dijo.

Luego de denuncias sobre dificultades en los traslados, los viáticos por competiciones, ahora se referiría al estado nutricional de sus jugadoras. Sería su última denuncia como seleccionador nacional.

El 28 de noviembre, la FVF publicó un comunicado que informaba de la desvinculación del estratega panameño, después de nueve años al frente de la selección nacional. El motivo, según el comunicado, fue por no obtener resultados favorables en los Juegos Bolivarianos, de cara al Sudamericano que se jugaría en 2018 y que otorga dos boletos para el Mundial de Francia del mismo año.

“La salida de Zseremeta de la selección no se debió a un tema deportivo. Los resultados demostraron que estaba haciendo un buen trabajo. Su despido pasa por un tema político y alguna llamada de las altas esferas de la política venezolana. Las mismas jugadoras respaldaron al técnico”, explicó para El Pitazo el periodista deportivo Richard Méndez.

Las jugadoras expresaron a través de un comunicado: “En ocasiones anteriores, los resultados adversos en los módulos preparatorios a competiciones internacionales no fueron causa de destitución por lo que sorprende que en esta ocasión sí lo sea”, dice un fragmento de la carta pública que firmaron las jugadoras venezolanas.

El propio técnico denunciaría la presencia de intereses en la FVF. “Me gustaría que la Fifa sepa de esto. Desde que llegó el vicepresidente me querían botar”, aseguró Zseremeta en una entrevista radial en el programa Un buen momento del periodista Sergio Ruiz.

A pesar de que, una semana después, se arrepintió de haber señalado a Infante como el responsable de su destitución y de decir que se trató de un malentendido, una fuente cercana al entorno del extécnico panameño aseguró que “el giro en las declaraciones de Zseremeta se debió a presiones de la misma FVF y fue un intento del técnico para reparar las relaciones e irse de la mejor manera. Fue una forma de calmar las aguas”.

Acuerdo político para modificar los Estatutos de la FVF

¿Cómo llega Infante a la FVF? La junta directiva que resultó electa en 2017 es presidida por Laureano González. En su plancha tiene como unos de sus vicepresidentes a Pedro Infante, ministro del Deporte y dirigente político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Lo que genera más ruido en la opinión pública es que Infante también es el presidente del IND, órgano encargado de canalizar todas las denuncias en los procesos electorales de una federación deportiva en Venezuela.

De acuerdo con el periodista Esteban Rojas en una nota publicada en El Pitazo, en los estatutos de la FVF se indica que para formar parte de la junta directiva no se podía “ser directivo en entidades deportivas de otras disciplinas, del Ministerio del Poder Popular para el Deporte, del Instituto Nacional de Deportes (salvo que fuese el representante de las Federaciones Deportivas Nacionales si éste perteneciente a la FVF) salvo que haya renunciado con un (1) año de antelación”.

En la misma nota se habla de que esa norma desapareció en enero de 2017, en una reforma que se aprobó junto con la Memoria y Cuenta 2016 en una asamblea que apenas alcanzó el quórum necesario. Se presentaron 39 de 66 delegados que pueden votar.


A PRINCIPIOS DE 2017, LOS ESTATUTOS DE LA FVF FUERON MODIFICADOS PARA QUE PEDRO INFANTE PUDIERA SER CANDIDATO


Ahora, los únicos requisitos, según el artículo 53 de los estatutos de la FVF, para aspirar a un cargo en la FVF son: ser mayor de edad, ejercer plenamente los derechos civiles, no tener ninguna sanción disciplinaria deportiva, no haber recibido desaprobación de sus administraciones en entidades deportivas federadas y estar registrado en el padrón electoral de la federación.


“Ese cambio se debió a un acuerdo político. Era la forma de que el Gobierno le pudiera poner sus manos por completo a la federación. Sin embargo, está mal esa elección porque no va en sintonía con los estatutos de la Fifa”, asegura un exdirigente de la FVF del período pasado (2013-2017).

Doble cargo

Los cuatros primeros cargos de la plancha ganadora en la FVF estuvieron configurados así: Laureano González (presidente), Jesús Berardinelli (primer vicepresidente), Pedro Infante (segundo vicepresidente) y Reinaldo Berardinelli -quien no tiene ningún parentesco con Jesús- (tercer vicepresidente).

Para esas elecciones, según el periodista Cristóbal Naranjo, de Crónica Uno, una de las planchas adversas a González denunció que no hubo relegitimación de autoridades ni inscripción de nuevos clubes como exige la Ley del Deporte.

De hecho, el que hizo las denuncias fue Richard Páez, extécnico de la Vinotinto y candidato a la presidencia de la FVF, quien no obtuvo respuestas a sus denuncias y decidió retirarse de las elecciones para no ser copartícipe de esas irregularidades.

“En ese momento, hicimos varias denuncias de irregularidades dentro del proceso electoral como tal. Esperábamos la respuesta de algún organismo oficial –ministerio del Deporte, IND o TSJ-, pero no obtuvimos ninguna respuesta. Si en una de las planchas está el presidente del IND, quien se encarga de regir todo lo relacionado al deporte en el país, no íbamos a tener respuestas. Es juez y candidato”, señaló Richard Páez a El Pitazo.

En los Estatutos de la Fifa, aprobados en junio de 2019, aparece cómo deben ser los reglamentos de las federaciones de cada país adscrito al ente rector del fútbol mundial. En el artículo 14.9 se especifica que las federaciones deben administrar sus asuntos de forma independiente y que no ocurra ninguna injerencia de terceros en asuntos internos. Al ser ministro del Deporte y presidente del IND, Infante sería un agente externo.

Además, en el artículo 15, en tres de sus numerales (1, 3 y 9), habla de la neutralidad en cuanto a la política, la independencia de injerencias políticas y la prevención de conflictos de interés en la toma de decisiones.


LOS ESTATUTOS DE LA FIFA INDICAN QUE EN SUS FEDERACIONES MIEMBRO NO PUEDE EXISTIR INJERENCIA POLÍTICA


En la descripción de su cuenta en la red social Instagram contradice cada uno de los numerales de estos estatutos. Se define como: “Ministro del Poder Popular para la Juventud y el Deporte. Militante de la Revolución. Batallón Deportivo Bolívar Chávez y Martí. 100% antiimperialista”.

En los estatutos de la FVF se señala que los órganos que forman parte de la federación están obligados a observar y cumplir con los reglamentos y estatutos de la Fifa y la confederación de la que se forme parte, en el caso de Venezuela, de la Confederación Venezolana de Fútbol (Conmebol).

“La Fifa prohíbe que las federaciones sean controladas por entes externos a la federación cualquiera que sea. El IND es una institución gubernamental a donde llegan las denuncias de los procesos electorales que ocurren en el deporte. Entonces el problema es que Pedro Infante funge como árbitro y como parte”, explica Antonio Quintero, abogado especialista en derecho deportivo.

El Pitazo se dirigió al IND para solicitar una entrevista con el ministro Pedro Infante. Dejó una carta el 30 de enero de 2020, pero hasta la fecha de publicación no se obtuvo respuesta.

De esta forma, el ministro llegó a la FVF y es señalado de haber metido sus manos en el despido del técnico de la selección femenina sub17 y en la elección del nuevo entrenador de la selección. Pedro Infante empezó como árbitro y terminó celebrando goles a favor del gobierno.

5/5 (2)

¿Qué tan útil fue esta publicación?