DRFLAB y Probox identificaron 274 cuentas en Twitter, algunas pertenecientes al régimen cubano, que se usaron en abril de 2020 para posicionar etiquetas con temas como el “bloqueo” de Estados Unidos, la solidaridad de Cuba con Venezuela o frases para promover la propaganda de Maduro

El régimen cubano, instaurado por los hermanos Castro y ahora manejado por Miguel Díaz-Canel, no solo ha sido el mayor aliado ideológico de Venezuela durante 20 años. La influencia de la isla se extiende también al plano digital, posicionando contenido en redes sociales que benefician la narrativa impuesta por la administración de Nicolás Maduro.

Una investigación del Digital Forensic Research Lab (DRFLab) del Atlantic Council junto al observatorio de actividad digital Probox detalla que Cuba usó cuentas institucionales en Twitter para posicionar hashtags o etiquetas con contenido político que fueron tendencia en Venezuela durante abril de 2020. A esas cuentas se sumaron otras que, si bien están ubicadas dentro del país, forman parte de organismos cubanos como la Misión Médica Cubana en Venezuela, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos o la Embajada de Cuba en Panamá.

El DRFLab y Probox lograron identificar 274 cuentas que usaron todas las etiquetas identificadas durante abril, que fue el mes de mayor actividad digital en el país en lo que va de año. “Dos de ellas mostraron un comportamiento sospechoso con características similares a un bot como @AleLRoss198 y @amaia_haikazti. Además estas cuentas se relacionan con otros usuarios cubanos o comparten contenido relacionado a Cuba”, señalan las organizaciones.

Las cuentas usaron cada hashtag de manera repetitiva para lograr una mayor visibilidad en Twitter y colarse entre las tendencias de ese mes, según un análisis de manipulación de tráfico hecho por Probox y DRFLab.

“Utilizar a Cuba como puente comunicacional o asesor siempre ha sido parte de su estrategia de laboratorio (de Nicolás Maduro). Recordemos que se trata del principal aliado del gobierno de Maduro y lo fue dentro del gobierno de Chávez. Más allá de temas geopolíticos o económicos, ha sido un aliado en temas propagandísticos”, resaltó el politólogo y asesor comunicacional, Pablo Andrés Quintero.

Cuba tiene mucha experiencia en temas de control social y mantenimiento del poder, menciona Quintero, “por lo que ha sido una plataforma perfecta para explorar y darles un diagnóstico al gobierno venezolano de cómo controlar”. Además, considera que Maduro ha incluido a otros actores internacionales como Cuba e Irán para lograr su cometido en el escenario digital.

“Lo que ocurre en Venezuela es un gran laboratorio; a nivel comunicacional el gobierno tiene mucha experiencia en eso, está muy bien asesorado no solamente con Cuba, sino con actores más preparados en lo tecnológico y no en lo técnico. Buscan persuadir, desinformar, controlar y ganar ese terreno en el ámbito digital porque saben potenciar y saben la importancia de controlar la información en las redes sociales”, sentencia el politólogo.

En octubre de 2019, la Universidad de Oxford publicó el informe El Orden Mundial de Desinformación, donde clasificaron a Venezuela como un país que cuenta con una alta capacidad de cyber troop, pues mantienen de forma permanente un equipo de al menos 500 personas, con entrenamiento formal y grandes presupuestos, para “operaciones psicológicas o guerra de información”.

Tropa cubana al rescate

El observatorio de actividad digital Probox identificó 210 tendencias políticas durante el mes de abril, de las cuales 13 entraron en la categoría de “internacionales”, es decir, que están relacionadas con eventos que ocurren fuera de Venezuela o que fueron posicionadas por cuentas en otros países, “frecuentemente entidades u oficinas de Gobierno, organizaciones, medios de comunicación y otros actores relevantes”. Un ejemplo es la etiqueta #AEcuadorLoSacamosTodos, que fue posicionada en Venezuela, y en la que incluso el presidente de ese país, Lenín Moreno, participó enviando un tuit.

Estos hashtags solo representaron 6% del total de las tendencias políticas, menciona Probox, pero “alcanzaron gran interacción y volumen, al producirse cerca de 854.727 tuits y retuits, lo que equivale al 11.5% de la conversación política en Twitter” en abril de 2020 Estas 13 tendencias “internacionales” tuvieron un promedio de 42.832 tuits”.

“Este volumen promedio es particularmente alto si comparamos otras subcategorías analizadas en el mismo mes, como ‘Oposición Unitaria’ (donde se agruparon tendencias posicionadas por las comunicaciones de la Asamblea Nacional y partidos políticos opositores que respaldan a Juan Guaidó como “presidente interino”), la cual incluyó 26 tendencias, mismas que alcanzaron 3.690 tweets en promedio cada una”, resalta el observatorio de actividad digital.

Al analizar estas 13 etiquetas “internacionales” que se posicionaron en el país, cinco de ellas se impulsaron desde el gobierno cubano a través de “tuitazos” o cuentas oficiales como la cuenta del presidente Díaz-Canel (@DiazCanelB). Estas etiquetas fueron: #CubaSalvaElAmor, #ElBloqueoMata, #TheBlockadeKills, #BloqueoNoSolidaridadSi y #ViviremosYVenceremos.

Algunos de estos hashtags también fueron utilizados de forma planificada por el gobierno cubano a través de su Cancillería o cuentas de medios de comunicación de ese país por medio de los tuitazos (campañas de posicionamiento), “en apoyo a la narrativa antiimperialista y anti sanciones hacia los Estados Unidos en marco de la actual crisis sanitaria”.

El uso de las redes sociales en Venezuela no es el mismo uso que se les da en Europa, Estados Unidos o Asia, explica el politólogo Pablo Andrés Quintero. “En Venezuela existe un contexto totalmente diferente en torno a la censura, a la libertad que tienen los medios de comunicación digital para promover contenido y publicar cualquier tipo de información. Ya partiendo de un escenario donde el gobierno nacional censura a los medios tradicionales, el venezolano recurre a las redes sociales como un medio informativo”.

Además, Quintero señala que las estrategias de retórica comunicacional que ha impuesto Maduro por Twitter “han sido muy efectivas y lo hemos comprobado en la práctica. El gobierno apunta a comunicarle a un público target, no les interesa generar interlocución con sectores de la clase media u opositores, ellos apuntan a comunicar con un discurso muy práctico, muy lacónico, muy fácil de entender, a un sector de la población que es su nicho electoral”.

Al detalle

ProBox registró entre el 1º y el 30 de abril 7.437.334 tuits vinculados a tendencias políticas y sociales posicionadas en Venezuela, mientras que el DFRLab hizo un análisis de los cinco hashtags con temas relacionados con Cuba a partir de la identificación de patrones de manipulación de tráfico, la ubicación de las cuentas y detección de algunas características de bot entre las cuentas más activas que usaron los hashtag durante los días en los que fueron tendencia.

Las etiquetas que fueron tendencia en Twitter se mantuvieron por espacio de horas, siendo el pico más alto de tuits el horario comprendido entre las 9:00 am y las 11:00 am. La única tendencia que logró posicionarse en la tarde corresponde a un lema chavista “#ViviremosYVenceremos”, registrado el 26 de abril.

En el caso del hashtag #ElBloqueoMata, Probox obtuvo 57.100 tuits que fueron publicados por 12.674 cuentas aproximadamente. El observatorio encontró que 12.4% de estas cuentas actuaron con características de bots, produciendo 47% del contenido de esta etiqueta, lo que se considera como un comportamiento inorgánico.

De las cuentas que interactuaron con #ElBloqueoMata, se encontraron 5.272 coincidencias con usuarios de otras etiquetas impulsadas por el oficialismo durante abril, es decir, 43.8% de los usuarios que utilizaron #ElBloqueoMata participaron repetidamente en tendencias oficiales.

Con el hashtag #ViviremosYVenceremos se registraron 44.500 tuits, con 2.436 usuarios interactuando. De estos, 20.4% fueron detectados como posibles bot y el 58.5% del contenido producido fue inorgánico. El 47.7% de los usuarios de #ViviremosYVenceremos también fueron encontrados en otras etiquetas, impulsando la narrativa de Maduro en redes.

