Volcán de Fuego en Guatemala aumenta fase eruptiva

Las autoridades detectaron un flujo de lava de unos 700 metros en una cuenca natural, aunque se ignora si ha lanzado ceniza sobre comunidades aledañas

58
Foto: Referencial

Guatemala.- El volcán de Fuego, a unos 35 km al suroeste de la capital de Guatemala, aumentó su fase eruptiva con retumbos y un flujo de lava, según informó el estatal Instituto de Vulcanología (Insivumeh).

«En las últimas horas el volcán de Fuego ha incrementado su actividad efusiva, lo cual se traduce en un aumento de la actividad sísmica, incandescencia y desgasificación», indicó el Insivumeh en un comunicado.

«No se descarta que dicho flujo de lava pueda también distribuirse por otras barrancas (cuencas) que han sido afectadas a diario por avalanchas de producto volcánico durante los últimos meses», puntualizó el Insivumeh.

LEE TAMBIÉN

más de 24.500 evacuados en filipinas por el volcán taal

El volcán de Fuego, de 3.763 metros de altura, registró el 3 de junio de 2018 una potente erupción que provocó una avalancha de gases, ceniza y rocas ardientes que arrasó una comunidad y dejó 202 muertos y 229 desaparecidos.

En Guatemala además del volcán de Fuego están activos el Pacaya, cercano a la capital, y El Santiaguito, unos 100 km al oeste de Ciudad de Guatemala.

Vulnerables a los riesgos

Guatemala está ubicada en una región propensa a las catástrofes naturales y a lo largo de su historia han sufrido erupciones volcánicas, terremotos, maremotos, huracanes y sequías severas.

La directora del Banco Mundial para Centroamérica, Seynabou Sakho, destacó que la urbanización no planificada, los procesos de inequidad y la degradación ambiental en el istmo elevan la vulnerabilidad frente a los desastres naturales, un desafío que se debe trabajar de forma integral.

En una entrevista con la agencia efe, Sakho indicó que la región debe comprender mejor el manejo de los riesgos y la importancia de la resiliencia ante los desastres que pueden llegar a frenar el desarrollo de los países.

«Sabemos que Centroamérica es la segunda región más vulnerable del mundo a riesgos climatológicos, pero con el aumento de los desastres, ya no son solo riesgos climáticos, sino riesgos de desarrollo, entonces hay una necesidad de realizar estándares de construcción y actuar a todos lo niveles», afirmó Sakho.

En la región confluyen cuatro placas tectónicas que a menudo la exponen a fenómenos como terremotos, erupciones volcánicas, deslizamientos de tierra, huracanes tropicales, inundaciones, sequías y olas de calor.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 3 / 5. Votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO