Tenerife | Buque que busca a la niña Anna está parado por avería

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron a EFE que el buque oceanográfico, dotado de un sónar y un robot submarino, sigue parado en el muelle de Santa Cruz de Tenerife tras detectar una avería después de trece días continuos de rastreo

194
El buque oceanográfico Ángeles Alvariño en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife | Foto: EFE/Ramón de la Rocha

El buque Ángeles Álvariño, del Instituto Español de Oceanografía, encargado de buscar a las niñas Gimeno Zimmermman que desaparecieron junto a su padre desde el pasado 27 de abril, continúa en el puerto de Santa Cruz de Tenerife después de que el 12 de junio, sufriese una avería en su equipamiento. Por esta razón, se esperará hasta el lunes para intentar zarpar nuevamente con el fin de intentar encontrar a la niña de 18 meses, Anna.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron a EFE que el buque oceanográfico, que por primera vez se utiliza en España para buscar personas desaparecidas, sigue parado en el muelle de la capital tinerfeña, adonde llegó ayer tras detectar una avería después de trece días continuos de rastreo. Por lo que continuarán estos trabajos el lunes 14 de junio.

LEE TAMBIÉN

Tenerife | Jueza considera que padre de niñas asesinadas cometió el crimen de forma premeditada

Con este mismo buque, dotado de un sónar y un robot submarino, fue que el pasado 10 de junio hallaron el cadáver de la otra niña desaparecida, la pequeña Olivia de 6 años. El hallazgo del cuerpo de Olivia a mil metros de profundidad, dentro de una bolsa atada a un ancla, causó consternación en la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, que desde hace 45 días busca «de forma incansable» a las dos menores y a su padre.

El gobierno de Canarias ha recibido este crimen como «una muestra de la violencia más cruel y retorcida, la violencia vicaria, la que ejerce un hombre sobre una mujer arrebatándole lo que más quiere: a sus hijas e hijos. Una violencia instrumental en la que se utiliza a menores para causar en la mujer un daño mayor que si la agrediera a ella directamente».

Según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, Olivia se suma a una larga lista de menores asesinados por sus padres o por las parejas de sus madres en el marco de la violencia machista. Desde 2013, cuando comenzó a clasificarse estos casos como un tipo de violencia de género, se han registrado 39 niños asesinados por sus padres o parejas de sus padres.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.