A juicio de Quintero, la pandemia ha servido como oxigenante para las estrategias del gobierno, porque “les ha permitido calibrar las emociones de los venezolanos. Ellos, a través de la pandemia, someten a la población a niveles de miedo y estrés, y a partir de allí van midiendo el comportamiento de la ciudadanía. Observan cómo reacciona la sociedad ante algunas decisiones, cómo se expresan en las redes sociales, todo ello está medido y controlado, aunque no al 100%”.

Muchos mensajes pocos usuarios

DFRLab hizo la recolección de 231.335 menciones de las cinco tendencias relacionadas a Cuba durante el mes de abril. Con la herramienta Brandwatch pudo detectar la ubicación de 114.603 comentarios. Cuba apareció como la principal ubicación identificada en las cuentas de Twitter que más participaron en las cinco tendencias, identificadas por Probox y DFRLab. Sin embargo, Venezuela también se registró con la mayor cantidad de menciones en cada hashtag durante los días que se posicionaron las tendencias en este país.

De la tendencia #ElBloqueoMata, que se registró durante el 6 de abril, se detectaron 83.345 menciones, y DFRLab obtuvo la localización de 41.823 mensajes, donde Venezuela apareció como la primera ubicación de las cuentas o tuits que utilizaron la etiqueta, con 20.269 publicaciones, seguido por Cuba con 9.162 mensajes y le siguió Argentina con 1.489 comentarios. El 70% de las menciones fueron en Venezuela y el 22% en Cuba.

Pero que Venezuela estuviera en el primer lugar de ubicación solo se dio en esta tendencia, porque en las otras cuatro, Cuba obtuvo el primer lugar. 20.401 mensajes de la etiqueta #BloqueoNoSolidaridadSi se generaron desde Cuba y en Venezuela tan solo fueron 8.162.

Lo mismo sucedió con el hashtag #ViviremosYVenceremos, donde Cuba registró el 85% de las menciones y Venezuela 9%. De un total de 39.540 mensajes se obtuvo la localización de 18.952 y 14.507 menciones se hicieron en Cuba, seguidas por Venezuela con 1.786 y luego España con 360.

La tendencia con cantidad de mensajes casi igual fue #TheBlockadeKills, aunque Cuba igualmente obtuvo el primer lugar con 7.173, Venezuela se quedó por debajo con 7.150 trinos, una diferencia de 23 mensajes.

Igualmente el DFRLab analizó la manipulación de tráfico de Twitter con las cinco tendencias ubicadas entre Cuba y Venezuela, tomando el 10% de las cuentas más activas o que más menciones registraron y el porcentaje de mensajes, entre tuits, retuits y respuestas, con respecto al número total de menciones.

La manipulación de Tráfico de Twitter permite identificar características sobre si las etiquetas son posicionadas por un amplio número de usuarios de forma orgánica, o por el contrario, si son posicionadas por un pequeño grupo de cuentas para tratar de imponer una narrativa.

En este caso el promedio fue de entre 3 y 8 menciones, por cada cuenta usando cada uno de los hashtag. En el caso de las cuentas más activas, el número se multiplicó hasta casi 6 veces y el promedio aumentó entre 16 y 46 menciones por cuenta. En la etiqueta #ViviveremosYVenceremos, el 10% de los usuarios más activos usó cada uno el hashtag 46 veces en promedio.

En la tendencia el 56% de los mensajes fueron generados tan solo por 481 cuentas. Es decir, del total de menciones que fueron 39.540, estos usuarios publicaron 22.256 mensajes. Para DFRLab esto evidencia que un grupo pequeño de cuentas logró posicionar su narrativa en un amplio número de mensajes, usándolo además de forma repetitiva para lograr más visibilidad en Twitter.

DFRLab encontró que la proporción de retuits no superó el 90%, como ha localizado en otras oportunidades igualmente en mensajes pro Maduro, pero considera que un porcentaje entre el 81% y el 89%, es sospechoso.

