20.5 C
Caracas
jueves, 4 marzo, 2021

Wisconsin | FBI: farmacéutico que destruyó 500 vacunas cree que la Tierra es plana

Steven Brandenburg insistió en que la vacuna contra el COVID-19 "tiene microchip" y que la misma "apagaría el control de la natalidad de las personas y haría infértiles a otras". El hombre, de 46 años de edad, comparecerá ante el tribunal el 9 de febrero

-

El farmacéutico Steven Brandenburg fue arrestado el pasado 31 de diciembre luego de descongelar intencionalmente más de 500 dosis de la vacuna contra el COVID-19 de la clínica Aurora Medical Center en Grafton, Wisconsin, a sabiendas de que se estropearían.

De acuerdo con The Washington Post, el FBI dice que su creencia en afirmaciones desacreditadas fue más allá de la vacuna. El hombre, que acordó declararse culpable, también cree que la Tierra es plana y que el cielo no es real, según indican documentos judiciales.

El FBI hizo la revelación luego de revisar su teléfono, computadora y el disco duro del farmacéutico. «Brandenburg estaba muy involucrado en las teorías de la conspiración«, dijo su compañera Sarah Sticker, a las fuerzas del orden, según registros.

Según los fiscales, Steven Brandenburg sacó 57 viales, cada uno con suficiente para 10 vacunas, de la vacuna Moderna de los refrigeradores del hospital las noches del 24 y 25 de diciembre. Sticker dijo a los investigadores que el hombre trató de hacerla sentir culpable después de enterarse de que ella lo entregó.

LEE TAMBIÉN

Farmacéutico es arrestado por descongelar 500 dosis de vacunas de COVID-19 en Wisconsin

Sticker también dijo que Brandenburg le envió mensajes de texto promoviendo creencias falsas que él apoyaba, incluyendo que el cielo no era realmente el cielo sino un «escudo levantado por el gobierno para evitar que las personas vieran a Dios».

El 26 de diciembre, 57 pacientes recibieron la vacuna Moderna contra el coronavirus que Brandenburg, de 46 años de edad, había dejado fuera del refrigerador, detalla The Washington Post en su página.

- Advertisement -

Brandenburg insistió en que la vacuna contra el COVID-19 «tiene microchip» y que la misma «apagaría el control de la natalidad de las personas y haría infértiles a otras».

Se espera que el farmacéutico comparezca ante el tribunal el 9 de febrero. El farmacéutico se enfrenta a posibles cargos que acarrean penas de cárcel, como los de poner en peligro la seguridad ajena en primer grado, adulterar un medicamento con receta y causar daños criminales a una propiedad.

Con información de The Washington Post.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado