Los Trump buscaron huevos de Pascua junto a 30.000 invitados

39

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, recibieron este lunes 22 de abril a más de 30.000 invitados que acudieron a la Casa Blanca para buscar huevos de Pascua escondidos entre sus jardines, una tradición que cumple 141 años, reseñó EFE.

En la celebración anual, conocida como Easter Egg Roll, miles de niños y niñas participan durante todo el día en un juego que consiste en encontrar huevos de colores repartidos por los arbustos del gran jardín. Quien descubra uno deberá empujarlo hasta una línea de meta con la ayuda de una cuchara de madera y podrá quedarse con él.

Trump en Pascua
El presidente Donald Trump dio un breve discurso antes de iniciar la búsqueda de los huevos de Pascua en la Casa Blanca. Foto: EFE

«Hemos celebrado esto desde hace 141 años, no recuerdo la primera vez pero durante estos tres años hemos pasado muy buenos momentos», dijo Trump, acompañado en el Balcón Truman por la primera dama y un sonriente conejo de pascua, al dar la bienvenida a las miles de familias que desde las siete de la mañana hicieron fila para poder jugar en el jardín de la Casa Blanca, señala la nota.


LEE TAMBIÉN: 

MIKE POMPEO ACUSA A IRÁN DE PROTEGER A NICOLÁS MADURO

Tras un breve discurso en el que Trump defendió su liderazgo y agradeció públicamente a su esposa Melania por la organización del evento, el matrimonio bajó del balcón para reunirse con los invitados, charlar y hacerse fotos.

Varias bandas musicales del Ejército amenizaron la espera y la fiesta, que durante el mandato del expresidente Barack Obama contó con la presencia de artistas de música popular como Justin Bieber, Janelle Monae y Ariana Grande.

Tradición

Desde 1878 se celebra esta festividad, muy arraigada en Washington e iniciada por el presidente Rutherford B. Hayes (1877-1881), cuando un grupo de niños se acercó un lunes de Pascua a la puerta de la Casa Blanca para preguntar si podían jugar allí.

Trump en Pascua
El mandatario estadounidense participó activamente en las actividades organizadas por su esposa, Melania Trump. Foto: EFE

El presidente Hayes les dijo a sus guardias que dejaran entrar a los niños, ya que el Congreso había prohibido jugar a las familias en los alrededores del Capitolio por temor a que dañaran el paisaje.

Así se inició a una tradición que todos los presidentes de la historia han respetado.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.