Bots institucionales

Un total de 89.603 usuarios usaron al menos una de las tendencias que se registraron en abril, pero tan solo 274 cuentas participaron en los cinco hashtag. Además el DFRLab identificó que entre este grupo reducido hubo instituciones cubanas que mostraron un alto número de menciones, usaron y promovieron las tendencias y en algunas ocasiones se refirieron a Venezuela, como el Instituto Cubano de Amistad de los Pueblos, que tuvo 1.102 menciones, y la Embajada de Cuba en Panamá con 1.041 mensajes.

@AleRoss198 fue la cuenta con mayor actividad con 1.266 menciones en total y 253 en promedio por cada hashtag. De acuerdo a la herramienta Twitonomy, este usuario publicó 3.081 tuits entre el 30 de mayo y el 5 de junio de este año, siendo un promedio de 513 trinos por día. Como lo indica DFR Lab este tipo de comportamientos es característico de una cuenta considerada bot, teniendo en cuenta que el propietario publicó 21 menciones por minuto durante las 24 horas del día.

Otra cuenta que tuvo una alta participación, apareciendo de quinto lugar en la lista de cuentas con más actividad, fue @amaia__haikazti con 1.084 menciones, que además de mostrar un comportamiento como bot, también registró señales de anonimidad al usar en su cuenta una imagen que fue publicada por primera vez el 28 de enero de 2013, en un sitio para descargas de fondos de pantalla, según una búsqueda hecha por DFRLab en Tineye.

También tiene características de bots, porque al hacer una consulta en TruthNets, se determinó que el usuario –creado el 17 de agosto de 2014– publica un promedio de 513 tuits por día, lo que significa que durante 24 horas al día divulga 21 trinos por hora. Igualmente la cuenta @yosvanis3000, quien se identifica como jefe del departamento de informática en Ciencias Médicas Mayarí del Ministerio de Salud de Cuba, demostró un alto número de mensajes usando los cinco hashtag.

Tras una consulta en Twitonomy la cuenta tuvo 54 tuits por día entre el 9 de abril y el 30 de mayo de este año, y en ese mismo tiempo usó un promedio de 2 hashtag por tuit.

Estas tendencias con ubicación en Cuba superaron los 20 mil trinos en todas las oportunidades en las que se posicionaron como tendencia en Venezuela, superando el promedio de tuits por etiqueta para los demás sectores y categorías en Twitter. Ese mismo mes la protesta social alcanzó 63 tendencias, pero las etiquetas cubanas lograron alcanzar individualmente más tuits que todas las impulsadas por la sociedad civil y partidos políticos venezolanos juntos.

Control digital

Para DFRLab y Probox la recurrencia de las etiquetas de protesta permite que sea casi imposible ocultar la información, “esto gracias a la cantidad de fuentes descentralizadas que impulsan el tema y la variedad de mensajes relacionados, ya que el el comportamiento de los usuarios bot o tropa termina copiando un mensaje único o con muy pocas variaciones. A pesar de ello, las etiquetas cubanas fueron más voluminosas y duraron en promedio más horas”.

Por eso ambas organizaciones consideran que el objetivo de la administración de Maduro, con la ayuda de Cuba, es impulsar su narrativa anti imperialista y anti sanciones utilizando además cuentas de Twitter que tienen una alta probabilidad de ser programadas o dedicadas a la difusión de información falsa, noticias manipuladas o contenido político radical y polarizante.

Quintero considera que el gobierno de Maduro se dio cuenta que la “guerra ya es digital, que la guerra de la opinión pública ya no es solamente en los medios tradicionales sino en la Internet, y por ello le han dado mucha importancia al uso de trolls, de tropas digitales, al manejo de fake news y grandes bulos informativos para desinformar”.

“El control social es también a través de las redes, y lo ves no solo en un sistema de dependencia como el CLAP o el carnet de la patria. Ya esos pasaron a ser mecanismos para el control, estamos hablando de la big data, el control de la información, mecanismos biométricos”, añadió.

4.4/5 (5)

¿Qué tan útil fue esta publicación?