El chavismo durante una década financió la generación de electricidad en países de la región mientras apagó a Venezuela

.

En 2002 especialistas advirtieron al fallecido Hugo Chávez, entonces presidente, que debía invertir en el sistema eléctrico nacional: culminar obras y hacerle mantenimiento al sistema. Las recomendaciones fueron ignoradas.

En 2010, ocho años más tarde, Chávez decretó una crisis eléctrica en el país.

Sin embargo, en 2007 el chavismo empezó a financiar compras de equipos, subsidios y obras de infraestructura para la generación eléctrica en países del Caribe y Bolivia a través de acuerdos de cooperación energética. Conoce a cuánto ascienden los montos financiados por el oficialismo, según una investigación de El Pitazo, realizada en alianza con el International Center for Journalists y la plataforma latinoamericana de periodismo Connectas.

A pesar de que en Venezuela también se invirtieron recursos mil millonarios, hoy el país vive entre apagones y racionamientos eléctricos: el sistema carece de mantenimiento y varias obras no fueron culminadas.

Si quieres saber en que se pudieron usar los recursos destinados al sector eléctrico del Caribe y Bolivia, lee el reportaje completo, donde se dan ejemplos de obras y mantenimientos que se efectuarían con esos recursos que demuestran que el chavismo es #luzparalacalle y oscuridad para la casa.

Conoce qué países recibieron financiamiento de Venezuela para prender sus luces, cuánto dinero recibieron y qué pasó con las inversiones en el sistema eléctrico venezolano en el reportaje Chavismo alumbró 12 países mientras apagó a Venezuela, que se publicará el próximo domingo 13 de octubre.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.