20.4 C
Caracas
lunes, 3 octubre, 2022

Soluciones económicas en América debate grupo de trabajo promovido por la OEA

De acuerdo con Cepal, en 2020 se registrará la mayor contracción económica de la historia y el número de personas en pobreza extrema subirá de 67 millones a 83 millones. Estos serán apenas unos de los principales efectos del COVID-19

-

Caracas. Proteger a los más vulnerables de la pandemia y sus efectos, refinanciar deudas y fortalecer la integración de la región frente a la reapertura de la economía. Estas fueron las conclusiones de la segunda reunión del Grupo de Trabajo Continuo de Cumbres (Gtcc), promovido por la Organización de Estados Americanos (OEA), que se registró este miércoles, 29 de abril.

Al menos 12 organizaciones internacionales participaron en este encuentro transmitido por el canal de la OEA a través de Youtube y Facebook, con el objetivo de discutir soluciones frente al COVID-19. Entre ellos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De acuerdo con sus exposiciones, el panorama para América no es alentador. La etapa del post coronavirus, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 12 de marzo, implicará más desempleo, pobreza y recesión económica para el continente. Según una estimación de la Cepal, al finalizar 2020 habrá una contracción del Producto Interno Bruto regional del -5.3%, lo cual significa el peor estancamiento de la economía desde la crisis de 1929, con la caída de la bolsa de Nueva York.

LEE TAMBIÉN

BACHELET ALERTA VULNERABILIDAD DE LOS MIGRANTES EN LATINOAMÉRICA

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, precisó que, de acuerdo con una investigación de la organización publicada el pasado 21 de abril, se espera un desplome de 15% del comercio y que haya 12 millones más de desempleados. Esto también significa que habrá 83 millones de personas en pobreza extrema, 16 millones más de las que se reportaba para 2019.

Para aliviar la situación, Bárcena propone que los organismos multilaterales ofrezcan préstamos a tasas de interés favorables y que alivien las deudas de aquellos países que tienen muchos compromisos por cumplir, bien sea aplazándola o perdonándola.  

Mientras que los Estados deben procurar proteger a los más vulnerables mediante la transferencia de dinero, así como fortalecer la integración económica en la región. “Nos preocupa que en nuestro continente esté un modelo de concentración de riquezas y de poco acceso a la protección social”, dijo Bárcena.

La fragmentación de las sociedades americanas y sus dificultades económicas hacen inviable la prolongación de una cuarentena, a juicio de Bárcena. Por ello, debe trabajarse en protocolos que permitan reabrir pronto escuelas, negocios, fronteras. Al respecto, el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Humberto López, señala que hay una crisis dual: económica y sanitaria, que debe resolverse en conjunto. Advierte que si no hay medidas de protección ni se garantiza el distanciamiento social, la economía seguirá decayendo.

Desde ya, organismos multilaterales están trabajando para apoyar financieramente a los Estados. López informó que han apoyado a países como Bolivia para adquirir implementos de seguridad frente a la pandemia.

Por su parte, Víctor Rico, secretario general de CAF, agregó que ocho países accionistas han solicitado una línea de crédito por $50 millones, 14 naciones han pedido cooperación técnica no reembolsable para la compra de equipos e insumos médicos y 11 países han demandado un crédito de rápido desembolso por un monto de $2.500 millones.

LEE TAMBIÉN

OIT: 436 MILLONES DE EMPRESAS EN RIESGO DE CIERRE POR PANDEMIA GLOBAL

Rico precisó que la organización ha puesto a disposición de los países su personal técnico para diseñar políticas que permitan recuperar la economía.

López aclara que cuando el mundo comience a recuperarse el dinero será muy importante, sobre todo en Latinoamérica que no contaba con “colchones fiscales” cuando comenzó la propagación del COVID-19. A juicio del directivo del Banco Mundial, luego de esta crisis el sector público quedará con muy poca capacidad de maniobra porque habrá gastado sus recursos para atender la emergencia. En ese sentido, el sector privado tomará el liderazgo, y es fundamental que los países permitan su operación.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a