El país, desde el 12 de marzo, ha estado sujeto a un conjunto de medidas que el Gobierno nacional califica como necesarias para combatir el COVID-19. Pero a juicio de expertos son acciones excesivas, que incumplen su objetivo y no se ajustan a la realidad social. Aquí presentamos las decisiones tomadas en los primeros 100 días de la pandemia

Cuando el Gobierno anunció la llegada del COVID-19 a Venezuela el pasado 13 de marzo, en todos los niveles del Ejecutivo se decretaron disposiciones que restringen libertades. Desde el inicio de la cuarentena, voceros oficiales han anunciado medidas para combatir la propagación del virus. Las decisiones que han adoptado las han replicado, vía decretos, los gobiernos regionales y municipales.

El anuncio de las acciones ha estado liderada por Nicolás Maduro, seguido de Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la República; Jorge Rodríguez, ministro de Información y Comunicación; Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; gobernadores y alcaldes. Estas son las medidas más resaltantes tomadas en 100 días de COVID-19 en Venezuela. Desliza a la izquierda para que recuerdes cronológicamente los anuncios.

Apenas se anunciaron los dos primeros casos de COVID-19, se decretó un estado de alarma que empezaría el 16 de marzo. Este estado de excepción implicaría el uso obligatorio de mascarillas, la suspensión de clases en todos los niveles con el mecanismo de educación a distancia y la restricción de la circulación.

Después de transcurrida la primera semana, en las estaciones de servicios empezaron las restricciones para el abastecimiento de gasolina: solo se podían abastecer el personal médico y de seguridad. De acuerdo con distintos análisis, la decisión no fue para evitar la propagación el COVID-19, sino para rendir el poco combustible existente en el país.

Se anunciaron medidas económicas similares a las de otros países para hacerle frente al COVID-19. Pero economistas e internacionalistas coinciden en que el Estado venezolano no tiene la capacidad para enfrentar las consecuencias de la llegada de la enfermedad.

El Gobierno fue tomando una estrategia drástica para contener el COVID-19, donde decretó toques de queda en algunos estados y municipios. “Se han dictado diferentes normas y sanciones que contravienen el derecho a la libertad personal y al libre tránsito. En este contexto han surgido numerosas denuncias de tratos humillantes y multas”, indica Marino Alvarado, abogado especialista en derechos humanos y temas militares.

También desde el 15 de abril se han realizado jornadas de desinfección, limpieza y embellecimiento. Hasta el 3 de junio, la presidenta del Órgano Superior de la Gran Misión Venezuela Bella, Jacqueline Faría, informó que se han realizado más de 410 mil jornadas en todo el país. Si bien es una medida preventiva, Carlos Walter, médico especialista en Salud Pública, dice que si se quiere que sean realmente efectivas deben hacerse más seguidas y en mayor cantidad.

En los distintos análisis publicados por el equipo, los especialistas coinciden en que esas medidas han sido desproporcionadas y no responden a criterios sanitarios. El Pitazo le hace seguimiento diario a las medidas que se toman en el país para prevenir la propagación del virus.

4.32/5 (37)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO