23.2 C
Caracas
martes, 18 mayo, 2021

Interbanex: una empresa cambiaria aprobada por el BCV a ocho días de registrada

-

Detrás de la nueva plataforma cambiaria hay dos empresas domiciliadas en el extranjero, cuatro directores de nacionalidad española y un extrabajador de una casa de bolsa privada intervenida por el Estado hace más de ocho años

.

Una nueva plataforma del sistema cambiario venezolano, llamada Interbanex, se presentó el pasado 26 de febrero mediante su cuenta Twitter. Dice ser una empresa privada que funciona para las personas naturales y jurídicas del sector privado en Venezuela. Además, cuenta con la aprobación del Banco Central de Venezuela (BCV), el Ministerio de Economía y Finanzas y la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban).

El 18 de enero, según los documentos  publicados en su página, la empresa se registró como una compañía anónima, llamada Interban Exchange, en el Registro Mercantil Primero del Distrito Capital.

10 días después, el lunes 28 de enero, inició operaciones con un valor de Bs 3.200 por dólar, precio superior al mercado paralelo de divisas en Venezuela. Interbanex en su cuenta de Twitter promete que el precio del dólar frente al bolívar lo establecerá la oferta y la demanda del mercado.

El 18 de enero Interbanex se registró como una plataforma de intermediación cambiaria para el sector privado venezolano

Pero, ¿quiénes están detrás?

Interbanex es una sociedad entre dos empresas domiciliadas en el extranjero: Ampajesu S.L  con domicilio en España y creada tres meses antes que Interbanex; y Bull Equity Management Ltd domiciliada en Barbados y constituida en junio de 2013.

De acuerdo con la página web Infoempresas.com, Ampajesu  SL cuenta actualmente con dos administradores: Carlos Navarro García y Manuel Aaron Fajardo García, quien ha sido operador financiero de distintas empresas norteamericanas.

- Advertisement -

Bull Equity Management Ltd, en cambio, es dirigida según la página web  Corporation Wiki por Dionisio Sifontes, quien trabajó desde 2002 hasta 2010 en Econoinvest, una casa de bolsa venezolana que después de una trayectoria de 15 años fue intervenida por el Gobierno venezolano quién, además, acusó y apresó a sus directivos el 24 de mayo de 2010, entre ellos Herman Sifontes, primo de Dionisio, por una supuesta estafa denunciada por el exministro Jorge Giordani que nunca se llegó a comprobar y que generó un movimiento nacional e internacional de solidaridad con los miembros de Econoinvest. Todos fueron liberados en 2013 y hoy se dedican a actividades empresariales y culturales.

“Dionisio es un chamo que trabajaba con su primo, pero después que metieron preso a Herman, rompieron toda relación y Dionisio se dedicó a sus negocios”, afirma un operador financiero venezolano.

Dionisio Sifontes, según su perfil en LinkedIn, trabaja desde 2013 en Bull Income Fund, un equipo de asesores financieros con sede en Barbados y desde abril del año pasado también trabaja en Amberes Coin, una casa de intercambio de criptoactivos que, aunque no aparece con ese nombre en el sistema del Registro Mercantil, tiene licencia para operar en el país y fue certificada, junto a otras 15 casas de cambio, por Nicolás Maduro en transmisión televisiva el 28 de abril de 2018.

meta_value

Entretanto, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional anunció el pasado miércoles, 6 de febrero, que iniciará investigaciones contra la empresa Interbanex por la presunta vinculación de uno de sus socios, Dionisio Sifontes, en hechos de corrupción.

Además, de acuerdo con el expediente de Interbanex que reposa en el registro, los cuatro directores que constituyen la junta directiva de la empresa son de nacionalidad y domicilio español: Daniel Aymerich Biota (director ejecutivo), Manuel Aaron Fajardo García, Carlos García Navarro y Johan Augustos Sosa Salazar.

Interbanex fue registrada en Venezuela y tiene su domicilio en la urbanización El Rosal, Caracas. Una oficina en el segundo piso de uno de las torres empresariales en la zona. El viernes, 1 de febrero, la oficina aún se veía incompleta y, aunque no tenía nada que la identificara, tres trabajadoras aseguraron que el domicilio correspondía con la compañía. Reporteros de El Pitazo el día de la visita solicitaron una entrevista con algún representante o directivo de la empresa. Sin embargo, las trabajadoras explicaron que en ese momento no se encontraba algún vocero de la compañía que pudiera aclarar las dudas. Tomaron los datos y quedaron en llamar.

Interbanex tiene su oficina en Caracas, pero es dirigida y administrada desde España.

El capital de la compañía es de bs. 1.000.000 de acuerdo con su acta constitutiva. Los socios españoles tienen 50% de las acciones clase A y el socio venezolano, Dionisio Sifontes, director de la empresa Bull Equity Management Ltd, cuenta con 30% de las acciones en la clase A y el otro 20% en las acciones clase B.

Según el acta constitutiva de Interbanex, los socios de las acciones clase A tienen voz y voto en cualquier tipo de decisión indistintamente su importancia o naturaleza. Los socios de clase B, por su parte, tienen voz y voto en las acciones vinculadas a los derechos económicos de los accionistas.

Asimismo, el acta constitutiva establece que el director ejecutivo tiene entre sus responsabilidades la representación, contratación y administrador de la compañía. Las competencia de los otros tres directores, en cambio, se limitan a asuntos netamente administrativos.

Interbanex se presentó al público en su cuenta de Twitter antes de que el BCV oficialmente anunciara su autorización como una nueva plataforma cambiaria

Las reacciones tras su aparición

La puesta en escena de Interbanex creó controversia. Primero, antes de pronunciarse los entes rectores de las finanzas venezolanas, se presenta la compañía a sí misma a  través de una red social.

Después, asegura ser privada y basarse en el libre mercado, hecho contrario a la política cambiaria y monetaria que el BCV ha establecido desde hace más de una década: el control. Además, inicia operaciones con una tasa de bolívares por dólares mayor a la establecida en el criminalizado tipo de cambio paralelo.

A las 24 horas de iniciada la plataforma los expertos y opinadores de las distintas visiones políticas del país se expresaron:

«Venezuela es el único del país del mundo que una empresa privada de dudosa reputación está manejando la política cambiaria. Ayer se observó una masiva depresión del bolívar con respecto al dólar”, dijo el diputado José Guerra en la mañana del 29 de enero.

Mario Silva, por su parte, a media noche del pasado martes, dijo en su programa La Hojilla transmitido por Venezolana de Televisión: “¿No le acaban de dar el libre cambio de divisas a una empresa privada? Entonces, ¿cuál intervencionismo del Estado? Pareciera que estuviéramos jugando carritos”.

Ese mismo martes, 29 de enero, el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, dijo a Efecto Cocuyo que no hay manera de estabilizar la tasa cambiaria mientras persistan los desequilibrios económicos y el conflicto político y geopolítico que ocurre en el país.

El miércoles 30, en entrevista con Globovisión, el constituyente Jesús Farías dijo que el Gobierno necesitó equiparar el costo del dólar oficial al del mercado negro frente a la guerra económica. «Es el costo que tenemos que pagar, porque hay especuladores, que impulsan la hiperinflación».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado