Tenerife | Madre de niñas asesinadas: ojalá hubiera estado con ellas y morir juntas

Beatriz Zimmermann dijo que sus hijas ahora son dos ángeles, que vinieron al mundo a dar una lección, y que luchará en contra de las injusticias y por el bienestar de los niños

3324
El cuerpo de una de las niñas fue hallado el pasado viernes 11 de junio | Foto: cortesía

Caracas.- Beatriz Zimmermann, madre de las niñas Anna y Olivia, asesinadas por su padre en Tenerife, España, escribió una carta abierta en la que agradece a todas las personas que las acompañaron con oraciones y desde el corazón tanto a ella como a sus hijas desde el día de su desaparición.

El texto fue publicado un día después de conocerse los detalles del homicidio cometido por el padre de las niñas, Tomás Gimeno, y fue difundido por el diario El País. “Los niños son nuestra responsabilidad y como madre me duele en el alma no haber podido salvarles la vida. Ojalá hubiera estado en ese momento junto a ellas de la mano y morir juntas”, dice parte del texto de Zimmermann.

La madre de las niñas dice que Gimeno quería que ella sufriera para siempre y esa fue la razón de dejarla con vida. “Y por supuesto, él no quedar como el mayor asesino de la historia. Aquí la justicia salió a la luz”, agregó y señala que fue «un milagro” que se encontrara el cuerpo de Olivia para que se conociera la verdad.

LEE TAMBIÉN

Tenerife | Buque que busca a la niña Anna está parado por avería

“Cuando me dieron la noticia se me vino el mundo encima y por muy duro que sea por lo menos ahora puedo llorar su pérdida y sentirlas a mi lado a cada momento; sentirlas cuando me despierto, cuando desayuno, todo el día, hasta que me acuesto…”, continúa.

Zimmermann resaltó que sus hijas ahora son dos ángeles, que vinieron al mundo a dar una lección, y que luchará en contra de las injusticias y por el bienestar de los niños. “Deseo que la muerte de Anna y Olivia no haya sido en vano (…) Deseo que la muerte de las niñas sirva para crear mayor consciencia sobre el amor que entregamos a nuestros hijos, en valorarlo y cuando estamos con ellos no tener la cabeza en otros asuntos sino en ellos. Nos necesitan y nos adoran”, apuntó.

“Olivia y Anna, ahora son los angelitos de los niños, piden que les den todo el amor a sus hijos, dedicación, respeto, y que les inculquen valores para un mundo mejor. Ellas habrán muerto en cuerpo, pero sus almas están con todos nosotros para siempre, ayudando a tener más conciencia, amor y respeto por nosotros. La gran mayoría de las personas son seres increíbles, lo han demostrado en este acto tan cruel con la compasión y el dolor”, concluye el texto.

Lee la carta completa en el enlace.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.