Spiderman italiano visitó al papa Francisco en el Vaticano

El hombre detrás de la máscara es Mattia Villardita, un joven italiano de 28 años fundador de una asociación de voluntarios que se disfrazan de personajes de cómic para visitar a niños ingresados en hospitales

161
Mattia Villardita, un joven italiano de 28 años fundador de Supereroincorsia. Foto EWTN.

El papa Francisco saludó esta mañana a un hombre disfrazado del superhéroe Spiderman en la audiencia general con los fieles, que tiene lugar todos los miércoles en el patio de San Dámaso del Vaticano.

Spiderman entregó al pontífice su máscara de superhéroe y reveló su identidad: Mattia Villardita, un joven italiano de 28 años fundador de Supereroincorsia (superhéroes en la sala, en español), una asociación de voluntarios que se disfrazan de famosos personajes de cómic para visitar a niños ingresados en hospitales, según el portal de noticias Vatican News.

Villardita tenía programado acudir en la tarde, por iniciativa de la Inspección de Seguridad Pública del Vaticano, a la planta de pediatría del Policlínico Agostino Gemelli de Roma con la banda musical de la Policía de Estado italiana, para «arrancar una sonrisa a los pequeños que están en el hospital».

 El papa Francisco saluda a un hombre disfrazado de Spiderman durante su audiencia general celebrada este miércoles en el patio de San Dámaso en el Vaticano. | Foto: Efe/Giuseppe Lami.

La primera vez que el joven se enfundó el traje del hombre araña fue hace cuatro años, movido por su propia experiencia, pues padece una enfermedad congénita desde niño y, asegura, le habría «encantado (…) ver a Spiderman entrar por la ventana» las veces que él estuvo ingresado de pequeño.

LEE TAMBIÉN

Delta Plus: la nueva variante del coronavirus que preocupa a la India

En este tiempo, además de haber conocido al papa Francisco, Villardita ha sido reconocido con la Orden al Mérito de la República Italiana, que le entregó el año pasado el presidente, Sergio Mattarella, por el «altruismo y las iniciativas imaginativas con las que contribuye a paliar el sufrimiento de los pacientes más jóvenes del hospital».

Las audiencias generales del papa, interrumpidas por la pandemia desde el pasado octubre, volvieron el 12 de mayo al patio de San Dámaso, en el interior del palacio apostólico, y no a la plaza de San Pedro, para reducir el número de participantes y el riesgo de contagio. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.