Sánchez celebra la victoria del PSOE y se abre a pactos con todas las fuerzas

58

Madrid.-El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, proclamó este 28 de abril la victoria de su partido tras las elecciones y se mostró dispuesto a pactar con todas las fuerzas políticas, mientras sus seguidores le reclamaban acercarse a la izquierda.

Y es que pese a ganar las elecciones, el Psoe no la tiene del todo fácil y para poder formar gobierno necesita pactar con otras fuerzas, sobre todo con Ciudadanos que se alzó como la tercera fuerza política, partido que además no se abre a la posibilidad de hacer alianzas con la organización que lidera Sánchez.

Si se concretara un pacto con Ciudadanos (algo que por ahora no se vislumbra) al sumar los 123 escaños del Psoe más los 57 de Ciudadanos arrojaría un total de 180, esto serían tres escaños por encima de los 176 que constituyen la mayoría obsoluta del Congreso.

El PSOE obtuvo el 28,29 por ciento de los votos, que se traducen en 123 de los 350 escaños que conforman el Parlamento, lo que le obliga a pactar con otras formaciones para poder gobernar.

En el Senado, los socialistas, sin embargo, obtuvieron la mayoría absoluta. En una alocución desde la sede del PSOE, en la mítica calle Ferraz de Madrid, Sánchez celebró la victoria ante un millar de militantes, a quienes destacó que este triunfo significa que «ha ganado el futuro y ha perdido el pasado». Así, tendió su mano «a todos los grupos para gobernar dentro de la Constitución».

Sánchez aseguró que en estos comicios «ha ganado el futuro y ha perdido el pasado» | Foto: EFE

Ante estas palabras, sus seguidores corearon de forma repetida: «Con Rivera no» y «no es no«, en alusión a Albert Rivera, líder del partido liberal Ciudadanos, que se ha ubicado como tercera fuerza política con 57 legisladores en el Parlamento y quien ha sido el socio del conservador Partido Popular.

En definitiva, el PP y Ciudadanos ha sido la clara oposición a los socialistas durante el gobierno de Sánchez.

«Creo que ha quedado bastante claro», respondió Sánchez a los militantes socialistas que invadían la calle Ferraz, flanqueado por por su equipo de confianza, en el que se encontraba su vicepresidenta Carmen Calvo, quien lucía una camiseta llamativa con el lema «Yes, I am a feminist», en una clara alusión a la defensa de la lucha feminista en España.

Ante su respuesta, sus seguidores gritaron de nuevo al unísono: «no pasarán», en este caso en alusión a los tres partidos en los que se ha partido la derecha en España: el Partido Popular, Ciudadanos y el ultra derecha Vox, este último entró por primera vez al Congreso.

«Los españoles quieren claramente que el Partido Socialista Obrero Español gobierne y lidere el país durante los próximos cuatro años», anunció a continuación un eufórico Sánchez.

Y agregó: «se trataba de ganar las elecciones y de gobernar, hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España», y se hará – anunció – «en defensa de la democracia», también «de los derechos y libertades que hemos logrado en los últimos 40 años». Para concluir, el ahora presidente del Gobierno español en funciones rechazó de manera firme «el autoritarismo y la involución». EFE

EFE

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.