Asociación italiana que atiende a pacientes de trasplantes de médula ósea culpa a Pdvsa

meta_vamaq

Desde el año pasado, Pdvsa no ha renovado los acuerdos con los 12 hospitales públicos de Italia. La directora de la Asociación Italiana de Trasplante asegura que sin esa renovación el programa sanitario con los centros de salud no puede funcionar

.

La situación del convenio sanitario internacional para trasplante de médula ósea que firmó Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con Italia en 2016 y que, actualmente, está suspendido por una deuda de más de 10 millones de euros que debe la estatal al país europeo, aún tiene costuras sueltas que los funcionarios del gabinete de Nicolás Maduro no reconocen.

La compañía petrolera, además de no cumplir con los compromisos de pago acordados en el convenio, no renovó los acuerdos con los 11 hospitales públicos de Italia que apoyan a los pacientes con enfermedades hemato-oncológicas beneficiados por el programa de salud, así lo reconoció la directora general de la Asociación para el Trasplante de Médula de Italia (Atmo), Enrica Giavatto, en declaración exclusiva para El Pitazo.

“El convenio entre Pdvsa y Atmo y los acuerdos con los hospitales eran dos cosas diferentes. El comandante Héctor Herrera (director ejecutivo de Salud de Pdvsa) señaló que este convenio se renueva automáticamente, siempre que una de las partes manifieste su intención, 30 días antes de su terminación, pero lo que no se renueva automáticamente son los acuerdos con los hospitales. Entonces, si Pdvsa no renueva los acuerdos con los hospitales y los deja vencer, el convenio no tiene ningún tipo de sentido, porque se puede tener este convenio, pero sin los hospitales no sirve para nada”, resaltó Giavatto.


12 hospitales públicos de Italia realizan trasplantes de médula en el marco de convenio entre Pdvsa y Atmo | Cortesía de Atmo

Giavatto explica que a diferencia de convenio sanitario per se, que se renueva automáticamente por un año de acuerdo con la cláusula décima segunda, los acuerdos con los hospitales caducan cada dos años y, por ende, deben firmarse nuevos acuerdos.

Los contratos de los 11 hospitales, que atienden a pacientes desde 2016, vencieron entre el 1° de julio y 5 de octubre de 2018, y uno que se firmó en 2017 caducó el 4 de julio de 2019. Se esperaba la firma de nuevos acuerdos con otros cinco hospitales que están ubicados en las ciudades de Pisa, Firenze, Napoli, Pavia y Padova, y entre todos estos centros de salud se atenderían a un total de 65 pacientes.


Si Pdvsa no renueva los acuerdos con los hospitales y los deja vencer, el convenio no tiene ningún sentido, porque se puede tener este convenio, pero sin los hospitales no sirve para nada

Enrica Giavatto, Atmo

El Pitazo, desde el 18 de julio, ha realizado tres solicitudes de entrevista a Herrera Jiménez sin obtener respuesta. El 5 de agosto, el director ejecutivo de Salud de Pdvsa publicó siete tuits en los cuales usó la imagen del reportaje publicado por este medio con el título Pdvsa no firmó renovación de convenio de trasplante de médula ósea en 2018, con una etiqueta roja que dice Fake News.

meta_value

En ese reportaje de El Pitazo, publicado el 4 de agosto, se indica que el Comité “ad hoc” de Donaciones, Liberalidades y Ayudas Humanitarias de Pdvsa, encargada de coordinar el convenio, presentó el 17 de agosto de 2018 un punto de cuenta ante la dirección ejecutiva de Salud en el que se planteaba como asunto la renovación de convenio entre Venezuela e Italia relacionado con el programa de trasplante de médula ósea entre Pdvsa y Atmo.

Un funcionario de Pdvsa, consultado bajo reserva, y la directora general de la Atmo, concidieron en que el punto de cuenta CDLAH-GZIM-2018-125 sobre la renovación del convenio requería la firma del director ejecutivo de Salud, Ernesto Márquez, del director ejecutivo de enlace de Salud, Robert Pérez, y del presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo. El punto de cuenta instaba a la renovación de los acuerdos con 12 hospitales italianos y la firma con otros cinco y el reembolso de los recursos adeudados con el programa sanitario desde principios de 2018.

La deuda que crece cada día más

La fuente de la compañía dijo que, tras la presentación del punto de cuenta, hubo un inconveniente por el que no se firmó la renovación del programa: el retraso en el pago de la deuda que Pdvsa sostenía con Atmo y ocho centros de salud italianos. Saldar el compromiso con la asociación de trasplantes de médula ósea de Italia resultaba complicado porque, según el funcionario, la estatal manifestó no tener flujo de caja para aprobar recursos. El empleado de la estatal señaló que luego de la designación en septiembre de 2018 de Herrera en la Dirección Ejecutiva de Salud se detuvo la aprobación de este punto de cuenta.

Para el momento en el que se presentó el punto de cuenta para renovar el convenio, Pdvsa debía rembolsar a la Atmo 4.725.540,09 euros correspondiente a las rendiciones de los períodos junio a noviembre de 2016 y de enero a julio de 2018 y los pagos relacionados con el listado dos de los pacientes del 7 de marzo de 2018. También la compañía tenía que pagar 3.102.464,41 euros referidos a la deuda con ocho hospitales por concepto de facturación de 2018.

La firma de los acuerdos con los hospitales italianos era un hecho. El 11 de julio de 2018, semanas antes de la elaboración del punto de cuenta sobre la renovación del convenio y el programa de trasplante medular, el director ejecutivo de Salud, Ernesto Márquez, le envió un mensaje a Giavatto en el que le confirmaba que Pdvsa procedería a la firma de nuevos acuerdos. Por ello, para el 29 de agosto, la asociación italiana preparó el cronograma para enviar las cartas a los centros de salud y concretar la renovación, luego de que la Atmo manifestara su intención de seguir prestando su colaboración el programa sanitario.


Pdvsa procedería a renovar los acuerdos con los 12 hospitales | Captura de correo electrónico

Aunque la firma de la renovación del convenio entre Pdvsa y Atmo no se concretó, Giavatto le advirtió a Herrera sobre la necesidad de pagar la deuda y firmar los nuevos acuerdos con los hospitales de Italia en una videoconferencia que sostuvo con la Dirección Ejecutiva de Salud de Pdvsa en octubre de 2018. Pero este aviso la Atmo lo había hecho meses antes, incluso Giovatto indicó que en febrero del año pasado, la directora ejecutiva de enlace de Salud en ese momento, Yurbis Gómez, iba a proceder con la firma de los acuerdos, pero luego llegó la designación de Robert Pérez, quien estuvo en la dirección ejecutiva de Recursos Humanos de Pdvsa, y esa diligencia no se concretó.


A 10.196.263,57 de euros

ascendió la deuda con los hospitales de Italia y la Atmo, para el mes de abril de 2019.

Un cese no informado

La décima segunda cláusula de convenio entre Pdvsa y la Atmo de Italia, firmado en 2016, sostiene que el acuerdo se renueva de forma automática. Sin embargo, la disposición establece que una de las partes que desee rescindirlo debe notificarlo por escrito 30 días antes de su culminación.

En efecto, Pdvsa pretendía cesar el convenio desde el mes de abril del año pasado, por lo que el Comité ad hoc de Donaciones, Liberalidades y Ayudas Humanitarias de la estatal elaboró y presentó a la Dirección Ejecutiva de Salud, en ese momento dirigida por Ernesto Márquez, un punto de cuenta fechado el 17 de junio de 2018, que planteaba la finalización del acuerdo de cooperación sanitario internacional con la Atmo y, en cambio, se delegaría la atención de los pacientes que requerían de trasplante medular a la Fundación Simón Bolívar de Citgo Petroleum Corporation, filial de Pdvsa ubicada en Houston, Estados Unidos.

Sin embargo, Giavatto no fue informada sobre la intención de Pdvsa de cesar el programa ni tuvo conocimiento de las razones por las que la compañía decidió no aprobar los puntos de cuentas que tenían los comprobantes de pago con los montos referidos a la deuda del primer semestre de 2018.

“Ellos (Pdvsa) están acostumbrados a hacer todo a espaldas. Jamás notificaron la decisión de terminar el convenio. Luego supimos que Ernesto Márquez no firmó el punto de cuenta de cese del programa porque no quería asumir la responsabilidad de informar a las cancillerías y hospitales esa medida”, recordó Giavatto. Además señaló que el rezago en la firma de los acuerdos con los hospitales y la suspensión de las solicitudes para la realización de pruebas de compatibilidad en Italia, necesarias para la aprobación de los casos por el Ministerio de Salud, fueron dos situaciones que le hizo sospechar que la compañia quería cesar el convenio.

El funcionario de Pdvsa consultado por El Pitazo señaló que la Gerencia Corporativa de la Oficina de la Presidencia de Pdvsa, tras la llegada en 2017 de Manuel Quevedo como representante principal de la estatal, manifestó sus reservas de continuar con el convenio. Por ello, decidieron revisar el acuerdo y realizar una auditoría para comprobar que la Atmo empleaba de forma adecuada el aporte por gastos administrativos que les otorgaba la petrolera como parte de los acuerdos alcanzados en el convenio en 2016. La auditoría, hasta el momento, no se ha realizado, según confirmó la directora general de la Atmo.

El convenio sanitario internacional entre Pdvsa e Italia fue firmado en mayo de 2016 por el expresidente de la empresa estatal, Eulogio del Pino, y sostiene que la petrolera asume todos los gastos de los pacientes beneficiarios que requieran de un trasplante medular no emparentado que no se pueden realizar en el país.

En el marco del acuerdo, la asociación italiana se encarga de las gestiones socio-sanitarias de los pacientes. Con la suspensión de la cooperación por la deuda, los venezolanos con leucemia y linfomas no pueden viajar a Italia a realizarse una infusión de células madres; incluso, 19 familias que están en el país europeo con sus pacientes no han recibido más el dinero por gastos de manutención.

El gabinete de Nicolás Maduro, quien ocupa la presidencia de Venezuela bajo el desconocimiento de 50 países del mundo, sostiene que no ha cumplido con el pago de la deuda con el convenio internacional por las sanciones que Estados Unidos ha aprobado en contra de país y, especialmente, de Pdvsa, las cuales entraron en vigencia el 29 de enero de 2019.

El canciller Jorge Arreaza, así como el comandante Herrera, dice que Novo Banco, entidad financiera de Portugal a través de la cual la estatal hacía las transferencias al programa sanitario, rechazó las operaciones de pago ejecutadas por Pdvsa. Pero la compañía petrolera incumplió con los compromisos asumidos en el acuerdo desde enero de 2018, a pesar de que en la cláusula tercera del convenio establece que la cancelación de las facturas de gastos presentadas por la Atmo deben pagarse mensualmente.

DÉJANOS TU COMENTARIO