28.7 C
Caracas
jueves, 19 mayo, 2022

Sebastián Piñera presenta balance tras mes de protestas en Chile

El mandatario chileno condenó los abusos cometidos por las fuerzas policiales, aceptó que se violaron los derechos humanos a pesar del compromiso de su gobierno. Sebastián Piñera aprovechó para referirse a la nueva carta magna que espera traiga legitimidad y tranquilidad a su nación

-

Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera presentó el 17 de noviembre un balance sobre lo ocurrido en el mes de protestas en Chile. La comparecencia tuvo lugar en el Palacio de la Moneda, sede del Ejecutivo Nacional donde Piñera aseguró que su gobierno está comprometido con los derechos humanos, la verdad y la justicia y confirmó que se están investigando estos casos.

El presidente chileno puntualizó que «no habrá impunidad» ni con los que ejercieron «inusitada violencia» durante las manifestaciones en Chile, ni para los agentes del Estado que cometieron «atropellos o abusos».

LEE TAMBIÉN

Sebastián Piñera abre camino para una nueva Constitución en Chile

«Lamentablemente, y a pesar del firme compromiso y de todas las precauciones que tomamos (…) para proteger los derechos humanos de todos, en algunos casos no se respetaron los protocolos, hubo uso excesivo de la fuerza, se cometieron abusos o delitos y no se respetaron los derechos de todos«, afirmó el mandatario.

“Están siendo investigados por sumarios administrativos de nuestras Fuerzas Armadas o de orden, o por la Fiscalía. (Que) sigan siendo investigados para que, en función del mérito de la causa, puedan ser conocidos y juzgados por nuestros tribunales de justicia», advirtió.

LEE TAMBIÉN

Gobierno y oposición de Chile acuerdan plebiscito para una nueva Constitución

Piñera expresó su «solidaridad y condolencias» con las personas que fueron «víctimas de esa violencia, con los que sufrieron lesiones y muy especialmente» con los familiares de los fallecidos.

Hasta el momento, de los 23 muertos que deja casi un mes de protestas, seis son ciudadanos extranjeros, y entre el total de decesos cinco ocurrieron presuntamente por la intervención de Fuerzas del Estado, ya sean las policías o las Fuerzas Armadas, cuando rigieron los estados de emergencia en las primeras semanas.

Además, según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile, los heridos suman a estas alturas 2.381, de los cuales 1.360 fueron por disparos (de balas, perdigones, balines o armas de fuego no identificadas) y el resto por golpes, gases y otras formas de lesión.

Los casos más preocupantes para el INDH son los manifestantes con heridas oculares fruto de disparos al rostro por parte de Carabineros con armas de munición no letal, que sin embargo, dejan un total de 217 lesionados de esta índole.

Además de la situación de las protestas, Piñera también se refirió al acuerdo por una nueva Constitución logrado en el Parlamento en la madrugada del viernes y que marca el camino hacia una nueva Carta Magna, con la realización de dos plebiscitos ciudadanos al comienzo y al final del proceso.

«Si la ciudadanía así lo decide, avanzaremos hacia una nueva Constitución, la primera elaborada en plena democracia y aceptada y respetada por todos», explicó Piñera, ya que la actual Carta Magna es heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El mandatario señaló que espera que la nueva Constitución, en caso de que la población vote en favor de redactarla, entregue «legitimidad y estabilidad» a un nuevo y necesario pacto social, ya que según consideró, el actual «se resquebrajó» con el estallido social.

La crisis chilena, que cumple un mes este lunes, comenzó por una subida del precio del billete de metro y con los días se convirtió en un clamor popular contra el desigual modelo económico del país, la represión y el Gobierno, que decretó el estado de emergencia y el toque de queda durante los primeros días.

Las protestas, las más graves desde el retorno de la democracia en 1990, han dejado episodios de gran violencia, con saqueos, incendios, destrucción de mobiliario público y fuertes enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales, muy cuestionadas por la represión y denunciados por presuntas violaciones a los derechos humanos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a